Kyle Schwarber
AP Photo/Ross D. FranklinSchwarber se perderá el resto de la temporada 2016 al sufrir el desgarro de los ligamentos de la rodilla izquierda.
Cada lesión importante provoca la caída de una serie de fichas de dominó que caen en diferentes direcciones, y ahora con la salida de Kyle Schwarber por el resto del año, las carreras de otros jugadores de béisbol serán alteradas.

He aquí los jugadores más afectados directamente por la terrible lesión de rodilla de Schwarber, quien terminó 10º entre todos los jugadores de Grandes Ligas la temporada pasada en OPS ante lanzadores derechos (.953):

1. Jorge Soler

Debido a sus problemas en el 2015, cuando bateó .262 con 121 ponches en 404 apariciones en el plato con defensiva por debajo del promedio en los jardines, su valor percibido en el mercado de cambios se desplomó ante los ojos de algunos evaluadores rivales. Si los Cachorros lo hubiesen cambiado en la temporada baja, probablemente lo habrían tenido que hacer por menos del valor percibido para él en sus libros. Pero eso significó además que al entrar a los entrenamientos primaverales, se quedara estancado en un lugar raro en su carrera; Soler, de 24 años, ya no tenía nada que probar en Triple-A, la que dominó a su antojo, y al mismo tiempo no tenía un rol titular en el equipo grande de los Cachorros.

Sin embargo, con la salida de Schwarber, Soler tiene de nuevo la oportunidad de convertirse en regular, y mientras mejor juegue, más tiempo de juego tendrá. Por supuesto, los Cachorros quisieran que él aprovechara al máximo esta oportunidad, a la vez que ayude al equipo de Grandes Ligas y restaure su valor de cambio, en caso de que el equipo tenga que tomar algunas decisiones en el futuro.

Los Cachorros tienen varias alternativas, desde Javier Báez a Matt Szczur a Tommy La Stella a una buena cepa de jardineros en liga menor, como Albert Almora. Soler tendrá la primera oportunidad real de quedarse con el puesto, pero el reloj ya está corriendo en su contra.

2. Wilson Contreras

Los Cachorros tenían la firme intención de utilizar a Schwarber como receptor en esta temporada, junto con Miguel Montero y David Ross, pero ahora ya no tienen esa capa de profundidad, y Contreras, el mejor receptor prospecto de los Cachorros, da un paso más cerca de las Grandes Ligas. El bateador derecho abre la temporada con el Triple-A Iowa luego de batear .333 con porcentaje de embasamiento de .413 en Doble-A el año pasado, y luego tener buenos números en la Liga de Otoño de Arizona.

3. Javier Báez

Báez está trabajando en su recuperación de una lastimadura en el pulgar, sufrida el 20 de marzo, y el otro día fue golpeado por un lanzamiento. Sea cuando sea que regrese, Báez estará entre las opciones de juego debido a su habilidad de jugar varias posiciones, pero probablemente se unirá nuevamente al equipo grande bajo las mismas condiciones que Soler: Mientras más Báez batee y muestre progreso en el plato, más probable que reciba los turnos de bateo que dejó Schwarber. Báez tiene mucha velocidad en su bate, poder y velocidad de piernas, pero también falla muchos swings. En los primeros 80 partidos de su carrera, Báez tuvo 309 apariciones en el plato, 12 dobles y 10 jonrones - y 119 ponches.

4, 5, 6 y 7. Adam Wainwright, Michael Wacha, Mike Leake y Carlos Martínez

Estos cuatro abridores derechos de los Cardenales de San Luis ya no tendrán que medirse a Schwarber en un total de 50 o 60 apariciones en el plato esta temporada.

8. Gerrit Cole

El as de los Piratas tampoco tendrá que lidiar con Schwarber mientras intenta navegar a través de la ridículamente difícil y profunda alineación de Chicago.

9. Miguel Montero

Montero, de 32 años, es el receptor titular de los Cachorros, pero ahora con la salida de Schwarber por el resto del año, es posible que reciba más turnos al bate, luego de participar en 113 juegos la temporada pasada.

Y mirando al futuro, con el avance de Contreras subiendo en el sistema de fincas de los Cachorros, Schwarber continuando su desarrollo como receptor, y Ross pautado para retirarse al final de la temporada, la organización estaría posicionada para salir de Montero si así lo quisieran. Ahora que el futuro de Schwarber como receptor es incierto, los Cachorros podrían tener más razones para quedarse con Montero para la temporada 2017, el último año de su actual contrato, por $14 millones.

10. Kris Bryant

A medida que el manager de los Cachorros Joe Maddon considera su alineación diaria, una de las opciones que va a tener es colocar a Bryant en el jardín izquierdo, con Tommy La Stella en la antesala o quizás más tarde en la temporada sea Jeimer Candelario, quien tuvo una tremenda demostración en los entrenamientos primaverales con los Cachorros. Candelario, de 22 años y bateador ambidiestro, comenzó la temporada en Doble A, donde terminó la pasada temporada antes de tener OPS de .981 en la Liga de Otoño de Arizona.

11. Dexter Fowler

Cuando los Cachorros firmaron de vuelta a Fowler en los entrenamientos primaverales, parte de su pensamiento era que podrían recuperar algo de buen valor si le extendían una oferta calificada en el siguiente otoño y se colocaban en posición de recibir un turno de compensación en el sorteo (de nuevo).

Pero ahora, con el regreso de Schwarber de una lesión seria y con la incertidumbre normal de un proceso de rehabilitación, los Cachorros podrían tener más razones para considerar quedarse con Fowler por la temporada 2017, dependiendo del tipo de temporada que tenga con ellos.

12. Kyle Schwarber como receptor

Mientras pasa por su rehabilitación, la pregunta que estará en la mente de todos es si el futuro de Schwarber como receptor quedará afectado por esta lesión. Su valor principal para los Cachorros es su poderoso swing, pero Schwarber había trabajado mucho en sus habilidades como receptor, para darle por lo menos una segunda o tercera opción detrás del plato a Maddon en algún momento.

En el pasado, una lesión como esta habría acabado la posibilidad de que Schwarber fungiera como receptor, pero con los avances de la medicina moderna, ese ya no es el caso. Con toda probabilidad los Cachorros estarán al tanto de su rehabilitación a lo largo de este año antes de decidir cuál debe ser la posición en la que Schwarber se deba enfocar más.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En medio de un partido de exhibición en Arizona, los Vigilantes de Texas intentaron una jugada para sorprender a Yasiel Puig en la segunda base, con éxito. Puig trotó de vuelta al dugout, cabizbajo, y no se fue hasta el final de la banca para arrinconarse emocionalmente y alejarse de sus compañeros de equipo.

Lo que Puig sí hizo fue ir directamente hacia Dave Roberts, puso su mano en el hombro del nuevo manager de los Dodgers de Los Angeles y le dijo, en pocas palabras: Esto fue culpa mía, y no volverá a ocurrir.

Yaisel Puig
Jim McIsaac/Getty ImagesYasiel Puig tuvo problemas en sus primeras temporadas con algunos de los fundamentos del béisbol.
Dado todo lo que ha ocurrido en la carrera de Puig, con sus errores en el corrido de bases y en el fildeo y en el camerino, mezclados con su poder y su velocidad, nadie va a medir a Puig con un estándar imposible como el que él mismo se impuso en ese momento con Roberts. Pero esto fue una señal para aquellos alrededor suyo, entre otros, que Puig está claramente intentando evolucionar como jugador y como compañero. Ya ha establecido que quiere cambiar, y el tiempo dirá si todo esto es temporero y Puig va a volver a hacer las mismas cosas que molestaron a otros en el camerino, incluyendo a su ex manager Don Mattingly.

