En el marco de una extraña final de Copa, entre un equipo resucitado como las Chivas y otro en urgencia y desesperación como el Puebla, hay otro motivo para apreciar la noche: los últimos instantes en la cancha de uno de los grandes futbolistas de todos los tiempos en México. Cuauhtémoc Blanco dice adiós y con él una gran cantidad de postales, de momentos y de situaciones que llenaron toda una época futbolística en México. Por lo que fue y hasta por lo pudo ser, se va un "grande" de las canchas en México.

LOS ANGELES, CA.- He pasado gran parte de mi carrera periodística respondiendo con una sonrisa - algo cínica, tengo que admitirlo, cada vez que un aficionado me recuerda aquel malogrado momento, en Veracruz, donde por primera y única ocasión en mi vida sufrí una agresión física por parte de un deportista profesional. Para mí, el tema quedó olvidado hace mucho tiempo y ello no es, de ninguna manera, la esencia de lo que pretende ser este comentario, pero me parece válido admitir y advertir que un punto de vista mío sobre su trayectoria podría verse afectada o contaminada.

La realidad es la realidad y nada la puede desvirtuar: uno de los más grandes futbolistas en la historia de México esta diciendo adiós. Este martes por la noche, en el marco de una final de Copa y en medio de una extraña situación, ajena los niveles que ha señalado su carrera, Cuauhtémoc Blanco se despedirá de los campos de futbol.

 Separar el drama y cierta amargura en un equipo y en un grupo de futbolistas que está luchando desesperadamente por la salvación y que no parece tener "cara" ni "modos" para disputar el muchas veces menospreciado torneo copero de la trayectoria de uno de los más grandes futbolistas de México parece una tarea complicada, pero debemos hacerlo, debemos lograrlo como un legado para la historia y las futuras generaciones del futbol mexicano.

Cuauhtémoc Blanco ha sido un jugador excepcional. Sus virtudes técnicas y su personalidad están por encima de cualquier duda. En sus días como americanista o vestido con la camiseta de la selección nacional, encontró siempre el modo de otorgarle una profundidad y una dimensión distinta a la cancha de futbol. A partir de ahí, se construyó lo que fue casi una leyenda. Un jugador que siempre, en los momentos donde más se le requería, lograba una cuota de efectividad. Su imagen como futbolista esta ligada a parajes y a escenas de gloria. De eso, no hay ni siquiera una pizca de duda.

Podríamos dedicar un par de párrafos-- quizá más que eso-- para destacar algunos otros hechos irrefutables y polémicos que acompañaron a su carrera en la cancha y fuera de ella, o quizá de lo que terminó desperdiciando, porque está claro que un futbolista con sus características, habilidades y hasta algún tipo de "magia", pudo haber obtenido una trascendencia que va más allá del nivel doméstico del futbol mexicano o pudo haber impulsado a la selección mexicana hacia otros niveles de desarrollo y de triunfo, pero no es el día ni el momento preciso para hacerlo.

La noche de Copa en un estadio que ni siquiera tiene la historia y el sabor futbolístico apropiado, con unas Chivas asombrosamente recuperadas y dispuestas a llevarse el trofeo a Guadalajara, con un Puebla, lamentablemente en estado de urgencia y desesperación, debe ser destinada, mayormente, para decirle adiós a uno de los grandes futbolistas de México.

Habrá un antes y un después de Cuauhtémoc Blanco, porque futbolistas como él no surgen todos los días, porque derrochó clase e inteligencia en el campo de juego, porque fue un "hijo consentido" de un equipo grande y pasional y porque supo poner por delante la personalidad en los momentos donde más se le necesitaba. Adiós, Cuauhtémoc, por lo que fuiste y pudiste ser, el futbol mexicano jamás te olvidará.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En el liderato general, con la final de la Copa MX a la vuelta de la esquina, con el Clásico muy cerca, y con su situación futbolística en cancha y en la tabla general, tal parece que ha llegado el momento en que el Guadalajara vuelva a la zona que históricamente le corresponde y reclame su legítimo derecho de ser favorito a ganar títulos. Pero 'Chepo' no quiere escenarios "exitistas" ni que la confianza invada y desborde a sus futbolistas, por lo que ha preferido una mesura imposible de sostener mucho tiempo en el mundo de las Chivas.

LOS ANGELES, CA.- Fue el 8 de octubre del año pasado, en la asoleada tarde de Verde Valle, cuando apareció sobre el campo de entrenamiento sujetando en su tabla de apuntes una copia de "La crisis según Einstein", texto que compartió con sus futbolistas.

"No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y a los países, porque la crisis traer progresos".

