González cae por KO't ante Burns

Actualizado el 11 de mayo de 2013
Por Carlos Narváez Rosario
Especial para ESPNDeportes.com

Enmudeció a toda una fanaticada inglesa y hasta las tarjetas extraoficiales favorecían. Pero el puertorriqueño José 'Chelo' González decidió no salir en el décimo por una lesión en la muñeca de su mano izquierda.

La historia cenicienta de 'Chelo' González se esfumó.

El primer clasificado del peso ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) le regaló el sábado al campeón británico Ricky Burns una victoria por decisión técnica en el noveno luego de haberlo vapuleado en siete de los nueve asaltos completados.

González que llegó con un buen plan boxístico al encuentro con Burns en el Emirates Arena de Glasgow, Escocia, dominó a sus anchas al púgil británico e incluso pareció frustrarlo en múltiples ocasiones.

El séptimo asalto fue de ensueño para el peleador de Puerto Rico que buscaba convertirse en el segundo campeón activo de ese país caribeño en la actualidad.

Pero lo grandioso de ese 'round' terminó siendo su verdugo al concluir el noveno.

González, que amenazó con sacar de circulación a Burns en el séptimo, alegó que en varias ocasiones colisionó su muñeca izquierda con el codo derecho del campeón mundial, lo que al final le produjo la lesión que lo obligó a salirse de la pelea.

El referí Russell Mora llamó a contienda a González pero éste optó por quedarse sentado en la banca ante los ojos incrédulos de los integrantes de su grupo.

"En uno de los asaltos logré lastimarlo varias veces conectándolo al cuerpo. Pero en una de esas veces le metí la mano izquierda en uno de sus codos y me lastimé la muñeca izquierda", expresó González tras concluir la pelea.

"Sabía que estaba muy bien en el combate. Seguimos castigándolo y trabajándolo al cuerpo. Pero hubo un momento en el que no pude levantar la mano izquierda. No pude con el dolor y decidí no salir. No era la forma en que queríamos terminar, más cuando me sentí confiado y no me lastimó. En ningún momento sentí sus manos", aseguró.

La retirada de González incluso sorprendió al jefe de su esquina, Roberto Nevares quien no ocultó su decepción tras la decisión de su peleador quien se vio mermado en el octavo y en el noveno asalto, al parecer afectado por la lesión.

Quizás el haber continuado con un patrón de boxeo a distancia, le hubiera garantizado un triunfo a González que evidentemente había dominado más del 50 por ciento del pleito.

Para González, de 29 años, era su primera oportunidad de título mundial y también su primera pelea fuera de su natal país.

"No pudimos ganarle a Ricky Burns", agregó con pesar González que sufrió de paso su primera derrota profesional (22-1 y 17 nocáuts). "Pero me lastimé la mano y el dolor era mucho. De todas formas estoy satisfecho con lo que demostré".

Burns, que mejoró su récord a 36-2 y 10 nocáuts, se vio deslucido ante González. En muchas ocasiones falló sus ataques.

Para el británico fue su segunda victoria ante un peleador puertorriqueño. En el 2010, desbancó al entonces campeón del mundo de las 130 libras, Román 'Rocky' Martínez, quien el pasado mes de septiembre recuperó su corona en Las Vegas.