Puig lo está intentando, hablando con otros jugadores a su alrededor y pidiéndoles consejos para hacer mejor las cosas. Le tocó el corazón su primera reunión con Roberts, quien inicialmente le dijo esto: "Háblame de tu familia".

El segundo tema que Roberts trajo a la mesa con él, luego de la familia, fue el de la rendición de cuentas, y Roberts habló sobre como el manager tenía que rendirle cuentas a sus jugadores, y cómo los jugadores tenían que rendirle cuentas a sus compañeros. No pasó mucho tiempo después cuando un tiro pasó de la primera base en un partido de exhibición y Roberts vio a Puig fajándose para estar donde se supone que estuviese, fungiendo de respaldo en la jugada, interceptando al corredor para evitar que corriera más lejos en las bases.

Sus compañeros le han visto sumergirse en su preparación con el nuevo coach de bateo Turner Ward y enfocarse en sus turnos al bate temprano en la temporada en una forma que no se vio en el 2014 o 2015. Los lanzadores contrarios se aprovecharon de Puig en las pasadas dos temporadas al repetir el mismo patrón: Irse al frente en el conteo, y entonces hacer que buscara los lanzamientos fuera de la zona, lo que solía hacer una y otra vez. Para sus compañeros, era como ver a un hermano ignorando sus tareas de sacar la basura todos los días. Puig tuvo 94 apariciones en el plato en el 2015 en las que cayó en conteo de 1-2 (una bola, dos strikes), y posteriormente bateó .187 con tres boletos y tres extrabases, ponchandose en casi el 40 por ciento de sus turnos.

En el partido de apertura del lunes, Puig cayó en conteo de 1-2 en dos apariciones en el plato - y logró una base por bolas y atizó un triple. El martes, ocurrió lo mismo: un boleto y un triple luego de caer en conteo de 1-2. En los primeros dos juegos de la temporada 2016, Puig casi ha igualado su producción completa de boletos y extrabases en ese conteo en la totalidad de la temporada pasada.

Sus compañeros lo ven trabajando duro; ellos ven el esfuerzo; ellos ven el cambio. Habrá más pruebas en el futuro, para él y para ellos. Él tiene que asimilar el éxito inicial. Él tiene que saber manejar el fracaso. Él tiene que seguir llegando a tiempo al estadio, y seguir trabajando duro.

Pero es un comienzo, un buen comienzo. Yasiel Puig tuvo una gran primavera, según dijo su manager.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yoenis Cespedes and Terry Collins
Ron Vesely/MLB Photos/Getty Images
Comenzamos con el calendario de principio de temporada de la Liga Americana, hoy desvelamos la segunda parte de nuestro ranking: el programa en la Liga Nacional. Estos se clasifican del más difícil hasta el más sencillo, y reflejan cuan notablemente polarizada estará la Liga Nacional, con una gran cantidad de equipos que se espera que sean muy buenos y una gran cantidad de equipos que se espera que realmente den pelea.

1. Bravos de Atlanta

Juegos en casa: 19 de sus primeros 41 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 28 de 41 partidos.

Notable: Atlanta está reconstruyendo y todo el mundo lo sabe, pero los primeros clavos podrían ser colocados en su temporada 2016 en las primeras seis semanas debido a la cantidad de grandes equipos con los que juegan. Sus primeros nueve juegos son contra los Nacionales y Cardenales, y para mediados de mayo, también van a tener tres series contra los últimos protagonistas de la Serie Mundial, Mets y Reales, y que también se enfrentan a los Dodgers, Cachorros, Piratas y Diamondbacks. Si ellos están enterrados temprano, que en realidad no va a ser malo para la oficina principal, que rápidamente puede enfocarse en comercializar a sus veteranos -el torpedero Erick Aybar, el jardinero Ender Inciarte y tal vez otros- por más prospectos. El año pasado ellos sobrecumplieron temprano, y eso probablemente complicó un poco su toma de decisiones.

2. Padres de San Diego

Juegos en casa: 25 de sus primeros 44 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 28 de sus primeros 44.

Notable: Ellos no se han mostrado tanto como algunos otros equipos, aunque los Padres han reconocido oficialmente que están reconstruyendo; dada la estructura de su calendario, probablemente se enterarán de lo que son en el campo de cualquier manera. Dieciocho de los primeros 44 juegos de San Diego son en contra de los Dodgers o Giants. 18 de 44.

3. Rojos de Cincinnati

Juegos en casa: 23 de sus primeros 42 partidos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 29 de sus primeros 42.

Notable: Los Rojos ven a Piratas, rival divisional, mucho a principios de esta temporada -nueve de sus primeros 35 juegos son contra Pittsburgh- y luego los dos equipos no vuelven a verse de nuevo hasta el 5 de agosto.

4. Diamondbacks de Arizona

Juegos en casa: 22 de sus primeros 41 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 25 de sus primeros 41.

Notable: Los D-backs tendrán la mayor parte de sus juegos contra los Gigantes en la primera mitad; 14 de los 19 serán jugados para el receso del Juego de las Estrellas. Por otra parte, van a tener 13 partidos por jugar contra los Dodgers después del Juego de Estrellas. Los Diamondbacks también tendrán que viajar mucho: tienen un viaje de 10 partidos en abril y un viaje de nueve partidos en mayo.

5. Rockies de Colorado

Juegos en casa: 19 de sus primeros 42 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 23 de sus primeros 42.

Notable: Los Rockies no tienen que ir muy lejos a principios de la temporada -todos, menos seis de sus juegos, son bien su patio o en el horario del Pacífico- y juegan ante los Diamondbacks mucho al principio, con nueve juegos antes del 12 de mayo y cuatro series en la primera mitad.

6. Cerveceros de Milwaukee

Juegos en casa: 24 de sus primeros 42 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 25 de sus primeros 42.

Notable: El dueño Mark Attanasio ha dicho que respalda plenamente la reestructuración que está siendo realizada por la oficina central del equipo, y eso es una buena cosa, ya que parece posible que Milwaukee podría tener un duro abril. Sus primeros 16 juegos son contra equipos que se espera que compitan -los Gigantes, Astros, Cardenales, Piratas o los Mellizos- seguido poco después por una serie en Wrigley Field. No es fácil. Y pensemos en esto: los Cerveceros juegan a todos los juegos de 2016 que tienen contra los Nacionales, Mets, Dodgers y Gigantes antes de la pausa del Juego de Estrellas.

7. Filis de Filadelfia

Juegos en casa: 22 de sus primeros 45 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 19 de sus primeros 45.

Notable: Doce de los primeros 22 juegos de Filadelfia son en contra de los Mets y los Nacionales. Los Filis ven a los Mets en dos series para el 20 de abril, a continuación, no los enfrentarán de nuevo hasta después del Juego de las Estrellas. Si usted está buscando un candidato entre los no contendientes en la Liga Nacional para sorprender con un inicio mejor de lo esperado, los Filis podría ser ese equipo debido a la cantidad de otros equipos mediocres que enfrentan a finales de abril y principios de mayo.

8. Dodgers de Los Ángeles

Juegos en casa: 22 de sus primeros 42 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 21 de sus primeros 42.