Y al final, entre Einstein y José Manuel 'El Chepo' de la Torre, alguno de los dos tenía la razón: la crisis en Chivas trajo consigo progresos, progresos que hoy son evidentes, primero, en el funcionamiento general del equipo, luego en la tabla de cocientes y más tarde en la tabla general.

Ahora, parece quedar un paso más por dar... Uno igualmente delicado, atrevido, necesario...

Tarde que temprano, ese momento llegará. Será ineludible. Tendrá que decirlo, afrontarlo como lo que corresponde a la trayectoria y al peso de la institución, al valor y a las insinuaciones de su pasión.

José Manuel 'El Chepo" de la Torre ha estado reservado. Más que nunca hoy, cuando algunos síntomas, en la cancha y a su alrededor, indican que las Chivas Rayadas del Guadalajara están al fin para ubicarse en el sitio, en la zona que les corresponde: entre los favoritos de todos y para todo, entre un puñado de equipos que, cuando tienen cerca una Copa, corren, la arrebatan y se la llevan a su vitrina. Apenas unos días después de haber "asaltado" la cima del campeonato, las Chivas se presentan en esta frontera ante un equipo que ha perdido tres partidos de forma consecutiva, el liderato general de la competencia y ciertas condiciones que le sostenían como un candidato sano y competitivo. A pesar de ello, los Xolos prometen ser un rival serio y peligroso para seguir midiendo la recuperación del Guadalajara.

Pero la pregunta es... ¿Cuándo? ¿Cuándo llegará el momento en el que 'Chepo' y sus futbolistas levanten la mano para tomar el sitio que realmente les corresponde de acuerdo con la historia del futbol mexicano? ¿Cuándo lo gritarán abierta y claramente: somos Chivas y vamos por los títulos que tenemos por delante?

En el inicio de la semana, 'Chepo' mostró una amplia sonrisa durante una entrevista con Futbol Picante de ESPN, pero jamás abrió de manera contundente la posibilidad de pelear por los títulos y olvidarse del asunto del descenso. El entrenador quiere pisar de manera firme como lo ha hecho en estos meses al frente de las Chivas y sabe que sus mensajes pueden generar confianza y también una terrible desconfianza, dependiendo quién y cómo lo tomen sus futbolistas.

'Chepo' aguantará lo que tenga que aguantar antes de decirlo. Él sabe que el futbol es caprichoso y que los futbolistas también tiene una mente caprichosa. Y que cuando se sientan "salvados", alejados del peligro, pueden caer en un estado de conformismo que les aleje de los objetivos reales para los que está pensando, concebido y soñado este Guadalajara.

Su paso por Tijuana promete ser esencial. Salir de este plaza afianzados con el liderato general para jugar la próxima semana la final de la Copa y luego el Clásico ante el América serán pasos que acerquen a las Chivas a la zona donde, finalmente, dejarán de ser "contendientes" para convertirse en "favoritos".

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La necesidad de hacer negocios alrededor de la Selección Mexicana de Futbol se mantiene, pero los tiempos han cambiado. Hoy, México tiene a su selección en Europa y esa selección sólo puede presentarse en fechas FIFA. Lo que Herrera y Klinsmann pondrán en la cancha del Alamodome este miércoles con equipos reservistas, jugadores jóvenes, unos que no volverán jamás a vestir la camiseta de la selección, otros que suspiran por una oportunidad y hasta uno que ni siquiera es jugador profesional. La necesidad de hacer negocios termina siendo una "gran mentira".

LOS ANGELES, CA.- Ni 'Chicharito', ni Guillermo Ochoa, ni Andrés Guardado, ni Layún, ni Giovani...vamos, ni siquiera Oribe Peralta.

Si la necesidad es hacer negocio, multiplicar las ganancias y seguir aprovechándose de la "gallina de los huevos de oro" que el futbol mexicano y en especial la selección mexicana significan en este país, sería mejor decirlo de manera directa y abierta. Disfrazar dos selecciones fuera de una fecha FIFA para tratar de aprovechar las bondades económicas que resultan del llamado "Clásico de la Concacaf" me parece un engaño rotundo y directo al bolsillo y al corazón de los aficionados.

No hay demasiado que ver este miércoles por la noche en San Antonio. Un nuevo enfrentamiento entre Estados Unidos y México no parece tener los argumentos deportivos apropiados. En una fecha totalmente inadecuada, los dos entrenadores han llamado a jugadores reservistas y el desarrollo, desenlace y resultado del partido podría no arrojar ninguna conclusión definitiva.

