Donaire, autor del KO del año

null
Dan Rafael Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

DonaireChris Cozzone/Fightwireimages.com El "Flash filipino" tuvo un fugaz pero sensacional debut en HBO frente a Montiel.

Cuando Nonito Donaire estaba concentrado en su campamento de entrenamiento en diciembre pasado preparándose para su oportunidad del 19 de febrero ante el campeón unificado de peso gallo Fernando Montiel, él jura que tuvo una visión de que ganaría por nocaut y que sería en el segundo round.

"Le dije a (mi entrenador) Robert García en el campamento de entrenamiento antes de Navidad que sería un nocaut en el segundo asalto. Tuve una premonición", dijo Donaire después de haber acertado su predicción y haberse alzado con un par de títulos en las 118 libras en el Mandalay Bay de Las Vegas.

Pero Donaire no solamente anotó cualquier tipo de nocaut para alzarse con esos dos cinturones. Él ejecutó un nocaut sensacional, aplastando a Montiel y ganándose el título del nocaut del año 2011 de ESPN.com.

Donaire, el "Flash Filipino", con una pegada muy poco común para un hombre tan pequeño, había sido un campeón mosca de gran nivel y peleó brevemente como gallo junior, un peso en el que se alzó con un título interino. Pero en su primera pelea en el peso gallo, Donaire enfrentaba al también poderoso y bien clasificado mexicano Montiel, un boxeador respetado que había sido campeón en tres divisiones y que era visto como el oponente más duro de la carrera de Donaire.

Pero en lugar de una pelea dura, Donaire, haciendo su debut en HBO, realizó una devastadora actuación culminada con su memorable nocaut, que envió una oleada de energía victoriosa en todo el estadio.

El primer asalto fue para Donaire en todas las tarjetas, y él le abrió un pequeño corte a Montiel sobre su párpado izquierdo. En el segundo round la pelea terminó.

Montiel conectó una corta derecha, pero Donaire respondió con un golpe tremendo con un gancho en contragolpe a un costado de la cara. Montiel nunca lo vio venir. Mientras caía hacia Donaire en camino a las lonas, Donaire logró un pequeño golpe de respuesta a la cabeza.

Luego de que Montiel cayera al piso, su cuerpo quedó extendido sobre las lonas y lució como que iba a nadar de espaldas. Sus piernas estaban flameando y sus brazos giraban sobre su cabeza en una escena pavorosa.

Sorprendentemente, Montiel, que tenía los ojos dados vuelta, dio un giro, se puso de pie, cayó y luego se paró instintivamente para superar el conteo. Luego, en un exceso del sentido del deber, el réferi Russell Mora permitió que la pelea continúe.

Montiel no había respondido al mandato de Mora de dar un paso adelante o de ofrecerle los guantes para que los limpie sobre su camisa cuando se lo pidió. Pero cuando la pelea se reanudó duró poco, porque Donaire lo atropelló nuevamente. Él metió una izquierda y una derecha, y Mora intervino para detener el pleito a los 2 minutos con 25 segundos, con Montiel todavía de pie sobre las cuerdas.

La coda posterior a la caída no debería haber sucedido nunca, pero el estelar gancho de izquierda  esencialmente el golpe del nocaut  que Donaire conectó anunció también su arribo al peso gallo, lo envió aún más alto en la lista de los mejores libra por libra, y no será olvidado en el futuro cercano.

