"Argentina será un rival muy duro"

Actualizado el 28 de enero de 2013
DYN

BUENOS AIRES -- Jugadores del equipo alemán de Copa Davis adelantaron que no la tendrán fácil ante Argentina, aun sin tener enfrente a Juan Martín Del Potro, en tanto estimaron que el dobles del sábado puede ser un "punto de inflexión" rumbo a ganar la serie.

"Cuantos menos jugadores argentinos de los mejores jueguen la serie mejor para nosotros, pero igualmente siguen teniendo un buen equipo y no va a ser fácil para nosotros", sostuvo el número uno de Alemania y top 20, Philipp Kohlschreiber, durante la conferencia en Parque Roca.

Kohlschreiber jugaría ante Carlos Berlocq, si el capitán argentino Martín Jaite así lo confirma. El alemán ganó tres de los cuatro partidos que jugaron, aunque el único en el que se impuso el chascomunense fue sobre polvo de ladrillo, como la superficie del estadio Mary Terán de Weiss, del Parque Roca porteño.

En tanto Florian Mayer, segundo singlista, evaluó que si bien "todos los partidos son importantes, el dobles podría ser el punto de inflexión". Kohlschreiber y Chistopher Kas serían los doblistas alemanes, quienes enfrentarían a David Nalbandian y Horacio Zeballos, quien reemplazará al santafesino Eduardo Schwank, convaleciente de una operación.

Mayer dijo que "no se puede comparar esta serie con la del año pasado" que Argentina ganó en Bamberg 4-1. Y no lo dijo justamente por la ausencia de Del Potro. Sino que dio a entender que Argentina tiene ahora más chances: "el año pasado jugamos sobre una cancha cubierta y ahora al aire libre con 14 ó 15 mil personas y Argentina tiene un gran equipo y será un rival muy duro.

El capitán alemán, Carsten Arriens, llegará mañana al país.