Miguel Herrera dice que tratará de aprovechar los noventa minutos para tratar de terminar de conformar la lista de jugadores que asistirá a la Copa América. Jürgen Klinsman, su homólogo en Estados Unidos, se ha dado el lujo de llamar a por los menos tres jugadores que actúan en la liga de México y a un futbolista que aún no llega al profesionalismo y que procede de la Universidad de Stanford. La mayor parte de los jugadores que veremos en el Alamodome la noche de este miércoles no serán parte de los equipos estelares de México y de Estados Unidos para el principal evento de ambas selecciones en el verano, la Copa Oro.

La necesidad de hacer negocios alrededor de la selección mexicana de futbol no es algo nuevo. Lo que podría ser nuevo con la selección mexicana de futbol es que hoy en día sus principales futbolistas, la base, los que dan la cara en la cancha y fuera de ella están dispersos por las ligas europeas, con lo que su presencia en la selección nacional solo es posible a través de las fechas designadas por la FIFA.

Tengo el "obscuro" pensamiento de que, se diga o no se diga, algunos llamados a esta selección obedecen, en parte, a las propias necesidades económicas del futbol mexicano. Oribe Peralta, cuya convocatoria, al final, "se cayó" por una lesión, era uno de los "nombres pesados" que esta selección tenía para esos propósitos. No creo que Miguel Herrera tenga nada que ver, aprender o descubrir del llamado 'Cepillo' Peralta en un juego ante los Estados Unidos. Los futbolistas de mayor renombre y personalidad juegan hoy en las ligas europeas. La selección mexicana, y supongo que para bien, está mayormente en Europa. Lo demás, es un equipo basado en la liga domestica que se convierte en un equipo conformado por jugadores de reserva.

Hacer negocios no está mal. Lo que está mal es engañar. Vestir a 22 futbolistas en los colores de Estados Unidos y de México y decir que estas son las selecciones de un "Clásico de la Concacaf". La necesidad de generar ingresos, de vender no emparejado con los "nuevos tiempos" que por fortuna vive el futbol y la selección mexicana.

@Faitelson_ESPN

Etiquetas:

México, Futbol Mexico

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Chivas está recuperado. Amaneció este lunes como el líder general del torneo, alejado por ahora de temas descenso, en vías de clasificación a la liguilla, en la final de la Copa MX y con un futbol que tiene forma y espíritu y que por momentos entretiene. Falta mucho camino que recorrer, pero en el Guadalajara se ha consumado lo que podemos llamar un "milagro futbolístico". Un equipo que hace algunas semanas vagaba por las canchas, arrastrando sus ideales y su historia, ha vuelto hoy a un faceta competitiva.

LOS ANGELES, CA.- Han vuelto y es casi un milagro...

Los "milagros futbolísticos" casi no existen y, cuando aparecen de pronto, suelen confundirse o remitirse a hechos fortuitos o bien a temas que tienen que ver con cuestiones pragmáticas de esfuerzo, trabajo y disciplina. Sea por una razón u otra, estamos ante lo que debería proclamarse ya como un verdadero "milagro futbolístico".

Chivas
MexsportLos jugadores, siempre los jugadores

Un lunes 13, después de 13 jornadas, las Chivas amanecieron como lideres generales del futbol mexicano y basta con tener memoria, una memoria corta para entender que hace apenas algunas semanas este equipo vagaba por la cancha provocando lástima y maltratando su rica y profunda historia. Las Chivas están de vuelta y puede que no tengan la capacidad de ofrecer ninguna garantía, pero es un equipo que puede competir, que puede pelear y con eso basta, al menos, por ahora.

Primero los futbolistas, después los futbolistas y siempre los futbolistas. Son ellos los que marcan la diferencia en la cancha, los que fallan y aciertan los goles, los que quieren y pueden cambiar el rumbo de una temporada. Todos ellos: Michel, Salcido, Bravo, Marco Fabián, "El Cubo", Salcedo, Fierro, De Nigris, Reina, Araujo, Pereira, Castro, Ponce; todos, línea por línea, posición por posición, han mejorado y han hecho que este Chivas luzca como un cuadro diferente. El entrenador, José Manuel de la Torre, que ha hecho una labor magistral basado en la disciplina, en el respeto y en el trabajo. "El Chepo" también está de vuelta, tras días amargos, duros y difíciles de digerir. Y luego, los dirigentes, cada cual con lo que le corresponde, desde una posición delicada donde hay que manejar seres humanos, tomar las decisiones adecuadas y asumir los riesgos.

Chivas está de vuelta, con un futbol que entretiene y que ofrece resultados. Con un entrenador que mantiene los pies en la tierra. Con un dirigente --Néstor de la Torre-- que sabe qué tipo de decisiones le convienen a un equipo como este y con un personaje como Jorge Vergara, que pudo haber entendido, finalmente, dónde empiezan y dónde terminan las funciones de un dueño.

