Petición formal de salida

El gobierno de P.Rico pidió oficialmentea MLB que saque a la Isla del sorteo colegial de MLB, alegando que esto ha causado daño

null
AP

SAN JUAN -- Un funcionario del gobierno de Puerto Rico pidió formalmente este jueves a las Grandes Ligas que saque a los peloteros puertorriqueños del sorteo de jugadores que anualmente realiza.

En una reunión con directivos de las Grandes Ligas en Nueva York, el secretario de Recreación y Deportes David Bernier planteó que el sorteo es una de las causas que ha provocado que el béisbol profesional en la isla haya decaído en popularidad.

Hace 17 años, la MLB cambió sus estatutos para incluir a Puerto Rico en el grupo de jurisdicciones de Estados Unidos, donde los jugadores tienen que someterse a ese proceso para poder ser contratados por equipos de grandes ligas.

"Se menciona que la visión de lograr un draft mundial fue lo que motivó tal decisión. La repentina implantación del draft sin previo aviso, ni periodo preparatorio, no permitió que los puertorriqueños transformaran su modelo de desarrollo para hacerlo compatible con la nueva realidad estatutaria", indicó Bernier en entrevista telefónica desde Nueva York.

"Por otro lado, luego de 17 años de presencia del draft en Puerto Rico, la MLB no ha logrado internacionalizarlo. Esto ha dejado a Puerto Rico en un limbo", agregó.

El funcionario explicó que los equipos de grandes ligas invierten recursos para identificar talentos en los sistemas escolares y colegiales de los Estados Unidos continentales y directamente en el desarrollo de jugadores en los países excluidos del sorteo.

"Sin embargo, luego de la implantación del draft, Puerto Rico ni es continente ni es parte del mundo. Nuestro modelo de desarrollo nunca ha sido, ni es en la actualidad escolar-colegial; es comunitario. Es el mismo modelo que tan efectivo fue en los años antes del draft, pero ahora con menos ojos de escuchas y reclutas", manifestó.

El problema del draft, según Bernier, queda evidenciado en los números cada vez más bajos de jugadores boricuas seleccionados a través del draft y activos en equipos de Grandes Ligas.

"Por ejemplo, en 1989 fueron firmados 47 jugadores y en 2003 sólo 21. El efecto es en cascada, pues a menos ídolos en la vitrina grande, menos entusiasmo en la base", opinó.

Por tanto, Bernier solicitó una moratoria de 10 años a la aplicación del sorteo a jugadores puertorriqueños, el establecimiento en la isla de cuatro academias especializadas en béisbol, la creación de un centro nacional de desarrollo y capacitación y respaldo a la liga profesional.

"Ellos reconocen que el escenario ha cambiado, pero plantearon que es mejor ayudarnos a cambiar nuestro sistema, que sacarnos del draft. Obviamente, hay un elemento de oposición de los dueños de los equipos, por lo que no tiene que ver solamente con estatutos, sino con voluntad de cambio. Pero lo importante es que se hizo un planteamiento de principios y es la primera vez que se hace", sostuvo Bernier.