Notable: Muchos de los juegos de los Dodgers contra equipos que no son del Oeste de la Nacional en mayo no serán fáciles: en Tampa Bay, en Toronto, en casa contra los Mets y los Cardenales, en la ruta ante los Cachorros. Para entonces, la rotación plagada de lesiones de los Dodgers podría ser más estable, dependiendo del progreso de Mike Bolsinger y Hyun-Jin Ryu.

9. Marlins de Miami

Juegos en casa: 18 de sus primeros 40 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 20 de sus primeros 40.

Notable: Los Marlins tienen temprano series contra los tres equipos de élite del Oeste de la Nacional: Gigantes, Dodgers y Diamondbacks, así como 13 partidos contra los Nacionales antes de mayo 23. Si logran salir de esa ola de juegos bien, aparentemente los Marlins tienen la oportunidad de ascender con el asequible calendario que les sigue. Piense en esto: de los 99 juegos finales de Miami, 45 son contra los Filis (13), Bravos (12), Rojos (7), Rockies (7) y Padres (6).

10. Nacionales de Washington

Juegos en casa: 19 de sus primeros 44 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 16 de sus primeros 44.

Notable: La primera vez que los Nacionales enfrentan un equipo que estuvo por encima de .500 el año pasado será el 22 de abril, cuando juegan Minnesota, y no juegan contra los Mets hasta mediados de mayo. Doce de los primeros 22 juegos de los Nacionales están en contra de los Filis y los Bravos. Sin embargo, Washington tiene un duro viaje de 10 partidos a través del Medio Oeste comenzando a finales de abril cuando sus Nacionales tendrán que ir a San Luis, Kansas City y el Wrigley Field.

11. Gigantes de San Francisco

Juegos en casa: 21 de sus primeros 43 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 13 de 43.

Notable: Los Gigantes tienen temprano una tonelada de juegos frente a clubes que no se espera que sean contendientes (Cerveceros, Rockies, Padres, etc.). Sin embargo, su horario es inusual en términos de cómo tienen unos pocos días de descanso. San Francisco juega su primer partido el 4 de abril, y los Gigantes tendrán sólo dos días de descanso desde entonces y hasta el 15 de mayo (11 de abril y el 28 de abril). El picheo abridor de San Francisco se pondrá a prueba antes de tiempo.

12. Cardenales de San Luis

Juegos en casa: 28 de sus primeros 46 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 18.

Notable: Los Cardenales tienen temprano en la temporada tres largas permanencias en casa de nueve, 10 y nueve partidos, respectivamente, pero tienen un zigzagueante y raro abril de viaje por carretera: en San Diego, en Arizona, a continuación, en Washington, antes de volver a casa, y luego tienen otra gira por la Costa Oeste a principios de mayo, pero al menos en ese, tienen seis juegos consecutivos en la misma área, contra los Angelinos y los Dodgers.

13. Piratas de Pittsburgh

Juegos en casa: 24 de sus primeros 48 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 12 de 48.

Notable: La primera parte del programa de Pittsburgh está lleno de largas estancias, en casa, y en la carretera, con nueve y 10 juegos como local y recorridos por tres ciudades. Pero al principio de la temporada, van a jugar con una gran cantidad de equipos que no se espera que contiendan: 26 de sus primeros 45 juegos son contra los Rojos, Cerveceros, Rockies, Padres y Bravos.

14. Cachorros de Chicago

Juegos en casa: 22 de sus primeros 41 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 15 de sus primeros 41. Notable: Al parecer, los Cachorros tendrán la oportunidad de tomar ventaja de la polarización de la mencionada Liga Nacional y ponerse en marcha rápidamente en 2016. Veintidós de los primeros 41 juegos de Chicago son en contra de Milwaukee, Cincinnati, San Diego, Atlanta y Colorado. Y del 11 de abril al 15 de mayo los Cachorros estarán en casa para 22 de 32 juegos.

15. Mets de Nueva York

Juegos en casa: 18 de sus primeros 40 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 15 de sus primeros 40.

Notable: Después de que los Mets abran con dos juegos en Kansas City, se enfrentan a un horario favorable en las semanas que siguen, con 19 de sus próximos 28 partidos contra los Filis, Bravos, Rojos y Padres.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Si juegas con los Indios de Cleveland muy temprano esta temporada, es posible que seas afortunado de eludir al jardinero Michael Brantley en lo que trabaja en su camino de regreso de una cirugía de hombro, y si juegas con Vigilantes de Texas en abril o a principios de mayo, eso podría ser mejor que verlos en junio, cuando se espera que Yu Darvish esté de vuelta en su rotación.

Factores como estos son la razón por la que la evaluación del calendario puede ser difusa. Hay una gran cantidad de variables en juego, desde el momento en que las lesiones atacan la rotación de un oponente hasta la mala suerte de enfrentar a un equipo cuando está al rojo vivo.

Sin embargo, una gran cantidad de ejecutivos de equipos examinan la fuerza del calendario -ciertamente más de lo que lo hacen jugadores o managers- porque quieren tener un contexto para lo que ven. Si los Mellizos se aprovechan de lo que parece ser un calendario relativamente asequible a principios de la temporada, eso los ubicará bien para la segunda mitad, cuando tienen un pasmoso porcentaje de partidos contra los fuertes rivales. Por otro lado, si comienzan lentamente, banderas rojas podrían elevarse. Con esto en mente, aquí está nuestro ranking anual de la fortaleza del calendario para la primera parte de la temporada, mientras que buscamos razones por las que algunos equipos podrían comenzar rápidamente o lentamente.

Los equipos de la Liga Americana están clasificados hoy, a partir de calendario más difícil al calendario más sencillo.

1. Marineros de Seattle

Juegos en casa: 18 de sus primeros 43 partidos serán como locales.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 31 de sus primeros 43 juegos.

Notable: Los Marineros tienen uno de los horarios de viaje más difíciles cada año a causa de la cantidad de millas que deben volar. Pero piensa en esto: Seattle será puesto a prueba por un excesivo número de partidos contra los Vigilantes a principios de la temporada; seis de sus primeros nueve juegos son en contra de Texas, y los dos equipos se enfrentarán 12 veces antes del 12 de junio.

2. Tigres de Detroit

Juegos en casa: Solo 15 de sus primeros 41 partidos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 32 de sus primeros 41 partidos.

Notable: El calendario en abril de los Tigres puede ser el más complicado del béisbol. Después de juegos contra los Marlins, Detroit juega 13 partidos consecutivos contra los Yankees, Piratas, Astros y Reales, seguido por tres encuentros frente a los Indios.

3. Atléticos de Oakland

Juegos en casa: 23 de sus primeros 45 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 25 de sus primeros 45.

Notable: Los Atléticos tienen tres viajes separados por carretera hasta la zona horaria del Este antes del receso por el Juego de Estrellas, incluyendo 10 partidos en abril desplazándose a través de Nueva York, Toronto y Detroit y, después de una semana en casa, tienen una gira de nueve encuentros a través de Baltimore, Boston y Tampa Bay.

¿Qué hay de esta locura: Los Atléticos harán seis viajes por separado en el estado de Texas durante la temporada de 2016, ya que ninguna de las series que juegan contra los Astros o los Vigilantes están emparejadas. (Lo mismo les pasa a los Marineros, por cierto).

4. Medias Blancas de Chicago

Juegos en casa: 22 de sus primeros 45 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 31 de sus primeros 45.

