La estadística más importante

Las carreras anotadas son las que deciden los partidos

Actualizado el 25 de enero de 2010
Jim Caple Por Jim Caple
ESPN.com
Archivo

El escenario

Si uno ama las estadísticas (¿y que fanático del béisbol no las adora?) esta es la era dorada. Nunca antes en la historia ha habido tantas estadísticas que revelan lo que sucede en el béisbol. El OPS, el EqA, el WHIP, los Win Shares, el VORP, el PECOTA, la expectativa Pitagoreana -- si quieres medir algo en el deporte, cualquier cosa, hay una estadística para ello.

Albert Pujols Cardenales anotadas
Jeff Curry/US PresswirePujols ha liderado las mayores en anotadas en cuatro de sus nueve años con los Cardenales

Mientras las estadísticas se siguen sofisticando, cada vez siendo más precisas y más complicadas, yo me encuentro dependiendo más y más en la estadística más simple y más subvalorizada de todas. La humilde carrera.

No se necesita un grado avanzado en física para calcularla. No se necesita una membresía al SABR para apreciarla. No se necesita acceso al Elias Sports Bureau para mirarla. En ocasiones mirada por encima, la carrera est;a justo ahí frente a nuestros ojos, en un número escrito en negritas en cada resultado desde las Pequeñas Ligas hasta las mayores. Y aún así, probablemente ustedes no pueden recordar quien lideró cada liga en carreras anotadas el año pasado. O quien tiene el récord de carreras anotadas en una temporada.

Diablos, ni siquiera pueden decir si miran muchos resultados cuantas carreras ha logrado un jugador en la temporada. Muchos resultados se las arreglan para actualizar las estadísticas de cada jugador en la temporada, mostrando su promedio de bateo al igual que sus dobles, triples, cuadrangulares, carreras impulsadas, bases robadas e incluso sus errores (si cometió alguno en el juego). Pero no su total de carreras anotadas. ¿Cuál es la razón para que sepamos cuantas carreras impulsadas tiene un jugador, pero no cuantas anotadas? Y respecto a eso, ¿cuál es la razón para que sepamos cuantos triples tiene un jugador, pero no cuantas carreras ha anotado? Les diré la razón. Debido a que la carrera es la estadística más descuidada y más subvalorizada de todo el béisbol.

La evidencia

Déjenme preguntarles algo. Cuando termina un juego, ¿cómo se determina el ganador? ¿Por el equipo que haya tenido más carreras impulsadas? ¿Por el equipo que se haya embasado más veces? ¿Por el equipo con la menor efectividad? No. El unico criterio para determinar el ganador es cual equipo anotó la mayor cantidad de carreras.

Por eso es que la carrera es una estadística poco apreciada para medir el valor de un jugador.

El promedio de bateo, el porcentaje de embase, el slugging, el OPS, el BABIP -- esas estadísticas y otras son buenas pero meramente revelan cuan bien lució un jugador en áreas que en última instancia producen carreras. Ya que ese es el caso, ¿porqué no evitamos los intermediarios y vamos directamente al producto final? Si un jugador anota muchas carreras, casi siempre está haciendo bien la mayoría de las otras cosas. Casi seguro se está embasando mucho y muy posiblemente se está moviendo bien en las bases (ya sea con extrabases, bases robadas, o ambos, además de estar recibiendo ayuda de sus compañeros).

Admito que la carrera anotada no es un estadística a prueba de fallos. Si juegan en un equipo sin bateadores decentes y tu total de carreras va a sufrir. Ichiro bateó .352 con 225 hits en la pasada temporada (líder de la liga) pero anotó apenas 88 carreras (su total más bajo en su carrera, incluso si no se hubiese perdido 16 partidos, probablemente habría anotado menos de 100 carreras). Obviamente, mucho de eso se debió a la ofensiva anémica que lo rodea en Seattle.

Ya los puedo escuchar a ustedes. La temporada de Ichiro es el ejemplo perfecto de la razón por la que la carrera impulsada es más importante que la carrera anotada. El embasarte es solo importante si alguien te empuja luego al plato.

Ahórrense los comentarios. No estoy diciendo que las impulsadas no sean importantes. Meramente estoy diciendo que las carreras anotadas tienen menos valor en comparación con las impulsadas y otras estadísticas que reciben mucha más atención. Después de todo, si un bateador conecta un triple y luego anota con un débil rodado por segunda base, ¿quién hizo la parte más pesada, el tipo que conectó el triple o el tipo que conectó el rodado e impulsó la carrera? En cambio, si un bateador llega a primera por jugada de selección y anota con un triple, el jugador que conectó el triple hizo la mayor parte de la tarea. Consideren de algún modo, las carreras anotadas versus las impulsadas pueden ser como una especie de pregunta de quien vino primero, el huevo o la gallina..

No obstante, el anotar 100 carreras es más difícil e impresionante que empujar 100 carreras. Mírenlo de esta manera. Cuando bateas, uno tiene el potencial de anotar una carrera, y solo una carrera. Pero puedes empujar tanto como cuatro carreras. En muchas ocasiones, los jugadores no llegan al plato con las bases llenas, pero si llegan a batear con suficientes corredores en base en el transcurso de una temporada que ellos tienen la oportunidad de empujar muchas más carreras que las que pueden anotar. Pero la gente no se da cuenta cuando anotas 100 carreras. El público solo se impresiona cuando impulsas 100 carreras, en cuyo caso te eligen para el Juego de Estrellas, y consigues un contrato de cinco años y $65 millones.

Por supuesto, una estadística mejor es las anotadas más las impulsadas. Pero si buscas una sola categoría estadística, la carrera es más importante.

La conclusión

No me malentiendan. No estoy diciendo que las otras estadísticas no tengan sentido. Lejos de la realidad. Son valiosas y útiles cuando se analiza a un jugador. Como vimos en el caso de Ichiro, las estadísticas pueden revelar el valor de un jugador cuando tiene la mala suerte de quedarse estancado en las bases debido a compañeros mediocres, o por batear en la parte de abajo de la alineación (el mismo bateador debería anotar más carreras bateando séptimo que de primer bate). Igual que todas las otras estadísticas, uno debe mirar la carrera anotada en el contexto correcto.

Lo que estoy diciendo es que la carrera anotada es una herramienta simple y ampliamente poco valorada para medir el valor de un jugador. Las carreras anotadas determinan cual equipo gana y cual pierde un juego. Las carreras anotadas también muestran rapidamente cuales jugadores ayudaron a su equipo a ganar, sin tener que recurrir a una calculadora.

De hecho, Albert Pujols lideró las mayores en carreras anotadas la pasada temporada. Fue la cuarta temporada que logra esto. Ningún otro jugador activo lo ha logrado más de una vez. ¿Y quién es el jugador que tiene el record moderno de más anotadas en una temporada? Ese es Babe Ruth, con 177 en 1921.


Jim Caple es escritor senior para ESPN.com, siendo una de sus mayores contribuciones su columna semanal sobre béisbol "Off Base" para Page 2. Antes de unirse a ESPN, Jim laboró en Minneapolis y Seattle. Consulta su archivo de columnas.