Otros grandes nocauts

Floyd Mayweather Jr. KO4 Víctor Ortiz (17 de septiembre en Las Vegas): Aún sin la ligera controversia que surgió luego, el nocaut en sí mismo fue muy lindo  Mayweather conectó un tremendo gancho de izquierda salido de un libro de texto seguido por un derechazo al mentón de Ortiz. Él cayó en un rincón cuando el round se estaba terminando y el réferi Joe Cortez le hizo el conteo completo para que Mayweather termine recuperando un título welter. Pero no fue así de simple. Mayweather estaba todavía claramente molesto por lo que había sucedido momentos antes cuando Ortiz lo arrinconó y le colocó un cabezazo intencional que le cortó la parte interna y externa de la boca. Cortez pidió tiempo muerto y le quitó a Ortiz un punto por la flagrante falta. Mientras tanto, Ortiz se mostró ocupado abrazando y besando a Mayweather para que lo perdonara. Y cuando Cortez reinició el combate, Ortiz todavía estaba tratando de tocar guantes con Mayweather para seguir pidiéndole disculpas. Era todo un caos: Cortez estaba mirando para otro lado, y Ortiz se olvidó la regla esencial del boxeo que es protegerse en todo momento, y justo ahí Mayweather lanzó un golpe escurridizo y artero pero perfectamente legal para anotar el nocaut. "Ortiz estaba pidiendo disculpas y Mayweather lo estaba golpeando", dijo el analista de HBO Larry Merchant. Su compañero de transmisión Jim Lampley resumió la situación en una frase. "Esto no va a hacer que Mayweather gane más fanáticos, pero fue legal. Fue completamente legal". Y fue también un nocaut memorable.

Robert Helenius KO9 Samuel Peter (2 de abril en Halle, Alemania): El ex campeón de peso pesado Samuel Peter solía tener un mentón de acero. Pero eso quedó atrás, como lo demuestran sus dos últimas peleas. En noviembre del 2012, el campeón de peso pesado Wladimir Klitschko lo derribó en el 10mo round. Regresando para enfrentar al ascendente retador Helenius, Peter sufrió un nocaut casi igual de destructivo. Helenius estaba quizás acabando lo que Klistchko había dejado en Peter, pero de todos modos fue un nocaut muy atractivo. Primero, Helenius conectó un tremendo gancho de izquierda salido de la nada y derribó a Peter de espaldas. Peter se mostró un poco mareado y tuvo problemas para ponerse nuevamente de pie ante el conteo de ocho. Ahí fue cuando Helenius le conectó un derechazo seguido de otro pesado gancho de izquierda que desparramó a Peter de espaldas nuevamente. Él golpeó las lonas con su cabeza y quedó tendido en medio del cuadrilátero al minuto con 50 segundos sin ninguna chance de superar ese conteo. Francamente, el réferi Dave Parris, que ni siquiera se molestó en terminar el conteo, podría haber contado hasta 100.

Denis Lebedev KO10 Roy Jones Jr. (21 de mayo en Moscú, Rusia): Hace años, Jones era uno de los autores regulares de los candidatos a nocaut del año. Eso fue cuando él era un intocable rey de los listados libra por libra. Pero tristemente él está hoy más cerca del extremo negativo de los nocauts más brutales. A sus 42 años, él es un peleador acabado sin aguante en la quijada y que no se da cuenta de que no debería estar peleando más. Si recibir un nocaut del modo en que lo hizo ante Lebedev en ese combate de peso crucero no lo termina de convencer, probablemente nada lo logre. Esto fue un nocaut tan feo y atemorizante como cualquiera que podamos ver, y que se dio cuando faltaban apenas dos segundos para concluir el combate. Lebedev puso a Jones a dormir de manera brutal, conectando una serie de manos muy poderosas  una izquierda seguida de una gran derecha y un tremendo uppercut  que tenían a Jones noqueado de pie, doblado con su espalda sobre las cuerdas y básicamente esperando caer. El réferi Steve Smoger, usualmente uno de los mejores en el negocio, debería haber intervenido porque Jones ya estaba noqueado. Sin embargo, él dudó y Lebedev lanzó un golpe abierto y sin resistencia ante un Jones ya vencido, destruyéndolo con un derechazo violentísimo. Jones cayó de bruces a las lonas y estuvo desmayado varios minutos mientras recibía atención médica.