Y alrededor de este "milagro" o casi "milagro", hay cuestiones irrefutables como la que destaca que en un torneo invadido por jugadores extranjeros y naturalizados, el mejor es el que juega con 11 mexicanos por nacimiento y el remarcable pensamiento de que encontrándose Chivas en buena forma, también lo está el resto o la generalidad del futbol mexicano.

Alejado de los problemas del descenso, líder general, con un futbol que alcanza para entretener y en la final de la Copa MX. Chivas está asombrosamente recuperado. Puede pelear, competir en el campo. Puede ganar y puede perder. Puede ser campeón y no serlo, pero el milagro ha ocurrido.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No ha pasado demasiado tiempo todavía desde aquella noche de papelitos en el cielo, de música, de destellos, de la Copa y la vuelta Olímpica. No el tiempo suficiente para sanar las heridas. Mohamed tiene otra vez frente a si al América, esta vez como rival, justo al equipo que hizo campeón hace algunos meses y que lo traicionó en el camino hacia una destitución. Monterrey-América en "El Tec" parece tener ingredientes suficientes para ser el partido más llamativo de la jornada 13 en México.

LOS ANGELES, CA.- Había algo extraño en su mirada. Un poco de más de brillo mezclado con algún tipo de excitación en sus ojos. Antonio Mohamed estaba hablando de jugar ante el América: "Es un juego más. Solo son tres puntos".

No ha pasado demasiado tiempo, no aún el suficiente para cerrar las heridas que se generaron en su paso por Coapa. Lo que sigue siendo extraño, contradictorio, es que se fue del equipo levantando una Copa y en medio de suspiros contenidos, de aplausos partidos por la mitad y de cierta clase de reproches que no estaban totalmente convencidos de que era la mejor decisión. Mohamed se fue del América por una puerta lateral, traicionado por alta dirigencia del club que lo había desechado mucho antes de aquella noche de confetis, vuelta olímpica y gloria en el Estadio Azteca. "Al América seguramente no volveré jamás. No, mientras este ahí Peláez, no voy a volver".

Mucho más pronto de lo que todos imaginábamos, Mohamed tiene la oportunidad de hacer frente al América. Y no solo eso: de hacerle frente justo cuando el equipo azulcrema mostró sus mejores condiciones en la nueva era del entrenador Gustavo Matosas. El América llega al "Tecnológico" obligado a confirmar y reconfirmar sus avances de media semana. De la manera en la cual se comporte, funcione y resulte el marcador en Monterrey, se podrá sustentar lo que hizo a media semana en la Liga de Campeones de la Concacaf.

El América viene por credibilidad futbolística a Monterrey y el Monterrey esta buscando aun su propia manera de meterse a un sendero de regularidad. La semana pasada, con su triunfo en Tijuana, pareció alcanzar el nivel que se espera en los días de Mohamed. Pero apenas unas horas más tarde, defraudo en la cancha del Puebla en la semifinal de la Copa MX, ante un rival que esta más preocupado por temas de descenso y que utilizo a varios jugadores suplentes.

Pero Mohamed y los Rayados saben que este sábado es el día. Por lo que significa el rival, por lo que se viene en el calendario ++el clásico ante Tigres esta muy cerca++ y por lo que en la faceta personal de Mohamed puede significar el partido. Sin el colombiano Cardona que había mostrado buenas condiciones futbolísticas en los ultimas fechas, el Monterrey intentará jugar al futbol de manera ordenada y eficaz. Una vez desechada la Copa, la meta es tratarse de rescatar la temporada y meterse a la liguilla. Se trata, más allá de los accidentes de la campaña que incluyeron el cese de Carlos Barra como entrenador, de una las nominas mas elevadas del futbol mexicano.

Tenemos lo que supone ser un duelo de altas expectativas en el Tecnológico. Un América que tiene que confirmar lo que logró hace apenas algunas horas y un Mohamed que, en el fondo, tiene una sed de revancha particular ante quienes lo traicionaron apenas cinco meses atrás. Promete ponerse bueno...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Todo, en apariencia, fue perfecto: un equipo motivado, en vendaval, atacando a velocidad, abriendo el campo, con explosividad mientras el Azteca cantaba y vitoreaba a sus héroes. El problema es que dentro de la "hazaña", "epopeya" o "proeza" del América hubo un equipo costarricense que estuvo muy por debajo del nivel que prometía tener. A la mañana siguiente, prevalecen las dudas para algunos: ¿Encontramos, finalmente, al poderoso América de Matosas o fue una noche ante un rival acobardado que terminó goleado y exhibido?

