Hewitt, muy duro con los argentinos

null
ESPNtenis.com

Lleyton Hewitt
Getty ImagesLleyton Hewitt, sin pelos en la lengua

BRISBANE -- La serie del Abierto de Australia (Australian Open Series) está a punto de comenzar. Y Lleyton Hewitt, sin dudas, es la imagen local en esta etapa del año.

Allí hizo referencia su relación con los argentinos, ya que en su carrera supo tener problemas con Juan Ignacio Chela y David Nalbandian, entre otros. "Los argentinos más jóvenes son fantásticos. (Juan Martín) Del Potro es uno de mis mejores compañeros. Juan Mónaco es un gran tipo. Todo comenzó a partir de Chela. Cuando le gané a Nalbandian en la final de Wimbledon estábamos bien y solíamos practicar juntos. Pero luego, Chela me escupió en el Abierto de Australia. Él se frustró conmigo. En ese momento yo no hice mucho al respecto, pero mi entrenador Roger Rashid se puso loco en el vestuario de Chela con su entrenador y su preparador físico".

"Dos partidos más tarde jugué con Nalbandian en cuartos de final en el Día de Australia - siguió -. Gané los dos primeros sets y perdí los dos siguientes. En el medio del quinto set nos topamos los hombros. No fue gran cosa, pero Nalbandian se dio la vuelta como si dijera: "¿qué has hecho?'' Los dos nos podríamos haber evitado pero simplemente siguió caminando. He ganado 10-8 en el quinto y nunca he hablado con él desde entonces. Uno de los viajes más difíciles que he hecho fue a la Argentina por la Copa Davis. Fue brutal.

Al australiano, también le preguntaron sobre las drogas en el tenis y no eludió la respuesta: "supongo que algunos de los muchachos se sienten frustrados de que algunos chicos han dado positivo una o dos veces y luego son capaces de volver después de seis meses o un año. Mariano Puerta, argentino, drogado todo el Abierto de Francia (en 2005) y dejó a grandes jugadores fuera. Llegó a la final y perdió ante Nadal, gracias a Dios. Por lo menos teníamos un digno ganador. ¿Qué le pasó a Puerta? Dieciocho meses más tarde jugó de nuevo. Esa era su segunda sanción. Eso frustra a todos los que están haciendo lo correcto".

En una entrevista concedida a Courier Mail, el ganador de 28 títulos ATP, además, aseguró: "Soy dos personas diferentes. Lo que se ve en la cancha es algo natural para mí. Pongo mi corazón. Fuera de la cancha soy muy tímido. Me quedo con mi equipo, mi familia y la gente que confío".

Entre todos los jugadores, si tuviera que elegir un golpe, sería el saque de John Isner o Ivo Karlovic. "Esos muchachos tienen el mejor servicio, lo que sería fantástico para mí".

También hizo mención a Bernard Tomic, promesa del tenis australiano, pero que en los últimos meses tuvo algunos contratiempos: "Había mucha presión sobre él este año. El segundo año en el circuito siempre es más duro que el primero cuando se está por debajo de lo esperado. Estuvo en cuartos de Wimbledon, pero el año siguiente todo el mundo supo quién es y cómo interpretarlo. Entonces siente la presión de defender esos puntos"

"No sé hasta dónde va a llegar continuó-. Lo bueno para él es que no hay muchos chicos jóvenes que hacen lo que hace él. Yo estaba en el circuito a los 16 años, Nadal estaba allí a los 15, Richard Gasquet, Safin, Federer... adolescentes en segunda semana de torneos del Grand Slam.