Notable: Los Medias Blancas pasarán por una peligrosa travesía contra equipos muy buenos en mayo y hasta principios de junio, con 25 partidos consecutivos contra los Vigilantes, Astros, Yankees, Indios, Reales y los Mets.

5. Medias Rojas de Boston

Juegos en casa: 22 de sus primeros 42 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 29 de sus primeros 42.

Notable: Dentro de la organización hay una presión para que este equipo tenga un relativamente buen comienzo después de los últimos lugares de 2014 y 2015, y los lanzadores de los Medias Rojas se enfrentan a un poco de peligro temprano, con siete partidos contra Toronto en las primeras dos semanas y dos series contra los Astros en el primer cuarto de la temporada.

6. Rays de Tampa Bay

Juegos en casa: 21 de sus primeros 44 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 27 de sus primeros 44 juegos.

Notable: Los Rays verán mucho de los Azulejos temprano en la temporada, con 10 de sus primeros 39 juegos contra Toronto.

7. Angelinos de Los Ángeles

Juegos en casa: 20 de sus primeros 41 partidos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 22 de sus primeros 41.

Notable: Los Angelinos reciben un golpe con cuatro series interligas a principios de la temporada, con casi una cuarta parte de sus primeros 41 partidos contra los Cachorros (2), Cardenales (3) y Dodgers (4).

8. Reales de Kansas City

Juegos en casa: 20 de sus primeros 40 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 25 de sus primeros 40 juegos.

Notable: El calendario interliga de los Reales nunca es fácil porque ellos anualmente están enfrentando a San Luis, pero en la primera mitad Kansas City también tiene series de tres juegos en Washington y cuatro juegos ante los Mets. Los Reales tienen solo seis partidos en contra de los Mellizos en la primera mitad.

9. Vigilantes de Texas

Juegos en casa: 22 de sus primeros 39 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 23 de sus primeros 39 juegos.

Notable: La mayoría de los equipos tienen un buen número de días de descanso en abril, pero la agenda de los Vigilantes es inusual: juegan 14 días consecutivos para abrir la temporada, y tienen sólo dos días de descanso antes de mayo 12. El aspecto positivo es que los Vigilantes tendrán más días libres más adelante en la temporada. La desventaja es que con Darvish pendiente de regresar a mediados de mayo, su reemplazo en la rotación tendrá que acumular más entradas.

10. Azulejos de Toronto

Juegos en casa: 22 de sus primeros 42 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 19 de sus primeros 42 juegos.

Notable: Los Azulejos juegan una gran parte de sus juegos de principios de temporada contra los Medias Rojas y los Yankees; 22 de sus primeros 58 juegos son en contra de esos dos clubes. Si nos fijamos en otras palabras, sólo 16 de los últimos 104 partidos de los Azulejos son en contra de esos dos equipos.

11. Indios de Cleveland

Juegos en casa: 15 de sus primeros 40 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 15 de sus primeros 40 juegos.

Notable: El calendario interligas de los Indios en la primera mitad les puede favorecer mucho, una vez que concluyan en abril una serie como locales contra los Mets, tendrán tres juegos ante Filis, cuatro contra los Rojos y tres frente a Bravos.

12. Yankees de Nueva York

Juegos en casa: 22 de sus primeros 37 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 16 de sus primeros 37 juegos.

Notable: Los Yankees juegan un montón de partidos al principio de la temporada contra equipos de la División Oeste, entre ellos 12 de sus 23 partidos de abril. Su horario de interligas es extremadamente difícil: cuatro juegos contra los Mets, además de viajes a Arizona, San Diego y Colorado en la primera mitad, y seis juegos en casa contra los Gigantes y Dodgers.

13. Orioles de Baltimore

Juegos en casa: 26 de sus primeros 42 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 19 de sus primeros 42.

Notable: Los Orioles tendrán un tramo habitual de juegos en los que jugarán mucho en Camden Yards; del 28 de abril al 20 de mayo Baltimore jugará sólo tres partidos fuera de casa. Los Orioles no juegan su primer partido en Toronto hasta el 9 de junio.

14. Mellizos de Minnesota

Juegos en casa: 17 de sus primeros 40 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 24 de sus primeros 40.

Notable: Mellizos podría ser un candidato a conseguir un buen comienzo en parte porque la mayor parte de sus tres partidos contra rivales de división no se jugará hasta la segunda mitad. Minnesota tiene un total de sólo 18 partidos contra los Reales, los Tigres y los Indios antes de la pausa del Juego de Estrellas. Increíblemente, Minnesota tiene 39 juegos frente a los tres equipos en la segunda mitad, 34 en contra todos los demás equipos.

15. Astros de Houston

Juegos en casa: 20 de sus primeros 42 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: de sus primeros 42.

Notable: Los Astros juegan sólo una serie contra un oponente de división en las tres primeras semanas de la temporada, una serie de tres juegos en Texas entre abril 19 y el 21.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Como describió Andrew Marchand de ESPN en su conversación del miércoles en la mañana con Alex Rodríguez, muchos temas fueron discutidos, y en algún punto de la reunión Rodríguez mencionó que se retiraría luego de la temporada 2017.

Algo que hace sentido, porque because el contrato de Rodríguez con los Yankees expira luego de esa temporada, y para ese entonces va a tener 42 años. Como dijo luego el manager de los Yankees de Nueva York Joe Girardi a los reporteros, estaba diciendo algo casi obvio.

Pero era evidente por la forma en que hizo esto Rodríguez que no estaba tratando de crear un gran anuncio con esto, y que esto tampoco fue el caso de una confidencia cuidadosamente dada a conocer, algo que Rodríguez practicó repetidamente en el feo verano del 2013 antes de que fuese suspendido del béisbol por el uso de sustancias para mejorar el rendimiento.

Él solo estaba siendo honesto con Marchand en ese momento, y luego que se reportara la noticia, Rodríguez estaba aparentemente sorprendido por la respuesta, y al final del día trató de minimizarlo un poco. Dejó abierta la posibilidad de que podría seguir jugando luego de la temporada 2017, según escribe Mark Feinsand.

Rodríguez nunca ha sido tan cuidadoso en sus conversaciones con los reporteros como lo fue el torpedero y miembro del Salón de la Fama Cal Ripken; en ocasiones el legendario miembro de los Orioles respondía la pregunta de un reportero con otra pregunta: "¿Cuál es tu ángulo?" Derek Jeter anunció su retiro en un mensaje en Facebook sin darle aviso previo a los Yankees, y mucho menos filtró previamente el anuncio, y luego comenzó un portal web para atletas para publicar historias escritas por ellos mismos y así controlar el mensaje.

Rodríguez, por otro lado, ha tenido problemas con sus palabras en muchísimas más ocasiones que Ripken o Jeter, cayendo en baches de relaciones públicas aparentemente en su esfuerzo por complacer a todos y generar atención. Pero lo que sucedió el miércoles no pareció haber sido por eso, porque hace un año más o menos - solo Rodríguez conoce el tiempo exacto, dado su exilio del béisbol del 2014 al 2015 - pareció haberse dejado de tratar de venderse a sí mismo.

Pareció darse cuenta de que han pasado tantas cosas que no va a poder cambiar nunca. He seemed to realize that so much has happened that he cannot ever change. Una y otra vez, Rodríguez en general ha reconocido haber cometido varios errores, y entonces se ha movido adelante, sin intentar exonerarse a sí mismo, o incluso tratar de argumentar su caso. Se ha quedado en el momento, alejándose de forma hábil de las preguntas que exigen introspección y reflexión sobre el pasado; En cambio, por lo general habla de lo mucho que está disfrutando ahora el juego, con un grupo de compañeros que aprecia ahora mismo. Desde que Rodríguez volvió a juego con los Yankees, todo ha sido sobre el próximo ejercicio, el próximo juego, la próxima conversación con un compañero, como le ocurrió con Didi Gregorius, a quien ayudó la pasada temporada luego que el torpedero curazoleño tuviera un mal inicio de temporada.