LOS ANGELES, CA.- A la mañana siguiente, la pregunta podría ser: ¿Qué tanto pertenece al América y qué tanto al Herediano en lo que sucedió anoche en el Estadio Azteca?

Lo más fácil es llenar de epítetos la mañana: milagroso, asombroso, fantástico, increíble y lo mas difícil es tratar de entender si en realidad el América encontró un funcionamiento y un nivel que le garantice a sus aficionados resultados y entretenimiento ++en el orden que usted prefiera++ para el resto de la temporada.

Aunque el rival dejó mucho que desear ++el Herediano vino "muerto de miedo" a la ciudad de México++ fuimos testigos, sin duda, del mejor América en la versión de Gustavo Matosas como entrenador : un equipo de poderosa mentalidad, gran desarrollo en medio campo y una vasta explosividad al frente.

El América salió a comerse al rival, al partido y a la eliminatoria. Lo hizo desde el "minuto cero", sin reservas, sin reparos, si ninguna clase de dudas o desconfianza. El equipo sabía justamente lo que tenia que hacer. Estaba mentalizado para ello.

Y de ahí a un funcionamiento, que en esa primera parte, por algunos minutos, arrojo los resultados largamente añorados. Un equipo que abría la cancha, con dos volantes ofensivos de gran desarrollo técnico e intelectual como Sambueza y Carlos Darwin Quintero, con los laterales ++Aguilar y Samudio++ incorporándose constantemente al ataque y con Oribe y Benedetto en plan explosivo. El medio de contención, Pellerano, tenia la libertad de salir jugando gracias al "sacrificio", casi preciado, que lograba el paraguayo Oswaldito Martínez. Y el América, con alguna que otra distracción en la zaga que no contaba con Paolo Goltz, aguanto para hacer una primera parte casi perfecta.

La pregunta sigue siendo si el rival fue lo suficientemente competitivo para darle validez a esta mejoría, hazaña o epopeya americanista. ¿Dónde esta el equilibrio? ¿Dónde esta la verdad? ¿Lo de anoche se debió más un América imponente o fue por un Herediano acobardado?

El tiempo volverá para despejar todas las dudas. Y, por fortuna, no habrá que esperar demasiado. El sábado, en Monterrey, el América será probado por uno de los planteles mas completos del futbol mexicano y por un entrenador ++Mohamed++ que tiene algunas cuentas pendientes del pasado reciente. No pretendo echar por debajo el ímpetu y el jolgorio americanista, pero lo de anoche, en el Azteca, pudo haber sido un espejismo o una contundente y feliz realidad.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Dos equipos armados para no descender terminaron siendo los finalistas de la Copa MX. ¿Le interesa al Puebla ganarla? ¿Debe Chivas apostar por ella? Podría haber más de una razón, poderosa, atractiva, romántica y gloriosa para que el choque del 21 de abril en el Estadio de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla sea realmente seductor. Tarde un poco. Hurgue en la noche, en la almohadas, en el insomnio, vi la sonrisa de Decio, las insinuaciones de Cuauhtémoc y las muecas del "Chepo". Y encontré, encontré motivación, suspiros e ilusiones por la final de la Copa MX...

LOS ANGELES, CA.- Me pase toda la noche buscando algún motivo válido para "venderles" la final de la Copa MX. Tras un exhaustivo recorrido por mis neuronas, recordando una y otra vez la sonrisa tímida de Decio de María, encontré, al fin, un poco de motivación y algo de inspiración.

Típico del futbol mexicano. Ese que arroja acertijos, que vive de caprichos y que deja la coherencia y la lógica siempre para una mejor ocasión. Dos equipos que comenzaron el campeonato armados para evitar el descenso van a jugar la final de la Copa MX . Lo harán, además, en una sede, en un estadio oficial del equipo que mejores números ha tenido en el certamen copero.

Un Puebla que lucha angustiosamente por salvar la categoría y hasta por salvar la plaza como equipo de Primera División y unas Chivas cuyo entrenador sigue insistiendo en que el principal objetivo radica en estabilizarse dentro de la tabla porcentual, chocarán el 21 de abril por la devaluada Copa MX. En el Estadio de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. En apariencia, Al Puebla, no le sirve demasiado el trofeo si es que no puede mantenerse en la primera división y a las Chivas le significaría un premio de consolación para la rica historia que acompaña a su camiseta. Pero podrían existir otro tipo de razones o argumentos de peso que le darían realce a la final del torneo copero y al equipo que logre ganarlo.

