DeMarco y la pelea de su vida

Actualizado el 15 de noviembre de 2012
Por Bernardo Pilatti
ESPN.com
Archivo

Antonio DeMarcoAPAntonio DeMarco necesitó menos de un minuto para noquear a John Molina en su anterior pelea.

El campeón mundial de peso ligero por el CMB, Antonio DeMarco (28-2-1 con 21 KOs), se muestra confiado en que el próximo sábado defenderá con éxito su diadema ante el invicto retador estadounidense Adrien Broner (24-0 con 20 KOs). El combate, será la estelar de un programa de la cadena HBO desde el Boardwalk Hall en Atlantic City, Nueva Jersey.

Esto fue lo que le dijo desde Tijuana a ESPNDeportes.com.

-¿Cómo te encuentras y como está tu estado emocional a menos de una semana para la pelea?
Contento, ansioso por subir al ring y hacer lo que me gusta, dar una buena pelea para toda la gente y salir con la mano en alto si Dios quiere.

-¿Qué piensas de tu rival?
No pienso en él, estoy enfocado en mi trabajo y completar una buena preparación y finiquitar todo con una buena actuación y una victoria el sábado.

-Su estilo se parece en algo al de Floyd Mayweather, ¿eso es malo o es bueno para ti?
No dudo que es un buen reto. Broner es un rival peligroso, muy talentoso, con mucha movilidad. Lo respeto mucho, tiene mucho talento y es bueno para mí, como campeón, enfrentar a los mejores. Yo anhelo consolidarme en el peso ligero y esperar que vengan cosas mejores en mi carrera.

-Ya hemos visto que Broner se complica ante los zurdos, tal como le ocurrió contra Ponce de León ¿Crees que eso ayudará a tu estrategia?
Es posible aunque ninguna pelea es igual a otra. Yo estoy más pendiente con mi trabajo que con lo que pueda hacer mi rival. Me siento muy seguro de mis condiciones, con mucha madurez y me sorprendo con las cosas buenas que me están ocurriendo día a día.

>-Broner viene de noquear a sus últimos cuatro rivales y dice que tu serás el quinto ¿Tú crees que tiene condiciones como para llegarte con un golpe de KO?
Soy sincero, respeto mucho este deporte, un golpe sorpresa puede terminar con toda una buena preparación. Cualquiera que se sube a un ring corre el riesgo de ser noqueado por un golpe. Todos somos conscientes de eso, pero créeme tengo mucha hambre, deseo de éxito y trabajaré mucho encima del ring para que eso no ocurra conmigo.

-¿Qué le responderías a un fanático si te pregunta por una razón por la cual DeMarco vencerá a Broner?
Porque soy el campeón del mundo, simplemente por eso. Porque quiero demostrarle a la gente y a mí mismo porque tengo ese cinto de campeón y por cual razón me lo gané.

-¿Sientes acaso que la gente aún duda de tus condiciones de campeón?
Sí, siempre habrá dudas, pero eso me motiva a echar el extra, en el gimnasio y las peleas. Es una motivación e extra que me permite salir adelante.

-¿Has encontrado los sparrings apropiados o que se asemejen en su estilo al de Broner?
No y considero que eso es algo imposible, porque no hay ningún sparring parecido a Broner o parecido a DeMarco. Pero aclaro que eso no me preocupa, porque traemos tácticas de trabajo para superarlo y es justo decirlo, aunque no se parezcan a Broner los sparrings que he tenido me han hecho trabajar muy duro.

-Desde la derrota ante Edwin Valero, has mejorado mucho. Se te ve más decidido, más confiado. ¿Por qué y como ha sucedido eso?
Juro que ni yo mismo lo sé. Es muy bonito todo esto, vas madurando, vas mejorando, tengo otra mentalidad y las cosas en el trabajo se dan, y no te das cuenta. Pero vas avanzando y ganando experiencia. Esa fue una derrota que me enseño mucho, diría que fue mi graduación, no la cambio por nada. Como otras peleas duras, que me han dado confianza y tranquilidad para enfrentar a un peleador talentoso como Broner. Me siento fuerte física y mentalmente gracias a todo eso.