El legado de Rodríguez está casi consolidado, con la excepción de la adición de unos pocos números a los totales de su carrera que de todos modos no van a ser considerados jamás de la misma forma en que se miran las estadísticas de Hank Aaron o Willie Mays, sin importar donde terminen los mismos. Cuando se escriba el obituario de su carrera, el hecho de que se le impuso la suspensión más importante por el uso de drogas para mejorar el rendimiento de cualquier superestrella en la historia del béisbol estará en el primer párrafo, y no habrá forma de esconderlo o minimizarlo. Él pudo haber sido recordado entre los jugadores más grandes y más admirados en el deporte, y ahora eso jamás va a ocurrir, como le pasa a Pete Rose y Barry Bonds.

Pero a Rodríguez ya no le sirve de nada el preocuparse de eso ahora, y hace todo el sentido del mundo el enfocarse en cada ejercicio, en cada partido, en cada día. Estas incursiones de un solo carril ya lo han llevado a un lugar mejor: Para el momento en el que fue suspendido, habían muchas especulaciones (incluyendo de nuestra parte) de que los Yankees no le volverían a permitir usar su uniforme, que ningún otro equipo le volvería a contratar, y que su carrera había terminado.

Pero debido a la forma en que se ha comportado desde su regreso, ahora, en algún grado, Rodríguez puede terminar su carrera en sus propios términos. Él puede escoger la hora y el lugar, y quizás seguir jugando más allá del 2017, si cambia de parecer. Puede que no parezca mucho, y esto llega sin envases prefabricados; probablemente no sea candidato para alguna vistosa gira de despedida.

Pero eso es mucho más de lo que se pudo haber imaginado cuando fue expulsado temporeramente del deporte, y se lo ha ganado.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Existen muchas conjeturas en el mundo del béisbol mientras se aclara todo el enredo entre los Medias Blancas y Adam LaRoche, mientras ejecutivos y oficiales del béisbol observan desde lejos - con fascinación y con sus propias preguntas y observaciones sobre lo que ocurrió.

1. Existe una sorpresa general de que los Medias Blancas permitieran una situación en la que el hijo de un jugador pudiera estar en el camerino cada día. "Eso es mucho", dijo un oficial de la LA. "El problema es el precedente. ¿Qué le vas a decir al siguiente jugador que pida eso? ¿Qué pasa si cinco jugadores piden eso?"

Un ejecutivo de la LA: "Uno tiene que poner límites y guías a ese tipo de situación o de lo contrario podrías poner a otros jugadores en una situación difícil cuando tratan de hacer su trabajo".

Al serle preguntado a otro: "¿Qué tipo de caos tiene esa gente allí [en los Medias Rojas]?"

2. LaRoche tenía un acuerdo verbal con el gerente Rick Hahn y el manager Robin Ventura para que su hijo estuviera en el camerino diariamente. "¿Qué habría pasado si [Ventura] hubiese sido despedido luego de la temporada pasada?" preguntó un evaluador. "O si ambos [Ventura y Hahn] hubiesen sido despedidos? ¿El próximo manager habría estado en la obligación de tener una política para permitir niños en el camerino todo el día, todos los días? Las reglas como esas pueden cambiar en cualquier momento".

3. ¿Cuál es el estado de la comunicación entre Kenny Williams y dos de las personas que en teoría deben responder a él, Hahn y Ventura? Porque si Hahn y Ventura hicieron un acuerdo para permitir que el hijo de LaRoche estuviese en el camerino con el conocimiento de Williams, entonces Williams tenía que saber que alterar el acuerdo ahora conllevaba el riesgo de molestar a los chicos en el camerino. Y si Hahn y Ventura llegaron al acuerdo sin el consentimiento de Williams, entonces ellos hicieron esto sin una verdadera autoridad. 4. La pregunta de cuánto tiempo debe estar el hijo de un pelotero en un camerino no es inusual, según dijeron ejecutivos rivales, pero tipicamente, se trabaja con eso de forma interna, callada. Pero los Medias Blancas no pueden hacer eso en este caso porque el acuerdo verbal con LaRoche fue cambiado y LaRoche tiene una posición de todo o nada: O su hijo tiene acceso completo al camerino - no en algunos días, no medios días, sino todos los días - o se retira. Algo que se espera que LaRoche confirme el viernes en su reunión con reporteros.

Anthony McCarron cree que este asunto no debió haber llegado tan lejos.

5. Existe una diversión general entre algunos oficiales rivales sobre la idea de que los jugadores de los Medias Blancas habrían hecho un boicot sobre este asunto, y uno dijo que esto se asemeja bastante a un incidente en que el que se vacían las bancas - mucha retórica volando en los alrededores, pero en realidad nadie lanza un golpe.

6. Muchos evaluadores creen que esto es, en su raiz, un asunto de rendimiento, y que probablemente no habría llegado a esto si LaRoche y los Medias Blancas hubiesen lucido bien en el 2015. Si LaRoche hubiese sido candidato al JMV la pasada temporada, a nadie le habría molestado el asunto, según dijo un ejecutivo: "Así es que funciona esto".

Pero algunas personas en otros equipos dicen que LaRoche debería entender esto, dado su tiempo en las Grandes Ligas - que si tu OPS está más cerca de los .600 que de los 1.000, probablemente debas esperar cambio.

* Los Vigilantes tienen reglas sobre los niños en el camerino, según escribe Evan Grant. De su historia:

Los Vigilantes no tienen problemas con tener niños en el camerino. De acuerdo con varios veteranos con niños que frecuentan el camerino, existen reglas, particularmente durante la temporada regular. Entre las más importantes, los niños deben comportarse en un modo respetuoso y deben salir del camerino unos 90 minutos antes del partido para que los jugadores puedan enfocarse exclusivamente en su preparación.

El manager Jeff Banister dijo que las reglas se le hicieron claras y explícitas a los jugadores. Jacob, de 13 años e hijo del mismo Banister, es un visitante frecuente en el camerino en la temporada regular.

"Nosotros tenemos nuestra propia política y reglas en el equipo con las que todo el mundo en la organización, jugadores, entrenadores, demás personal, están de acuerdo", dijo Banister. "Existen límites y reglas que debemos cumplir".

* Nadie está equivocado sobre Adam LaRoche, escribe Jeff Sullivan. La decisión tomada por LaRoche encaja en sus valores familiars, escribe Adam Kilgore.

* No hay un final cercano a esta saga, escribe Paul Sullivan. Los jugadores de los Cachorros se están rascando la cabeza sobre este drama.

* Mike Greenberg y Mike Golic reaccionaron al anuncio del retiro de LaRoche luego que los Medias Blancas le pidieran que limitara las visitas de su hijo al equipo y explicaron por qué esta situación no puede ser criticada desde ningún punto de vista.