Lucian Bute KO4 Jean-Paul Mendy (9 de julio en Bucarest, Romania): Bute es una gran estrella en Montreal, su tierra adoptive, pero él siempre quiso tener una pelea profesional en su Rumania natal. Por eso, la promotora InterBox llevó ese combate al extranjero y Bute enfrentó a Mendy en una defensa obligatoria del título súper mediano en lo que fue visto como el mayor evento boxístico en la historia de Rumania. No solamente Bute logró hacer un gran espectáculo para la multitud local, sino que cerró el show de manera explosiva. Con la pelea ya en sus manos, Bute conectó una corta izquierda al mentón de Mendy. Su cuerpo entró en cortocircuito inmediatamente y él cayó a las lonas sin siquiera poder atajarse parcialmente. La multitud enloqueció. Bute levantó los brazos y el réferi Marlon Wright detuvo el pleito cuando faltaban 12 segundos para terminar el round, justo cuando Mendy tenía problemas para ponerse de pie.

Rico Ramos TKO7 Akifumi Shimoda (9 de julio en Atlantic City, N.J.): Los manejadores de Ramos hicieron un trato para que el japonés Shimoda venga a los Estados Unidos a realizar su defensa obligatoria del campeonato pluma junior ante Ramos en HBO. Pero aún cuando Ramos tenía todas las ventajas con las que podía contar, eso no cambió el hecho de que durante los primeros seis asaltos él lució perdido mientras Shimoda simplemente lo superaba en boxeo. Sin embargo, Ramos mantuvo su calma y finalmente en el séptimo asalto lo conectó con un hermoso gancho de izquierda que lo atrapó sobre el mentón y lo derribó de espaldas en las lonas. Shimoda hizo un valiente esfuerzo para ponerse de pie, pero no pudo recuperar la vertical y cayó nuevamente mientras el réferi Benjy Esteves detenía el pleito a los 14 segundos del final del round, dándole a Ramos la improbable victoria por nocaut tras su milagrosa recuperación. "Cuando lucía como si la marea lo fuese a tapar, él hizo una declaración de poder", dijo el comentarista de HBO Max Kellerman. "Él dejó que su habilidad se imponga, dejó que su corazón de peleador salte hacia el frente y anotó un sensacional nocaut de un solo golpe sobre un peleador sólido en una pelea que probablemente estaba perdiendo. Le perdonamos todos los pecados cometidos en los primeros seis asaltos".

Pier-Olivier Cote KO2 Jorge Terón (5 de noviembre en Quebec City): En su debut televisivo estadounidense en Showtime, Cote, un ascendente prospecto de peso welter junior, realizó una memorable actuación y le dio a sus fanáticos locales algo por lo cual alentarlo al destruir a Terón, quien alguna vez fuese un gran prospecto. Luego de darle una paliza a Terón en el primer round, Coté lo aplastó en el segundo. Con los primeros golpes que lanzó en el round Cote derribó a Terón con una combinación de izquierda y derecha que nunca vio venir. Su nariz goteaba sangre, pero Terón se puso de pie rápidamente. Y ahí fue cuando Cote liquidó el pleito con gran estilo. Él sacudió a Terón con un tremendo gancho de izquierda al mentón que lo derribó de espaldas sobre las sogas. Mientras Terón, que tenía sangre saliéndole por la boca, luchaba para ponerse de pie, el réferi Jean-Guy Brousseau detuvo el pleito a los 33 segundos de comenzado el round. Fue violento y fue emocionante.

Michael Grant KO12 Francois Botha (19 de noviembre en Johanesburgo, Sudáfrica): Esto dos vetustos y decaídos ex retadores al título mundial de peso pesado (Grant tiene 39 y Botha 43) todavía tenían algo para ofrecer y ofrecieron un buen espectáculo antes de que Grant lo terminara explosivamente. Él estaba abajo en las tres tarjetas y necesitaba un nocaut para ganar. Y caramba si lo hizo. Él tuvo a Botha lastimado en el 11er asalto y continuó lanzando golpes ante su oponente más pequeño, más lento y menos preparado en el último round. Finalmente, Grant retrocedió y lanzó una larga derecha que aterrizó justo en el objetivo: el mentón de Botha. Botha, que tenía las manos bajas, cayó hacia atrás y quedó inmóvil en un rincón con su cuerpo parcialmente colgando en las sogas del ring y su brazo fuera de la falda del cuadrilátero. Uno de los miembros del equipo de Botha trató de empujarlo nuevamente hacia el ring pero no hubo caso. Botha estaba acabado y el réferi Ingo Barrabas le suministró el conteo completo cuando faltaban apenas 37 segundos en una pelea que hubiese ganado si hubiese podido llegar de pie al final del asalto.

