Chile y un futuro que ilusiona

Actualizado el 14 de febrero de 2013
Por Sabrina Otaegui
Scrum.com

ChileScrum
BUENOS AIRES -- Un panorama alentador se palpita al escuchar los proyectos e inversiones que están destinadas para el rugby en Chile. La unidad es clave para llevar este proceso de evolución que es largo, pero a medida que avance, los tiempos serán más cortos. En la Sección "América Ovalada", el presente del país trasandino.

La competencia interna se está mejorando con campeonatos no sólo regionales, sino también a nivel Nacional, tanto en Mayores como en Juveniles. "Este año se organiza el Junior Rugby World Trophy, en la ciudad de Antofagasta (norte), con el apoyo incondicional del Gobierno local, nacional y aportes privados. Conlleva una gran lógistica y un importante trabajo desde el Directorio y Recursos Humanos de la Federación de Rugby de Chile", le manifestó a Scrum Omar Turcuman, Head Coach Nacional, encargado de toda el área de Selecciones en forma directa y también de Desarrollo.

Por otro lado, Aldo Cornejo Surjan, medio scrum de la Selección de Chile Seven, explicó el crecimiento de la disciplina: "Según creo, con la gran actuación de Los Pumas en el 2007, mucha gente - tanto adultos como jóvenes - comenzaron a interesarse en el rugby. Además de romper le etiqueta de deporte de clases acomodadas, ha ayudado a llegar a otros grupos sociales que han permitido masificarlo".

La difusión en los colegios ayuda a sumar jugadores, competencia y familias: "Los que no son del área británica, como los colegios católicos, están incluyendo la práctica del rugby en sus chicos. El rugby está tomando vuelo y se está metiendo en los colegios que antiguamente, hace 4 o 5 años, no tenían ninguna proyección o participación en el mismo", comentó el wing, Felipe Brangier, elegido como el mejor jugador del Seven de Mar del Plata 2013.

Existen alrededor de 60 clubes en todo Chile, y se continúa creciendo en ese aspecto. Mientras que entre jugadores registrados y no suman unos 18 mil. Por su parte, Santiago y Viña del Mar son las regiones más potentes donde se centraliza el deporte. No obstante, Antofagasta evoluciona rápidamente en la disciplina. En cuanto a certámenes existen torneos locales que sirven como clasificatorios para un torneo a nivel nacional (ADO).

El Campeonato ha tenido modificaciones. El último año se jugó un Top 8, con una primera fase a principio de año que era clasificatoria: una ronda completa de 12 equipos, todos contra todos, con las regiones Viña y Concepción incluidas. Para este año hay un apertura de igual manera, con un todos contra todos, y se divide en un Top 8 A y B. Por su parte, las regiones juegan un torneo aparte a los de Santiago, y los cuatro primeros de regiones juegan contra los 8 mejores de Santiago; ahí se juega el central en el año. Los primeros cuatro juegan los playoffs y de ahí sale el campeón. Hay tres divisiones, Primera A, Categoría B y Desarrollo, como también existen los ascensos y descensos.

Si bien el rugby local se televisa todos los fines de semana, el problema consiste en que los medios en los cuales se emiten son canales de cable de poca audiencia: "La televisión elige el partido más llamativo y lo transmite. Ya hace varios años sucede esto, por lo menos cinco. La intención está y se agradece la difusión", expresó el jugador del Country Club, Brangier. Por su parte, Cornejo Surjan agregó: "Incluso se transmiten en versiones de canales Premium, lo que genera que no se vea mucho lo Nacional, pero sí disfrutamos de la Premiership Inglesa, los encuentros de la Selección Argentina, más los torneos importantes, como el Seis Naciones y el Rugby Championship".

América Ovalada
ChileEl Seven, de festejo
Pero para el desarrollo y el crecimiento del rugby en el país, es crucial el apoyo del Gobierno que hace su parte desde su posición: "El Comité Olímpico (COCH), la Asociación de Deportistas Olímpicos (ADO), el Instituto Nacional del Deporte (IND) y otras instituciones o Gobiernos regionales están muy ligadas a las actividades del rugby, y esa es una ayuda fundamental para poder cumplir con todos los programas y proyectos que están ejecutándose en Chile, a nivel nacional e internacional. Obviamente, el apoyo de la dirigencia de la Federación (Feruchi) es incondicional y hay también un gran trabajo para lograr los objetivos a corto, mediano y largo plazo", aseguró el entrenador.

Igualmente, el deporte sigue siendo amateur en el país. No hay becas, ni sistema de Alto Rendimiento, ni Pladares, y eso limita el profesionalismo que los jugadores le van dando al deporte. "Se trabaja y se pelea por la inclusión del rugby Seven, o por lo menos de una semi-profesionalización de una camada de jugadores, pero todavía no hay nada claro. De a poco todo se va armando y la idea es que todos rememos para un mismo lado para que algún día podamos dar el siguiente paso que el rugby necesita para salir a competir mundialmente", afirmó Brangier.

Si bien los Juegos Olímpicos del 2016 son la prioridad, en la mente de todos lo que primero se avecina son los Juegos Odesur 2014 que se disputarán en Santiago, cita que ha sido muy importante en el tema de la colaboración para el rugby y la Federación. El wing de la Selección sostuvo al respecto: "Los Juegos Olímpicos sin dudas son una meta, es un objetivo que tiene Chile, pero hay que seguir trabajando. Primero hay que pasar por Santiago Odesur 2014, de donde ya hemos recibido apoyo y obtener buenos resultados para que en la siguiente etapa que serían los Juegos, tengamos más soporte, y mayor profesionalismo en la materia, que eso es lo que se necesita".

En cuanto a las categorías juveniles, si bien no hay un campeonato prolijamente organizado para los menores, se aseguran buenos resultados: "Se vienen unas muy buenas camadas, pero creo que hay mucho por mejorar por parte de los dirigentes para poder ofrecer un torneo digno del esfuerzo que meten los chicos", confesó el jugador de Viña RC.

Chile ha tenido un buen desarrollo en los últimos años, por eso la idea es ampliar el recurso humano y económico en esa área para que continúe creciendo al paso de las grandes potencias mundiales. "La realidad es que hay que ensanchar la base, en cuanto a cantidad de jugadores, árbitros, dirigentes y todas las instituciones que trabajan con este fin. Hay una planificación de Desarrollo muy importante que se está llevando a cabo y que va a tener sus frutos con el correr del tiempo", declaró Turcuman.

Por su parte, Brangier se refirió a la gran evolución que el deporte ha tenido en el tiempo: "A traves de los años, el rugby ha agarrado más adeptos, más jugadores, más apoyo y difusión. Antiguamente los clubes no alcanzaban a hacer más de dos o tres equipos, hoy en día hay clubes que cuentan con 80 jugadores, antes eso no existía, sin dudas se está yendo por un buen camino, de gran difusión y el nivel de participación está creciendo".

Hay una realidad que es la falta de competencia internacional, que es otra pata de la mesa en la que se debe avanzar rápidamente, y para lo cual se están haciendo todas las gestiones, ya sea con Consur como con IRB para que Chile pueda participar de los distintos Torneos de este nivel. El rugby de Chile ha crecido en los últimos años, a fuerza de voluntad, sacrificio y empeño. Prueba de ello es su inserción, gradual, en el plano internacional, aunque aún falta mucho para el ideal que se pretende y merece.