Es verdad: El Puebla cambia este boleto a la final de la Copa MX por los tres puntos que diputara el fin de semana, en la Liga, ante la U de G, su rival directo en el tema del descenso, pero al interior de su plantilla, un histórico jugador que resultó fundamental para allanar el camino a la final está viviendo sus últimos minutos como futbolista. Cuauhtémoc Blanco anotó un gol y su inspiración terminó siendo primordial en la goleada sobre el Monterrey del martes por la noche. La Final de la Copa MX supone ser el último capítulo de una de las carreras más gloriosas en la historia del futbol mexicano. Verlo jugar, correr, luchar, dar indicaciones, intentar su viejos amagues, anotar goles, meter centros es un lujo que su trayectoria merece hasta el silbatazo final.

Y del otro lado, están las Chivas. Un equipo grande, poderoso en temas pasionales y que a lo largo de su inmensa trayectoria siempre ha tenido espacio para levantar trofeos. Puede que sea de Copa, que no le sepa a lo mismo que uno de Liga, que no le ayude en asuntos porcentuales, pero un título es un título y cuando te llamas Chivas debes tirarte por él como desesperado.

Cuauhtémoc merece irse como un campeón y Chivas no puede desperdiciar la oportunidad de llevarse el trofeo a sus vitrinas y de darle la vuelta a La Minerva gritando que es campeón. La Copa vale, podría valer muchos más de lo que todos pensamos, imaginamos y soñamos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ANGELES -- En los antiguos vestidores solía escucharse esta clase de planes o presagios cuando un equipo de futbol necesitaba de una valerosa remontada: "Salimos con todo. Vamos por ellos. El primero lo hacemos rápido. Después, controlamos, presionamos y marcamos el segundo. Venimos al descanso con ventaja y del resto se encarga el estadio...".

En los sueños más profundos del americanismo, un 4-0 sobre el Herediano es posible. En la realidad de este equipo es una utopía. Y el problema no es el Azteca. El Azteca sigue ahí, firme, poderoso, pesado, histórico, lleno de cuentos y leyendas de un América que se revolvía en su sangre, en sus genes, que recurría a su espíritu, que llamaba a quien tenía que llamar para salir y sacar adelante la proeza, así fuese la más dura y complicada, que era capaz de recurrir a Reinoso, a Tena, a Cristóbal y cuyos "fantasmas" iban y venían por el barrio de Santa Ursula expandiendo la grandeza de sus colores. El problema sigue siendo el América y su pobre nivel futbolístico, la falta de una idea, de un estilo, de un modo de hacer las cosas.

Gustavo Matosas sabe lo que tiene y lo que no tiene. Sabe que le sobran dudas y le falta tiempo. Sabe que este equipo puede y debe jugar mejor, pero no sabe si los plazos le alcanzarán. Ya presentó una renuncia tras el papelón en Veracruz. La siguiente ocasión no se trata de renunciar, tan solo de tomar sus cosas e irse. Y de no concentrarse la hazaña, el América sufriría, sin duda, el primer gran fracaso en la era Matosas. De lograrlo, en cambio, se enfilaría con un poder moral que le recolocaría como el gran favorito para defender su título.

Hace tiempo que los visitantes centroamericanos le perdieron "el miedo" al escenario. El Herediano es un equipo serio que vendrá a tratar de hacer un partido inteligente. La derrota podría estar presupuestada, pero jamás por una diferencia humillante. Hay cierta presión en el ambiente del cuadro tico. Tienen una gran ventaja. No la pueden perder ante uno de las versiones americanistas más vulnerables de la historia.

¿A que debe temer más el Herediano para este miércoles por la noche? ¿Al América? ¿Al Azteca? ¿Al árbitro? ¿A la Concacaf? Jafeth Soto, ex jugador costarricense que jugó en México y hoy gerente deportivo del Herediano, asegura que ellos están conscientes de la dificultad de visitar la Ciudad de México pero que están motivados ante la posibilidad de eliminar al América y llegar a la final del evento.

La primera noche que enmarca un reto en los días de Matosas como entrenador americanista. Puede que sean 90 minutos sin diferencia en la vida actual de este América, pero el amanecer del día siguiente sí que promete ser diferente, porque podría tener los aromas de un gran fracaso o los vientos de una hazaña monumental. El América, su estirpe, su historia, su abolengo, está hecho para eso...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


En y desde la cancha, el Guadalajara envía mensajes contundentes de su mejoría y de su nuevo estado competitivo. Anda bien, esta bien y puede estar mejor en el futuro inmediato. Pero las contrariedades de Chivas llegan desde otro sitio. El terrible desorden administrativo del que ha sido parte volvió a escena la semana anterior con una declaración publica del dueño donde acusaba a su directora general de situaciones anómalas en su gestión y anunciaba su retiro del puesto. El problema es que la directora general es también es la esposa del señor Jorge Vergara.