Thomas Dulorme KO2 Harrison Cuello (16 de abril en Mashantucket, Connecticut): Dulorme, un peso welter de 21 años oriundo de Puerto Rico, es uno de los mejores prospectos del boxeo y demostró su innegable potencia con un aplastante nocaut ante Cuello en la cartelera previa al combate entre Víctor Ortiz y Andre Berto. Cuello es un experimentado obrero del ring que había recorrido la distancia complete con varios peleadores muy buenos, pero Dulorme le dio una paliza y lo liquidó de manera impecable. Dulorme anotó una caída rápida a comienzos del segundo round antes de anotar el devastador golpe final. Él conectó una izquierda en contragolpe casi perfecta que derribó a Cuello y lo dejó frío sobre las lonas a 87 segundos de comenzado el round. El réferi John Callas probablemente podría haber realizado un conteo durante una semana. El golpe conectó con tanta autoridad que fue audible en el estadio de un modo que sonó diferente a muchos otros golpes de nocaut. Cuello tuvo que recibir oxígeno y eventualmente fue llevado en camilla a un hospital cercano como medida de precaución.

Gary Russell Jr. KO1 Heriberto Ruiz (26 de noviembre en Cincinnati): Cuando Dat Nguyen canceló su aparición en esta pelea debido a una lesión, Ruiz aceptó el combate con el candente prospecto del año Russell con poco tiempo de aviso, y probablemente deseó no haber aceptado nunca este pleito. Russell, un peso pluma que fue representante olímpico estadounidense en el 2008, tiene una tremenda velocidad ante la cual Ruiz no tuvo respuestas. Por eso cuando conectó una rápida derecha al cuerpo seguida de un gancho de derecha al mentón, Ruiz nunca vio venir los golpes. El puño al mentón conectó con fuerza y Ruiz cayó como una bolsa de piedras, primero de lado antes de rodar hacia atrás. Su cabeza quedó a unas pulgadas del piso, pero su boca quedó abierta y él tenía la mirada perdida cuando el réferi Randy Jarvis inició un conteo de protección que no se molestó por terminar. La pelea fue pactada para la parte no televisada de la cartelera de HBO encabezada por Adrien Broner ante Vicente Rodríguez, pero el nocaut fue tan bueno que HBO lo mostró de manera completa en sus dos minutos con 21 segundos de duración en diferido durante la transmisión. A pesar de ser una pelea despareja, el nocaut valió la pena de ver porque fue simplemente sensacional.

Ola Afolabi KO1 Terry Dunstan (2 de julio en Hamburgo, Alemania): Peleando en un combate preliminar antes de la unilateral victoria del campeón de peso pesado Wladimir Klitschko ante David Haye, fue el peso crucero Afolabi, uno de los compañeros de guanteo de Wladimir, quien logró un apabullante nocaut, y no los pesos pesados de la pelea principal. Fue un final aplastante, en el que Afolabi barrió con Dunstan, un ex campeón europeo que estaba en medio de un intento por revivir su carrera luego de un descanso de cinco años causado en parte por un paso por la prisión. Afolabi lo castigó con algunos golpes duros pero eso no fue nada comparado con el martillazo que soltaría luego: un sordo derechazo al mentón que envió el protector bucal d Dunstan a volar y lo puso en las lonas de manera violenta. Él terminó descansando con su cabeza parcialmente por debajo de la soga de abajo del ring, sin chances de poder levantarse. "¡Oh, que tremendo golpe! Esto está terminado", gritó el comentarista de la cadena Sky, Jim Watt. Faltando 20 segundos para finalizar el round inicial, el réferi Stanley Christodoulou detuvo el combate sin realizar un conteo, porque a esa altura ya era totalmente innecesario hacerlo.