Tu familia, tu equipo tiene mucho que ver en tu crecimiento. ¿Verdad?
Sin duda alguna. Soy sincero, nadie en esta vida puede hacer algo solo, siempre necesitamos ayuda de alguien. Y yo estoy muy agradecido con mi equipo, mi promotor, mi familia, con familias que me adoptaron aquí en Tijuana. Todo esto por lo que estoy pasando, se lo merecen ellos más que yo. Porque ellos me impulsaron, me apoyaron cuando yo no tenía nada ni siquiera un plato de sopa y le pido a Dios que si me siguen dando cosas voy a ayudar a toda esa gente a la que debo tanto.

-Volviendo a la pelea. ¿Es una opción única noquear a Broner o te ves firme para sobrellevar la pelea en caso de que se extienda hasta los doce asaltos?
No, me gustaría que se acabara como la de Molina, pero (bromas aparte) el KO llega solo, llega en el momento adecuado, tienes que trabajar para ello, pero se da no se busca. Hay que trabajar para lograrlo, es mentira que lo buscas, solo se da conforme la pelea va avanzando. Solo pido que sea una buena pelea y gane el mejor.

-¿Hay entre tus rivales anteriores alguien que hayas enfrentado y que en lo previo lo consideraras tan o más peligroso que Broner?
Si, créeme que sí y ese se llama Kid Diamond (Almazbek Raiymkulov). Fue mi primera oportunidad en la TV con Showtime. Fue un rival muy complicado, y yo tenía otra mentalidad. Un compromiso muy duro y un rival de estilo dificilísimo, pero al final se me dio el triunfo.

-¿Hay algo que te preocupa para la pelea del sábado?
Nada me preocupa, estoy muy bien de peso, me siento bien mental y físicamente me siento muy fuerte. En mi mente solo existe la idea de ganar, y no me importa cómo, pero debo ganar esa pelea porque es muy importante para mi carrera.

-¿Qué te pide el entrenador?
Me pide mucha tranquilidad, paciencia y que este enfocado en lo que estamos haciendo.

-¿Es la pelea soñada?
Si es el día soñado desde que emigré a Tijuana. Una pelea estelar, por HBO, y con un peleador que todos lo tienen como que me va a ganar. Un día sonado como para que sea mi noche.

-¿Te sientes más cómodo no siendo favorito?
¡Sin duda! En todas mis últimas peleas no he ido como favorito y eso me motiva. Soy una persona muy terca y me gusta demostrarme a mí mismo y a la gente que todo en esta vida se puede lograr, no hay nadie más ni menos, somos todos iguales.

--¿Cómo será esta última semana previa a la pelea?
De mucha tranquilidad. Es cuando se da el bajón la preparación, es para descansar el cuerpo y solo hacer el sudor para estar en peso y concentrado.

-Al fanático mexicano le gusta aquél que se faja sobre el cuadrilátero y hay históricos ejemplos en grandes campeones. ¿En quién tú te ves reflejado?
En ninguno, porque no les llegó ni a los talones. México tiene peleadores fuera de serie, me encantan Chávez, Barrera, Morales, JM Márquez. Pero no les llego ni a los talones y tengo que trabajar mucho, ¡muchísimo! para poder acercármeles siquiera un poquito y esa mentalidad debo seguir utilizándola para salir adelante.

-¿Te hubiera gustado enfrentar a alguno de ellos?
Si claro. Esos son los retos que uno como peleador quiere y hay muchos peleadores te gustaría enfrentar para demostrarte a ti mismo por lo menos a qué altura estas.

-¿A quién por ejemplo?
Enfrentar a un Juan Manuel Márquez, por ejemplo, sería como un sueño. Hecho realidad. Porque JM Márquez me encanta como pelea, su inteligencia encima del ring y probarme a su nivel seria fabuloso.

-Antes de la pelea con John Molina, escribí una crónica donde dije que tú eras algo así como huracán que estaba tocando tierra. Espero que sigas adelante, arrasando rivales a tu paso como un Huracán DeMarco.
Así será, voy a trabajar muy duro para ser ese huracán y vencer mi próxima pelea. Si Dios quiere, me verán salir con el brazo en alto de mi pelea contra Adrien Broner.


Bernardo Pilatti es escritor, periodista deportivo desde 1978, analista de boxeo y comentarista de Artes Marciales Mixtas (MMA). Ha sido Jefe de Noticias, así como presentador de SportsCenter en ESPN Deportes Radio y conductor en el programa A Los Golpes donde entrevistó a las principales figuras del boxeo mundial. En Artes Marciales Mixtas, ha narrado combates realizados en las jaulas de Strikeforce, CFA y GForce Promotions.
Síguelo en @pilattiESPN Consulta su archivo de columnas.