LOS ANGELES -- Recuerdo esta casi sabia frase de Guillermo Cañedo, aquel extraordinario directivo que tuvo el América y el futbol mexicano hace ya algunas décadas. Se la dijo al periodista José Ramón Fernández, justo en un momento álgido de alguna negociación que hoy no ni siquiera vale la pena recordar: "Tus enemigos están en casa". Y el tiempo ha vuelto a justificar plenamente esas palabras, esta vez cuando hablamos del escabroso tema de las Chivas Rayadas del Guadalajara. "El enemigo esta en casa". Por algunos momentos de la noche del sábado de gloria y cuando el domingo de resurrección estaba ya cerca, las Chivas rondaron el primer lugar de la tabla general del futbol mexicano en lo que supone ser una histórica y milagrosa recuperación de un equipo que hace apenas algunas semanas deambulaba en la mediocridad y en la ignominia de su historia. Contra todo y a pesar de todo, Chivas esta de vuelta. La cancha envía mensajes contundentes de una recuperación. Chivas, al final, encontró la manera de tener un orden, de generar futbol, de meter goles, de ganar partidos y de competir en el campo de juego y ello a pesar de que su entorno sigue arrojando facetas irregulares y situaciones anómalas que podrían ser la explicación, finalmente, de la época en la que aún intenta sobrevivir. Tercer lugar general, alejado del tema del descenso y en la final de la Copa MX. Si este no es una síntoma inequívoco de una recuperación, nada lo es. Pero las contrariedades de Chivas llegan desde otro sitio. El terrible desorden administrativo del que ha sido parte volvió a escena la semana anterior con una declaración publica del dueño donde acusaba a su directora general de situaciones anómalas en su gestión y anunciaba su retiro del puesto. El problema es que la directora general es también es la esposa del señor Jorge Vergara. No tengo el afán de involucrarme demasiado en este asunto. Los problemas de Chivas de cancha deben resolverse en la cancha. Los problemas de chivas de oficina deben resolverse en la oficina y aún mas: los problemas de Chivas de alcoba deben resolverse en la alcoba.

El punto más importante en esta transformación siguen siendo los hermanos De La Torre. Ellos, en poco tiempo, le han devuelto al Guadalajara el espíritu de un equipo que no mereció el sitio tan bajo en el que cayo. Mesura, trabajo, disciplina se cambiaron enseguida por la imagen caprichosa e irregular de una directriz que estaba conduciendo a la institución hacia la perdición absoluta. Mientras Néstor y "Chepo" sigan tomando la decisiones más importantes, la institución y el equipo estarán a salvo. Lo más importantes que Chivas esta de vuelta. Contra todo y con todo y más allá de las traiciones internas, de los líos administrativos, de los caprichos, de la inestabilidad emocional de sus administradores. Como lo dijo Don Guillermo Cañedo: "Tus enemigos están en casa". Y los de Chivas, están o estaban en casa.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Lo niegan sus futbolistas, lo esconde su directiva y lo retarda su entrenador, pero el América está mal, tambaleándose en un momento muy delicado de la temporada, donde no encuentra su forma futbolística y sufre por desconfianza en la mayor parte de sus líneas. El América no está bien y lo peor de todo es que el calendario no lo apoya.

LOS ANGELES -- El América se niega a aceptar la crisis. Los jugadores no quieren hablar de ella, el entrenador pide calma y la directiva dice que solo es una mala racha. Mientras ello sucede, el calendario, incluyendo el Clásico del sábado ante Cruz Azul, esparce el nerviosismo entre los americanistas.

Los últimos resultados no solo muestran un estado anémico en cuestión futbolística, también, de paso, arrojan una terrible desconfianza en las líneas más críticas del equipo. Goles por todas partes, nulo funcionamiento ofensivo y futbolistas que no parecen concentrados en la tarea de buscar la defensa del campeonato que el equipo consiguió apenas durante el mes de diciembre.

El América está desorientado, "tocado", aturdido, groggy, como se diría en el ambiente boxístico. Buscando su esquina para sentarse, tomar aire, respirar y tratar de reorganizarse. No ha perdido nada aun, pero está cerca, muy cerca de sufrir los primeros daños a su poderosa estructura. El América no es ese equipo espectacular y avasallador que prometía ser y también ha perdido la solidez de sus días con Mohamed, donde más allá de las formas, las maneras, conseguía resultados.

