San Pablo no es ningún santo

null
Washington Cucurto Por Washington Cucurto
ESPNdeportes.com
Archivo

Sao Paulo v Universidad CatólicaGetty ImagesLuis Fabiano no estuvo atinado a la hora de definar

BUENOS AIRES -- San Pablo es un equipo casi sin ideas. Por lo menos eso se dejó ver ayer en el partido de vuelta de la Copa Sudamericana.

San Pablo jugó en su gigantesco estadio Morumbí ante un aguerrido Universidad Católica de Chile que aguantó y si hubiese tenido un poco mas de atrevimiento le ganaba el partido.

El choque cerró en un insignificante 0 a 0 y de esta manera (recordemos que el San Pablo empató en un gol en Santiago de Chile), el equipo paulista pasó a la final de la Copa Sudamericana.

Extraño partido en el que el equipo brasileño dominó pero casi sin dominar. No tuvo la profundidad suficiente y la mala puntería de sus delanteros estrellas Luis Fabiano y Jadson impidieron que el San Pablo se llevara el triunfo.

Es bueno destacar la gran actuación de Cristopher Toselli que le tapó varios disparos a un Luis Fabiano desconocido.

Lucas Moura marcó el camino a sus compañeros. Fue el único jugador distinto y transparente de este equipo, pero los demás dormían sin afinar su puntería.

Transcurrían los minutos y el San Pablo no hería, ni dañaba a su rival. Por lo contrario el equipo chileno pudo descontar en un par de corridas de sus laterales.

Los diez últimos minutos fueron vibrantes, con una Unviersidad Católica herida en su orgullo, saliendo a buscar el partido a costa de lo que fuera. Pagando excesivamente cara su eliminación.

En esos momentos entró un jugador al que hay que tener mucho en cuenta: Ganso, una especie de Riquelme al que es un placer verlo jugar, inquietó muy poco, pero se nota que es diferente.

San Pablo es un equipo que no tiene ideas, tiene solo grandes jugadores a los que les alcanza con cargar la chapa de ídolos.

¿Tigre o Millonarios?

Cualquiera de los dos será un rival dificilísimo para el San Pablo, que demuestra mucha impericia en ciertos momentos de los partidos. San Pablo, no es ningún cuco, es un rejunte de buenos jugadores a los que se les puede ganar.

Mi corazón y mi deseo están con Tigre. Imagino que el equipo argentino tiene algo a favor. No le convirtieron goles en el partido de ida, por lo cual, le bastará con hacer un gol para pasar a la final.

Millonarios, es un equipazo, jugará esta tarde de local y será difícil ganarle. La llave está abierta, cualquiera de los dos son mejores que el San Pablo.


Washington Cucurto es escritor y poeta. Aunque su nombre real es Santiago Vega, él prefiere que lo llamen simplemente \"Cucu\". Su obra siempre recurre a las minorías y a los marginales y entre sus publicaciones se destacan Cosa de negros (2003) y Las aventuras del señor maíz (2005). Además creó Eloisa Cartonera, una editorial que publica libros de autores inéditos latinoamericanos, realizados con cartón. Actualmente está terminando una biografía de Don Ramón, personaje del Chavo del 8. Consulta su archivo de columnas.