Gennady Golovkin KO1 Lujuan Simon (9 de diciembre en Düsseldorf, Alemania): Simon, un duro retador de segundo nivel oriundo de Filadelfia, no había sido detenido anteriormente nunca, incluyendo en dos derrotas en Alemania, una pelea de título mundial ante el poderoso Arthur Abraham y también Sebastian Sylvester, quien luego se adjudicaría un título mundial. Pero la tercera no fue la vencida para Simon porque Golovkin, medallista olímpico de plata en 2004 oriundo de Kazajistán, lo barrió del mapa con un solo golpe para retener su versión del título mediano. Luego de un proceso de estudio, Golovkin repentinamente pivoteó y conectó un tremendo gancho de izquierda justo en el mentón de Simon. Él cayó de espaldas y sus piernas se sacudían en temblores sin control cuando el réferi José Ignacio Martínez detuvo el combate cuando faltaban 43 segundos en ese asalto. Un trabajo rápido para Golovkin y algo muy entretenido para los televidentes.

Jessie Vargas KO2 Walter Estrada (8 de julio en Primm, Nevada): Vargas era un prospecto invicto en el peso welter y Estrada un obrero del ring con mucha experiencia en su haber cuando ambos chocaron en esta pelea de la serie de Telefutura "Solo Boxeo Tecate". Obviamente, la razón para realizar esta pelea fue darle a Vargas algo de experiencia ante un veteran y esperar que luciera bien en ese trámite. Misión cumplida en ambas tareas, especialmente en la de lucir bien, porque Vargas borró a Estrada del mapa, conectando de manera explosiva menos de un minuto después de comenzado el segundo round. Durante un intercambio, Vargas sacudió a Estrada, que estaba fuera de balance. Luego, Vargas conectó al ya mareado Estrada con un gancho a la quijada y él se desmoronó en las lonas de manera exagerada al golpear su cabeza. El cuerpo de Estrada quedó parcialmente debajo de la cuerda inferior del ring y él no se estaba moviendo, lo cual ocasionó que el réferi Joe Cortez detenga inmediatamente el pleito y le quite el protector bucal. Fue un nocaut realmente tremendo.

Román González KO2 Omar Soto (1 de octubre en Las Vegas): El campeón de peso mosca junior González es uno de los pegadores más fuertes en el mundo libra por libra, y este gran nocaut es una perfecta ilustración del tipo de daño que él puede hacer. González estaba dictando el ritmo de esta pelea transmitida por "Top Rank Live" cuando soltó una hermosa combinación de tres golpes  una izquierda seguida de una derecha y luego un velocísimo uppercut al mentón de Soto. Soto cayó en un rincón con sus guantes cubriendo sus ojos. Él trató de ponerse de pie, pero escupió el protector bucal y estaba acabado cuando el réferi Robert Byrd le administró el conteo completo.

Eloy Pérez KO2 Daniel Jiménez (2 de septiembre en Salinas, California): Pérez no es conocido por ser un pegador significativo, pero este retador de peso ligero junior mostró algo de potencia en este evento estelar de "Solo Boxeo Tecate", anotando un nocaut que no podría haber lucido mejor si hubiese sido coreografiado. Pérez ablandó a Jiménez con dos caídas en el primer asalto y luego lo arruinó en el segundo. Le conectó una tremenda izquierda al mentón y su cuerpo perdió toda solidez, cayendo de costado sobre las cuerdas y balanceándose momentáneamente sobre la segunda cuerda del ring, con su cuerpo colgando entre ambos lados. Jiménez eventualmente cayó de nuevo al ring sobre sus sentaderas, y justo cuando el réferi Edward Collantes detenía el pleito Jiménez terminaba de caer sobre las lonas con todo su cuerpo.

Próximamente: premio a la pelea del año


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.