* Karl Ravech se unió a Mike & Mike para explicar por qué los Medias Blancas consideraron boicotear el juego del miércoles en la noche contra los Cerveceros hasta que el manager Robin Ventura intervino con la situación que rodea a LaRoche y las visitas de su hijo al equipo. (

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


KISSIMMEE, Fla. - El humor del manager de los Astros de Houston A.J. Hinch es seco y gracioso, y mientras se preparaba para una pregunta sobre el torpedero puertorriqueña Carlos Correa, mencionó que el tema de su campocorto de 21 años no ha sido planteado en toda la primavera. Dijo que no ha tenido que hablar sobre Correa en ningún momento.

Para nada - excepto que lo ha tenido que hacer cada día. Porque todos los días aparecen reporteros en los entrenamientos de los Astros preguntando por la próxima gran estrella de las Grandes Ligas. Cada día, parece haber otro equipo de camarógrafos que lo sigue a todas partes. Cada día, parece haber algún tipo de filmación para una portada de una revista o para un comercial. Algunos miembros del cuerpo de empleados de terreno del Osceola County Stadium hablaron el miércoles sobre lo interesando que ha sido el poder echarle una mirada trasbastidores a como se hacen ese tipo de cosas, con las luces y los grandes lentes.

Correa tiene apenas 119 días en las Grandes Ligas, y para cuando termine la temporada 2016, probablemente haya acumulado más atención que la mayoría de sus veteranos compañeros de equipo en todas sus carreras de forma combinada. Más que José Altuve, el tres veces Todos Estrellas al que Correa idolatra, o el ganador del Cy Young Dallas Keuchel, o el jardinero central Carlos Gómez, quien podría ser el jugador de posición más codiciado en la agencia libre en el próximo otoño. Los Astros monitorean todo esto y valorándolo, y sin duda los veteranos están observando como Correa maneja el peso del escrutinio y la presión que viene con este.

Carlos Correa
Stacy Revere/Getty ImagesEl trabajo duro de Carlos Correa -- quien practicaba con su padre desde los cinco años -- es lo que le ha convertido en la próxima gran superestrella del béisbol.
Pero diariamente, Correa da muestras de cuan centrado es, particularmente en lo que se refiere a su preparación diaria. Sus compañeros hablan sobre lo meticuloso que es en su preparación, en buscar cada rodado como si fuera un problema matemático que requiere un proceso. Las manos están en el lugar correcto, los pies están en el lugar correcto, sus hábitos reforzados por años de trabajo con su padre en Puerto Rico. Desde el momento que Carlos Jr. tenía 5 años de edad, Carlos Correa Sr. volvía a su casa luego de un largo día de trabajo en la industria de la construcción y se iba a practicar con su hijo - algunas veces en un solar baldío, algunas veces en un estadio poco cuidado, algunas veces junto a un árbol cerca del hogar familiar, con sus raíces por fuera - y hora tras hora, el padre le lanzaba pelotas o bateaba pelotas hacia el hijo. Cuando Carlos era adolescente asistía a una academia de béisbol a más de una hora de distancia de la casa, y su padre y él seguían yendo a un parque local en las noches, luego de hacer las tareas escolares y la práctica de béisbol. Algunas veces las prácticas entre padre e hijo comenzaban a las 10 p.m. y el chico ya estaba en pie de nuevo a las 5 a.m. al día siguiente para el largo camino hacia la escuela.

Durante la temporada baja, el trabajo de béisbol de Correa se lleva a cabo en un parque local en su pueblo de Santa Isabel, en la parte sur de Puerto Rico, destrozando lanzamientos a través de una tenue iluminación. El joven Correa le pidió permiso al alcalde del municipio para utilizar el terreno, añadiendo este pedido: que los niños y sus familias pudieran entrar al estadio a observarlo. Noche tras noche tras noche, cientos de chicos del área llenaban las gradas de cemento - muchos de ellos con camisetas y gorras de los Astros - y enfocados en Correa mientras él llevaba a cabo su extenuante régimen de ejercicios y prácticas de bateo, y la concurrencia emitía sonidos de "ooh" y "ahh" mientras Correa enviaba pelotas más allá del campo de práctica y del alcance de las luces.

Al final del entrenamiento, los chicos entraban al terreno y se colocaban en forma de herradura en territorio foul - cientos de niños, equipos de Pequeñas Ligas, madres y padres - y comenzando con los grupos en el área de primera base, Correa se movía de grupo en grupo, saludando a los niños, firmando autógrafos, posando para fotos. Se acercaba a cada adulto con respeto: un apretón de manos para los hombres y un beso en la mejilla para las mujeres, de la misma forma que uno besaría a su abuela. Luego de más o menos media hora, cada pedido de autógrafo o foto quedaba cumplido, y Correa y su familia - su padre, madre y dos hermanos - volvían a casa.

La tarde siguiente, haría todo de nuevo. Y la siguiente.

Es correcto que los Astros se preocupen por la forma como un chico de 21 años maneja toda esta adulación. Es correcto para sus compañeros el observar y preguntar cómo esto podría afectarle. Pero él está bien. Tiene alrededor de década y media conduciendo sus hábitos, guiándolos a través de cada rodado y cada swing, y con cada ladrillo de fama apilado en su vida. Correa tiene un conocimiento concreto de cómo llegó a este lugar de estatura, y no hay señales de que vaya a cambiar a corto plazo.

Correa dice que "la confianza viene de la preparación" y que no va dejar que la presión llegue a él en su segunda temporada en las Grandes Ligas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los Orioles de Baltimore habían tenido interés en Pedro Álvarez durante todo el invierno, y él encaja muy bien en su alineación en varias formas; es un gran bateador de poder que batea a la zurda y que puede ayudar a balancear la alineación de Baltimore que se inclina generalmente hacia la derecha, con Manny Machado, J.J. Hardy, Adam Jones, etc.

Pero la firma de Álvarez con un contrato de una temporada significa además que el manager Buck Showalter y la oficina central tendrán que tomar algunas decisiones difíciles sobre la alineación y el roster.

Con el regreso de Chris Davis con un contrato record para jugar la primera base, la única forma de tener a Álvarez y a Mark Trumbo en la alineación al misma tiempo sería tener a Trumbo en el jardín derecho. Quizás los Orioles no tengan problemas con eso, o quizás no; típicamente Showalter ha preferido tener una defensa superior en sus alineaciones mientras ha estado al mando de los Orioles, y las métricas de Trumbo sugieren que él es un defensor por debajo del promedio en los jardines. En 1,028 2/3 entradas en las pasadas dos temporadas en Arizona y Seattle, tiene un menos-12 en Carreras Salvadas por la Defensa como jardinero.

Hay muchas formas en las que Showalter podría confeccionar su alineación, y aquí está una de las opciones:

1. Manny Machado, 3B
2. Jonathan Schoop, 2B
3. Chris Davis, 1B
4. Adam Jones, CF
5. Pedro Álvarez, DH
6. Matt Wieters, C
7. Mark Trumbo, RF
8. J.J. Hardy, SS
9. Nolan Reimold/Hyun Soo Kim, LF

Y probablemente los Orioles se van a ponchar mucho en una alineación en la que abundan los lanzadores que provocan swings fallidos.

Jugadores de los Orioles entre los primeros 25 en porcentaje de ponches en el 2015:

3. Chris Davis: 31.0 por ciento

14. Pedro Álvarez 26.7 por ciento

25. Mark Trumbo 24.2 por ciento

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Andrew Miller
AP Photo/Bill Kostrounandrew Miller logró 36 salvamentos para los Yankees en el 2015 en ruta a ganar el premio Mariano Rivera como Relevista del Año en la Liga Americana.
CC Sabathia estaba en Hawai el 28 de diciembre cuando le llegó un mensaje de texto de cuatro palabras a su teléfono.