Y hace un par de semanas, antes de que el torneo se suspendiera por la fecha FIFA, nos quedamos en la idea de que a este equipo le faltaba tiempo para entender las ideas del nuevo entrenador. Que había un desorden en la forma de defender, en la transición para generar juego y en el ataque mismo. Que no se le veía a este equipo ni el estilo que había imperado en la época de Mohamed ni el que debe prevalecer hoy con Matosas. El América estaba en el limbo, luchando contra sus propios fantasmas, perdido en una idea y en otra, tratando de ganar confianza en medio de las acostumbradas críticas que desata y recoge un equipo de esta envergadura y pasión.

Después de Cruz Azul, que es un clásico lleno de pasión y de orgullo, seguirá el Herediano, con una desventaja de 3 goles y con la noticia de que Paolo Goltz, el defensor argentino, está suspendido seis partidos para efectos de la Concacaf. Y enseguida, vendrá el Monterrey, con Mohamed en la escena, lo cual tiene un significado especial.

El América está en crisis porque un equipo de su grandeza y de su pasión no puede permitirse el lujo de perder tres partidos por goleada de forma consecutiva. El América está en crisis y lo peor de todo es que el siguiente paso significaría sentirse desesperado, lo cual para un equipo como el América es o puede ser el inicio de una catástrofe. Cuidado.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No solo fuimos testigos de la vuelta a una escena protagónica de uno de los goleadores históricos de las selecciones mexicanas, también, quizá, del descubrimiento de una personalidad que no conocíamos en el famoso numero "14"del Tri y no tan famoso numero "14" del Real Madrid. Javier Hernández se atrevió, se atrevió a alzar la voz, a reclamar, a acusar, a insinuar y eso parece muy positivo en un futbolista que en el pasado nunca abandonaba una zona de confort.

LOS ANGELES -- Javier 'El Chicharito' Hernández tiene todo el derecho de decir lo que siente. También, nosotros, tendríamos el derecho y la obligación de recordarle que él mejor que nadie sabía que tipo de dificultad afrontaría en un club de los tamaños del Real Madrid.

'El Chicharito' aprovechó la escena triunfal del sábado en el Coliseo de Los Angeles para afirmar que no está contento en el Madrid y ello, en cierto modo, es una actitud saludable, abierta y normal en un futbolista que reclama más minutos y oportunidades de juego para mostrarse. Lo anormal sería que 'Chicharito' se sentara en la banca del Madrid a cobrar y no a pedir o exigir más ocasiones para estar en el campo de juego.

Un atrevimiento, una gesto técnico irrefutable, una joya, un golazo coronó su regreso a las "vitrinas" internacionales, tras un año donde ha jugado muy poco (150 minutos) con su club, tras haber acumulado 150 días sin lograr un gol y en un clima donde se empieza a especular nuevamente con su salida hacia otros lares futbolísticos. Los números históricos de Javier Hernández en la selección nacional no arrojan espacio para las dudas: él es uno de los mejores y más prometedores delanteros --o goleadores-- de los últimos años en las selecciones mexicanas, pero ello no es garantía de que puede o merezca competir en un club de las dimensiones del Real Madrid. Está claro que ser el segundo goleador histórico de las selecciones nacionales mexicanas --superar a Cuauhtemoc Blanco y acercarse a Jared Borgetti-- no te da ninguna garantía de que puedas competir por un puesto entre jugadores como Cristiano Ronaldo, Gareth Bale o Karim Benzema.

Pero 'Chicharito' tiene que gritarle al Madrid y al mundo que está "vivo", vigente, saludable y que han sido otros los motivos por los cuales no ha contado con la regularidad en sus días con el Madrid. Con su gol en el Coliseo, su festejo, su declaraciones, Hernández deposita las "culpas" en otros y justifica su ausencia de las canchas, casi lo deja ver como si hubiese sido parte de una injusticia cuando parecía claro que él conocía y reconocía las "reglas del juego" que establecía su pase a un equipo de esas dimensiones y de esa competencia.

Por otra parte, habrá que aplaudir que finalmente Javier Hernández ha realizado una declaración fuera de su sitio de confort. Todas sus referencias anteriores no salían de lugares comunes. Él "navegaba" siempre por aguas tranquilas. El verlo y escucharlo quejarse, levantar la voz, exigir o buscar una revancha en aquellos que lo criticaban --o que lo criticamos-- es una señal de que ha madurado.

'Chicharito' debe tomar en los próximos meses la decisión que mejor convenga a sus intereses. Está claro que sus días en el Madrid y en el Manchester United quedaron en el pasado. Lo importante hoy es que se asoma un 'Chicharito' distinto, que es capaz de hablar, de exigir y supongo que hasta de entender que en la vida se toman riesgos y que esos riesgos significan también peligros. Por lo pronto, ante los micrófonos atestiguamos quizá el día en que 'Chicharito' se convirtió en 'Chícharo'.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO