Guillermo: "No tengo cláusula"

Actualizado el 16 de noviembre de 2012
Servicios de ESPN.com

BUENOS AIRES -- Guillermo Barros Schelotto admitió en "La Oral Deportiva Extra" que lo "sorprende un poco" la buena campaña con Lanús y quiso alejarse de los rumores que lo vinculan a Boca, aunque aclaró: "Mi contrato no tiene ninguna cláusula".

Gustavo y Guillermo Barros Schelotto
Fotobaires.comGuillermo (der) trabaja junto a su hermano Gustavo

El entrenador de Lanús admitió en su charla exclusiva con ESPN Radio en Rivadavia que, aunque había visto el potencial del plantel que tiene, por ser su "primera experiencia sorprende un poco" la campaña que están haciendo.

Ante el entusiasmo de la gente, que ya canta "de la mano de los mellizos, todos la vuelta vamos a dar", Guillermo remarcó que está "tranquilo" en su rol: "Estoy convencido de lo que hacemos", dijo el dt, quien trabajo junto a su hermano, Gustavo.

"Lo que más destaco es la búsqueda de asociarse permanentemente en las prácticas y los partidos. Eso para mi es una de las premisas como entrenador", comentó Barros Schelotto, para empezar a definirse como entrenador.

Respecto a su relación con una de las figuras del equipo, Diego Valeri, que en el comienzo no tenía un lugar regular entre los titulares, el DT aclaró que "nunca hubo un problema personal", si no que se trató de decisiones deportivas y destacó que el volante "se comportó como todo un profesional y una gran persona".

Guillermo aseguró que "los cuatro que pelean arriba (Vélez, Lanús, Newell's, Belgrano) son los que mejor juegan. Por ahí, Belgrano tiene otro estilo, pero es durísimo. Hasta ahora, es justo que los que disputan el título seamos nosotros cuatro", sobre la lucha en el Inicial, cuando ya sólo quedan cuatro fechas.

Pese a ubicarse dentro del lote que pelea el título, el técnico granate aclaró que su "objetivo es sumar para clasificar a la Libertadores, independientemente de quién pelee ese lugar con nosotros. No me incomoda tener que disputar esa plaza con Boca".

Y continuó su lectura, de cara a los objetivos de Lanús: "El domingo es un enigma saber qué nos conviene. Si gana Boca, nos acercamos a Vélez pero quedamos fuera de los puestos de Copa. Si gana Vélez, estamos en la Copa pero seguimos igual en el torneo. Lo importante es que ganemos nosotros".

"Lo que más destaco es la búsqueda de asociarse permanentemente en las prácticas y los partidos. Eso para mi es una de las premisas como entrenador"

A Guillermo no le gusta que lo quieran sacar del tema Lanús, pero tampoco se rehúsa a responder cuando le preguntan por el supuesto interés de Boca. Ante el momento bajo del Xeneize, el fin del contrato de Julio Falcioni en diciembre, sumado a que es ídolo allí y su buena presentación como DT, es inevitable que se lo mencione como candidato para suceder a JC.

No obstante, contó que ya está planificando la próxima temporada de Lanús, incluso ya tiene relación con Alejandro Marón, próximo presidente grana. Por eso especificó en ESPN Radio: "Prefiero no hablar de mi contrato ni nada extrafutbolísitco. No quiero desviarme de lo deportivo. Sólo aclaro que mi contrato no tiene ninguna cláusula".

El Mellizo evaluó el momento de Boca: "No anduvo bien en las últimas fechas y perdió la chance de pelear el campeonato. Evidentemente, algo mal hizo. ¿Si extraña a Riquelme? De eso que se ocupe Falcioni", cerró.

Y sobre la chance o no de ser el próximo DT xeneize, aclaró: "Cuando se me vincula a Boca no tiene nada que ver con algo que yo haya manifestado, sino más bien un tema mediático. No voy a hablar de otra cosa que no tenga que ver con Lanús".

"Boca no anduvo bien en las últimas fechas y perdió la chance de pelear el campeonato. Evidentemente, algo mal hizo"

Entonces, volvió a hablar de su equipo y analizó la campaña. Señaló que la derrota ante All Boys "produjo un punto de inflexión", que generó "una reacción muy positiva en el vestuario".

De cara a la recta final del torneo Inicial, Barros Schelotto dijo que le "resulta difícil creer que los cuatro que estamos arriba ganemos los cuatro partidos que quedan. Se viene un fixture complicado para todos".

"Contra Estudiantes va a ser un partido más -continuó-. Soy un profesional y no va a influir mi pasado en los jugadores".

"No hay que cargar de ansiedad al equipo. Ese sería un gran error", concluyó.

Un último párrafo para el club de sus amores, al que no pudo salvar del descenso en la etapa final de su carrera: "A Gimnasia lo veo bien encaminado. Tiene un buen técnico y un buen plantel. Ojalá las dos derrotas no influyan en el partido de hoy".