Forlán se mostró muy feliz

null
EFE

BUENOS AIRES -- El delantero internacional uruguayo Diego Forlán se mostró feliz por el título de Copa América que también ganaron su abuelo y su padre por lo que "el apellido quedará en el recuerdo de esta Copa".

Uruguay
EFEDiego Forlán emuló a su padre y a su abuelo

El punta se refirió de esta manera a Juan Carlos Corazo, su abuelo materno, y a su padre, Pablo Forlán, un gran futbolista de Peñarol de Montevideo.

Sobre el partido, Forlán dijo que el gol tan temprano "condicionó mucho el partido" pero que fue igualmente un partido complicado.

"Uruguay se recuperó bien tras el esfuerzo de las semifinales", finalizó el delantero del Atlético de Madrid.

Uruguay, que goleó 3-0 a Paraguay en la gran final, suma su título número quince, uno más que Argentina.

En la zona mixta, Forlán aseguró que "ganar una Copa con Uruguay no tiene comparación" con otros títulos que ha cosechado en su carrera.

El delantero, que anotó dos goles, explicó que el motivo del éxito de la selección charrúa es fruto de "mucho trabajo y mucho sacrificio".

"El fútbol uruguayo está pasando por un momento lindo. Estoy contento por lo que pasó con Peñarol (llegó a la final de la Copa Libertadores), lo que hemos hecho con la selección y ojalá que la selección sub'20 siga el camino en el Mundial de Colombia", agregó.

EL GOLEADOR HISTÓRICO
Diego Forlá igualó a Héctor Scarone como el máximo goleador histórico de su selección, con 31 tantos.

El atacante, el futbolista que más encuentros ha disputado en la historia de la selección celeste, con 82, ya por delante de Rodolfo Rodríguez, portero de Uruguay en la década de los setenta y ochenta, alcanzó un nuevo récord con el equipo de su país, el de máximo goleador. Ya lleva 31 goles, los mismos que Héctor Scarone.

Forlán, mejor jugador y máximo goleador del Mundial de Sudáfrica 2010, marcó dos tantos, los trigésimo y trigésimo primero de su carrera con la camiseta celeste, con la que debutó hace más de nueve años, el 27 de marzo de 2002, en un encuentro ante Arabia Saudí.

Además, el atacante, un especialista del gol que cuenta en su palmarés con dos Botas de Oro al máximo anotador de las Ligas europeas en 2004-05, con el Villarreal, y 2008-09, con el Atlético de Madrid, rompió su sequía goleadora de los últimos doce choques con la selección, en los que no había batido la portería rival.

Antes de la disputa del torneo, no marcó en las victorias contra China (0-4), Irlanda (2-3) y Estonia (3-0) ni en el empate con Holanda (1-1) ni en las derrotas con Chile (2-0), Estonia (2-0) y Alemania (2-1), además de los cinco duelos en esta Copa América con Chile (1-1), Perú (1-1 y 2-0), México (1-0) y Argentina (1-1), en los que completó una brillante actuación, pero sin goles.