Chapman, Dellin y Andrew.

El nombrede Andrew Miller había sido mencionado en rumores de cambios, y la interpretación inicial tergiversada de Sabathia a ese enigmático mensaje fue que Dellin Betances y Miller habían sido cambiados por Chapman.

Inmediatamente un sorprendido Sabathia llamó a Betances y escuchó la verdad que no se le había ocurrido: Que era posible que los únicos tres relevistas de Grandes Ligas que habían ponchado 100 bateadores la temporada pasada formaran parte del mismo bullpen.

A medida que Sabathia procesaba los detalles, la idea de que eso causara algún tipo de problema - una controversia por quién sería el cerrador - nunca le cruzó la mente, porque él conoce desde hace años Betances, y aprendió el año pasado sobre la devoción de Miller a ganar.

¿Una controversia por el puesto de cerrador con Miller y Betances? Eso no va a pasar, y mirando adelante, la disposición de Miller de hacer lo que le pidan los Yankees va a ser crucal mientras navegan por posibles aguas turbulentas en el futuro.

Sin importar el tipo o la extensión del castigo que enfrenta Aroldis Chapman -- sea suspendido o no - los Yankees están posicionados para ajustarse a cualquier situación, debido a la habilidad de Miller, y a su flexibilidad. Si Chapman es castigado por el béisbol, Miller podría volver al rol de cerrador nuevamente, luego de ganar el Premio Mariano Rivera el año pasado por ser el mejor relevista en la Liga Americana.

Si Chapman está disponible, Miller se encargaría de la octava entrada, o incluso la séptima. Él terminará haciendo lo que le pidan los Yankees, sin problemas, y sin quejas.

"Es algo increíble, especialmente viniendo después de la temporada que tuvo el año pasado", dijo Sabathia. "Es un testamento a quién es él y de lo que está hecho. A él no le importa su rol, o cuántos salvamentos logre, o sus números. Él solo quiere ganar un anillo. Eso es algo increíble, siendo su compañero de equipo, que Andrew tome esa posición y que ayude al equipo a ser mucho mejor".

Los Yankees tuvieron una situación similar con su bullpen en 1978, y se convirtió en una distracción seria. En 1977, Sparky Lyle era el apagafuegos de los Yankees, como se le decía a ese rol en aquel momento, y terminó lanzando en 60 partidos, cifra máxima en la liga, con marca de 13-5 y 26 salvamentos - y ganó el Cy Young de la LA.

Pero en ese invierno, los Yankees firmaron al lanzallamas Goose Gossage para mejorar el bullpen y Lyle perdió su dominio allí, y estaba furioso por eso. Su frustración impulsó uno de los libros de béisbol más notorios de la historia, "The Bronx Zoo (El Zoológico del Bronx)".

Miller es un lector voraz. No es un escritor. Y no está interesado en crear titulares, a pesar de que fue sacado del rol de cerrador sin haber hecho un solo lanzamiento.

"Yo luciría bastante tonto si comienzo a hacer expresiones sobre algo, cuando he visto la forma en que Carlos Beltrán o CC o Alex [Rodríguez] han manejado sus problemas", dijo Miller. "Yo no soy nadie en comparación a ellos, y si salgo y hago todo tipo de declaraciones fuertes, me vería ridículo.

"Estamos rodeados de jugadores del Salón de la Fama, jugadores Todos Estrellas. Brian McCann nunca se saldría de sus casillas a decir algo".

Miller reconoció la naturaleza humana de todos los competidores, el deseo de estar en un rol de mayor prominencia. "Todos lo tenemos en diferentes niveles", dijo. "En universidad, uno quiere lanzar un viernes en la noche. O uno quiere lanzar en el partido grande en las eliminatorias regionales. Los cinco abridores quieren ser el que esté en el montículo en el Día Inaugural, porque es un reconocimiento a lo que has hecho y donde estás parado, lo bien que te preparas.

"Pero al final del día, en los equipos buenos, eso no se debe convertir en una distracción. Todo el mundo tiene cierta cantidad de orgullo, un cierto lado de ego que juega un rol en ser exitoso, pero los buenos equipos tienen chicos que echan eso a un lado".

La decisión de Miller de no causar problemas con su cambio de rol tiene algo de estrategia. "La prensa aquí [en Nueva York] es un poco diferente", dijo. "En cualquier momento que uno abre una puerta para ellos, ellos crean una tormenta. Las distracciones sin innecesarias si se pueden evitar, y debemos tratar de evitarlas. Es la manera en que veo las cosas. No estoy diciendo que es la manera correcta, pero prefiero evitar eso. Preferiría, en cierto sentido, aplastar la historia. No es bueno para ustedes, muchachos, pero para mí, es más fácil evitarlo. Además es la verdad".

La verdad. Que lanzar en el rol de cerrador no es algo que Miller necesite para su afirmación personal.

"Lo he dicho un millón de veces desde que llegué aquí: Yo no firmé aquí para ser cerrador. Yo solo firmé aquí. La pasé muy bién el año pasado. Me siento orgulloso de lo que hice el año pasado. Pero no es algo que sea el todo, la meta máxima para mí. Si nosotros ganamos al final del año, eso va a ser mucho mejor para mí que cualquier otro logro individual".

Cuando Miller lanzó con los Medias Rojas de Boston en el 2013, vio un grupo de jugadores que puso a un lado sus preocupaciones personales por el bien común, conducta que reforzó lo que ya creía. Y cuando se le preguntó sobre cuáles jugadores han servido de ejemplo para él, citó a uno de sus compañeros del 2015.

"Yo solo puedo seguir el ejemplo de Dellin del año pasado", dijo Miller. "Probablemente él quería cerrar el año pasado. Probablemente tenía muchas cosas en juego como alguien que estaba a punto de entrar al proceso de arbitraje. Yo ya tengo mi contrato. Yo sé que mi salario no va a cambiar si lanzo mal, o si lanzo en la octava o novena entrada".

El ser cerrador no va a afectar nada para Miller, dijo. "Para [Betances], sí le va a afectar. Y él lo manejó con tanta clase, y nunca dejó que eso le afectara en el terreno. Si puedo seguir su liderato, va a ser pan comido, y ciertamente él estableció el tono para eso".

La primavera pasada, el manager de los Yankees Joe Girardi se reunió con Betances y Miller en Washington para darle a los relevistas algunas ideas de como ellos serían utilizados. "Andrew me dijo, 'Joe, yo solo estoy aquí para ayudarte a ganar; en la situación que me quieras poner, yo voy a estar de acuerdo con ella'", recordó Betances. "Esa fue la actitud para ambos. Todo el mundo estuvo de acuerdo".

Miller escuchó sobre el cambio de Chapman cuando el gerente de los Yankees Brian Cashman lo llamó, y el mensaje de Miller a Cashman fue: Lo que usted necesite hacer para ganar. Betances escuchó sobre el cambio de Chapman mientras se dirigía a un evento de firma de autógrafos, medio dormido en la parte trasera de un auto. "Me despertaron un montón de mensajes de textos y llamadas telefónicas, y primero no podía creerlo", dijo Betances.

"Pero entonces, cuando uno piensa sobre ello, es como que, wow, es algo bastante loco tenerlo a él y a Miller en la parte trasera del bullpen. Va a ser algo emocionante, y los fanáticos están emocionados por ello - yo sigo escuchando comentarios dondequiera que voy".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Juan Uribe
Dustin Bradford/Getty ImagesLa presencia veterana de Juan Uribe en el camerino deberá ayudar a los jugadores jóvenes de Cleveland a sortear las altas y bajas de la extensa temporada de 162 partidos en Grandes Ligas.

