Fiesta estelar en el Salón de la Fama

Actualizado el 13 de noviembre de 2012
ESPN.com
La inducción al Salón de la Fama del Fútbol
Revive la ceremonia completa de este evento.Tags: futbol, salon de la fama

PACHUCA -- Todo fue glamour, espectacularidad y fantasía, al engalanar las estrellas del firmamento futbolístico el salón "Gota de Plata", para la segunda generación de investidos 2012 al Salón de la Fama, ubicado en Pachuca, Hidalgo.

Luego de una majestuosa, emotiva y anecdótica ceremonia que inició con el Himno Nacional Mexicano, se dio comienzo al reconocimiento a dichos elementos vitales en el balompié mundial y para ello, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Justino Compeán concedió la palabra al titular de la FIFA, Joseph Blatter, quien comentó acerca de este magno evento y lo hizo a través de la magia del video.

"Tuve la oportunidad de pasearme por el Salón de la Fama y Museo Interactivo y la verdad aún los tengo muy presentes, es más, permiten tener una plataforma moderna que promueven las facultades de nuestro deporte.

"Me es motivo de particular orgullo la incorporación de 23 personalidades, incluso Jules Rimet, por ser el creador de todo esto y por el que se conoce la Copa del Mundo. Les mando mis más sinceras felicitaciones", dijo el directivo sueco.

Uno de los primeros en nombrar a los investidos 2012 fue el timonel mexicano Javier Aguirre, quien luego de una semblanza mencionó a Emilio Butragueño, Cristóbal Ortega, Manuel Negrete para portar el saco que les acredita como inmortales del futbol.

A todo esto, Butragueño dijo que "quiero compartirlo con México. A este país le debo mucho, aquí disputé mi primer mundial en 1986 y viví tres años en él, con el que disputé una final, no me siento un extranjero en México. Cuando era un pequeño no podía imaginar que estaría al lado de inmortales, para mí es un privilegio enorme. Agradezco a mi familia y a la gente del futbol y a directivos del Celaya", además saludó a Hugo Sánchez, quien se encontraba en las butacas del recinto.

Posteriormente se reconoció la carrera de la leyenda Jules Rimet y al directivo Guillermo Aguilar Álvarez.

En tanto, el ex entrenador mexicano Manuel Lapuente presentó a Luis Roberto Alves Zague y Luis Hernández, quienes provocaron evocación de todos sus goles.

"Gracias a todos los aficionados y periodistas, sin ustedes esto no hubiera sido posible", expresó Zague. Mientras que el "Matador" reconoció que Carlos Hermosillo era su ídolo desde joven.

Más adelante se homenajeó al portero italiano Dino Zoff y al goleador holandés Marco van Basten, quienes fueron los únicos elementos que no pudieron estar presentes en dicha ceremonia, aunque ambos enviaron su testimonio en video, agradeciendo al comité organizador por dicho honor.

Por su parte, nombraron al Salón de la Fama al "Maestro" Benjamín Galindo y al ecuatoriano Alex Aguinaga, leyendas vivientes del futbol azteca.

"Estoy muy agradecido por esta gran distinción, es un honor estar aquí, por estar con tanta gente del futbol. Recuerdo el estar en Pachuca, momentos importante, fui campeón con este equipo y ser investido representa mucho para mí. Tuve grandes técnicos, compañeros y periodistas que se esforzaron por ser mejores", dijo Galindo.

Mientras que Aguinaga dio gracias a los aficionados y "son ellos los que nos pusieron en este sitio".

Para darle su investidura al uruguayo Obdulio Varela, el inglés Bobby More y al entrenador holandés Rinus Michels estuvo presente Raúl Gutiérrez, DT de la selección mexicana sub 17, campeona del mundo en el 2011.

Inmediatamente después, se otorgó un reconocimiento a los decanos como José Antonio Roca, Fernando Marcos, Juan "Trompo" Carreño, primer mexicano en anotar en Juegos Olímpicos y una Copa del Mundo (1930).

Las palabras que brindó el nieto de José Antonio Roca y de Fernando Marcos fueron de las más emotivas de la noche, donde no dejaron de reconocer la labor de sus abuelos dentro del futbol.

En tanto, el ingeniero Javier de la Torre y Jaime Tubo Gómez, glorias de las Chivas Rayadas, el primero como entrenador y el segundo como el cancerbero excepcional de la época de los 50 ingresaron tambien al Salón de la Fama.

Mientras que el timonel del Tri olímpico, ganador de la medalla de oro en Londres 2012, Luis Fernando Tena nombró al estrado a Carlos Hermosillo, goleador mexicano de historia ganadora y fue investido a dicho recinto.

Pero al nombrar a Mario Alberto "El Matador" Kempes para ser investido como otro de los jugadores inmortales, el respetable no pudo evitar estallar en emoción al ver al artífice del campeón del mundo en Argentina 78.

"Agradezco a todo por su apoyo, esto del futbol se ve precioso, pero se necesita sacrificio, pero nuestra familia ha sido vital y agradezco a esas compañeras que nos ayudan en todo", señaló, aunque durante su discurso no pudo evitar que sus lágrimas corrieran por sus mejillas.

Y finalmente, el más grande de los goleadores en Copas del Mundo, Just Fontaine, el francés que hizo vibrar al planeta en 1958 con sus 13 tantos y a los presentes en el salón "Gota de Plata" se lució ante todos con una semblanza de su vida y con imágenes de sus hazañas deportivas, pero entonando de propia voz la canción de fondo.

Al subir la leyenda viviente del futbol, dijo que "tengan miedo porque voy a intentar hablar mexicano, cuando vinieron a mi casa al Salón de la Fama. Me dio mucho gusto y estoy muy orgulloso por ser uno de los goleadores de los mundiales y mi mujer miró internet y me dijo aquí en Pachuca está el primer equipo de México, aquí ha nacido y para dicha ceremonia tenía que comprar un traje y si vengo el otro año tal vez me den el pantalón".

"Estoy muy feliz porque tengo mucho respeto por todos los futbolistas y si están en el Slaón de la Fama es porque tienen la clase internacional. Y traje como suplente a un amigo, porque mi esposa no pudo venir, fue portero en 1958, pero él tiene el mismo signo zodiacal que mi mujer. Tuve que dejar el futbol, hubiera querido jugar 5 años más y no tener el récord de goles", concluyó de manera jocosa el gran investido de honor de toda la noche.