Silva quiere más títulos con España

Actualizado el 2 de julio de 2012
EFE

España v Italia
APDavid Silva habla tras la conquista de otra copa

MADRID -- El canario David Silva, autor ayer del primer gol del triunfo de la selección española ante Italia (4-0), en la final de la Eurocopa 2012, que da a España tres competiciones en cuatro años, ha señalado que "las ganas de títulos nunca se acaban" y que la sensación del triunfo es "inigualable".

"He tenido la suerte de hacer el primer gol, que nos ha ayudado para abrir el camino y tener más opciones. Sabíamos que era fundamental marcar primero e hicimos énfasis en eso antes del juego, por ello salimos lo más ofensivos posible desde el arranque y por suerte lo logramos", comenta Silva, en declaraciones a FIFA.com

Silva es uno de los protagonistas del nuevo récord inscrito por la selección española, única en haber conquistado de forma consecutivas Eurocopa (2008)-Mundial (2010)-Eurocopa (2012), pues estuvo en las tres competiciones.

"Las ganas de títulos nunca se acaban, la sensación del triunfo es completamente inigualable. Y entonces afrontas los torneos con la intención de repetir esas emociones. Desde un punto de vista individual, tienes que buscar mantener el puesto", opina.

"En España cada generación parece ser mejor que la anterior y si uno baja la guardia, ya hay otro listo para sustituirlo. Hay que estar siempre a tope, y eso te lleva a conseguir los mejores resultados", señala.

Sobre la final ante Italia, donde España también estableció una mayor diferencia de goles en este tipos de encuentros de Eurocopa, dijo: "En general las finales son muy cerradas, se suelen definir por un gol o por detalles mínimos. Estamos conscientes de que no es nada fácil ganar un partido así por una diferencia tan grande y creo que esa es una de las razones por las que estamos tan contentos".

"Nuestro esfuerzo se vio realmente recompensado y eso no es tan común en el fútbol", añade.

Una final donde Silva, uno de los jugadores de menos estatura del torneo, "abrió la lata" con el tanto de 1-0, precisamente en remate de cabeza: "Estuve en el momento justo, vi cómo se desarrollaba la jugada y sentí que tenía que esperar un poco por el pase de Cesc en diagonal; y así sucedió. Fue todo muy rápido pero salió como lo había imaginado".