Temprano en la temporada baja de los Indios, incluso antes de que terminara la Serie Mundial entre los Reales y los Mets, ellos revisaron la venidera clase de agentes libres y decidieron que Juan Uribe podía ser una excelente pieza para añadir a Cleveland.

Primero y ante todo, Uribe no estaba entre los jugadores más caros, los Jason Heyward y los Alex Gordon del mercado, los que nunca firmarían en Cleveland porque son demasiado caros. Pero existen agentes libres en el mercado que no son tan caros, y es una verdad simple que los Indios siempre van a apuntar a ese tipo de jugador debido a sus limitaciones financieras. Uribe cumple 37 años en esta primavera, no ha jugado en más de 132 partidos en una sola temporada desde el 2010 y no tiene el bagaje o el historial para pedir demasiado dinero.

Cuando comenzó la temporada baja, los Indios tenían turnos al bate disponibles en la posición de tercera base, que es la de Uribe, en un momento en el que no muchos equipos los tenían. El chico de 24 años Giovanny Urshela jugó sus primeros partidos en las Grandes Ligas el año pasado e hizo una buena labor defensiva, pero tuvo un OPS de .608 en 288 apariciones en el plato en 81 partidos. Tuvo 15 extrabases y conectó para nueve dobles matanzas, dejando a los Indios abiertos a la posibilidad de conseguir otras mejoras -- y Uribe, con su poder y experiencia, podría ser mejor. En 119 partidos el año pasado, Uribe bateó .253 con 14 jonrones y un OPS de .737. En el 2014, Uribe bateó .311 para los Dodgers. Uribe batea a la derecha, y los Indios podrían darle buen uso a un mejor balance de derechos en su alineación: Jason Kipnis es zurdo, Michael Brantley batea a la zurda, Lonnie Chisenhall también batea del lado prohibido.

Pero los Indios hablaron también internamente sobre lo que Uribe puede significar para su camerino, y en particular para su torpedero puertorriqueño de 22 años Francisco Lindor, quien tuvo un excelente primer año en las Grandes Ligas. Uribe tiene una gran reputación de proveer una presencia positiva sólida en los camerinos, su profesionalismo se manifiesta a través de un efectivo sentido del humor - el tipo de personalidad que puede ayudar a un equipo, o a un compañero, a sobrellevar una temporada larga. Inevitablemente a Lindor le llegará un periodo donde tendrá problemas, donde trate de encontrar un equilibrio durante una mala racha. Quizás Uribe pueda ayudar a Lindor, o reforzar la necesidad de un enfoque defensivo consistente. O quizás los jugadores de los Indios se puedan beneficiar de las risas de Uribe, mientras batallan en la difícil División Central de la Liga Americana. Luego que Uribe se lastimara la temporada pasada, el manager de los Mets Terry Collins habló sobre lo beneficioso que cree que fue el haber tenido a Uribe en la plantilla aunque no estuviese jugando.

Uribe tuvo oportunidades de firmar en otros equipos, pero los Indios quizás sean el único equipo en el que tenga la oportunidad de jugar con alguna regularidad. Uribe quería más dinero por un rol importante, y luego de pedirle $5 millones a Cleveland, llegó a un acuerdo con los Indios por un salario base de $4 millones, más incentivos.

Muchos argumentan que los Indios podrían tener el mejor cuerpo de lanzadores en la Liga Americana, y una vez que Brantley vuelva de su rehabilitación de hombro, ellos podrían tener una alineación parecida a esta:

2B Jason Kipnis

SS Francisco Lindor

LF Michael Brantley

DH Carlos Santana

RF Lonnie Chisenhall

1B Mike Napoli

C Yan Gomes

3B Juan Uribe

CF Abraham Almonte

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yovani Gallardo
Matt Kartozian/USA TODAY
Los Orioles de Baltimore deben considerar las posibilidades de su futuro competitivo ya que discuten los posibles fichajes del lanzador Yovani Gallardo y el jardinero Dexter Fowler, escribe Peter Schmuck.

Los Reales de Kansas City jugaron la última entrada del último juego de la Serie Mundial en 2014, y en el último otoño dieron el siguiente paso al vencer a los Mets de Nueva York por el campeonato. Este grupo de jugadores de Kansas City acabó logrando lo que los Orioles no tienen desde 1983.

Pero la posible ventana para el éxito de los Orioles es similar a la de los Reales, que han apostado mucho en los próximos dos años, antes de que Lorenzo Cain, Eric Hosmer y Mike Moustakas sean elegibles para la agencia libre.

Como escribió en su artículo Schmuck, los Orioles no pueden tomar a la ligera la idea de perder sus primeras dos selecciones en un momento en que su sistema de granjas está considerado como uno de los peores de béisbol. Keith Law clasificó al grupo de prospectos de Baltimore en el puesto 27 en las mayores. La organización de Baltimore ha sido saboteada en gran medida por las lesiones de sus mejores lanzadores jóvenes de ligas menores, Dylan Bundy y Hunter Harvey.

Con los Azulejos construidos para otra carrera por el título de la división, los Medias Rojas mejorados por las incorporaciones de David Price, Craig Kimbrel y Carson Smith, y los Yankees y los Rays de nuevo formidables, no está ni siquiera claro que los Orioles puedan ser lo suficientemente buenos para competir en la parte superior de la División Este, como lo hicieron en 2014. Algunos evaluadores rivales creen que los Orioles deben ser realistas, seguir el ejemplo de muchas otras franquicias de empresas medianas y pequeñas en el mercado y centrarse en la repoblación de la cual podrían resurgir dentro de otros cuatro o cinco años.

Pero hay factores que empujan a los Orioles a utilizar cualquier método. Manny Machado es el mejor jugador de Baltimore, y el equipo va a tratar de firmarlo en un contrato a largo plazo antes de que se convierta en agente libre en el otoño de 2018, a los 26 años. Los Orioles tendrán que competir contra la posibilidad de que Machado podría conseguir un acuerdo en el rango de $ 300 millones o más. Si los Orioles no pueden volver a firmar Machado, ellos no tienen más que otras tres temporadas con él.

Baltimore acaba de firmar al toletero Chris Davis por un acuerdo de siete años, y los Orioles pueden esperar razonablemente que Davis seguirá siendo un buen jugador, por lo menos durante las primeras temporadas de dicho contrato. El jardinero central Adam Jones está bajo contrato por tres temporadas más. El campocorto J.J. Hardy, de 33 años, tiene dos años restantes en su contrato actual y una opción para el 2018. El lanzador Chris Tillman, tan importante en el título de división de los Orioles en el 2014, tiene dos años más antes de la agencia libre. El receptor Matt Wieters aceptó la oferta de calificación de los Orioles y podría ser un agente libre de nuevo en el otoño.

El peor lugar en el que los Orioles pueden estar es atascarse en el medio, no ser lo suficientemente buenos como para ganar, pero tampoco lo suficientemente terribles como para terminar al final de la tabla de posiciones y seleccionar en o cerca de la parte superior del draft. Deben, o bien moverse hacia adelante, o dar un paso atrás, y mientras, la firma de Gallardo y/o Fowler puede no ser suficiente para que vuelvan a la postemporada, la decisión de seguir adelante sería comprensible.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO