Se alarga la racha a 17 juegos

null
Por Rodrigo Azurmendi
ESPNDeportesLosAngeles.com
Archivo

Clippers
Jayne Kamin-Oncea/USA TODAY SportsMatt Barnes contribuyó con siete puntos en la victoria ante el Jazz
LOS ANGELES -- Este grupo de jugadores de Los Ángeles Clippers no parece cansarse de grabar sus iniciales en los libros de récords de la NBA, siendo su última faena el convertirse en uno de tres equipos en la historia en acabar un mes completo de forma invicta.

Si, aunque parezca increíble, el triunfo por 107-96 ante Utah Jazz no solo fue el número 17 de manera consecutiva sino que además les permitió cerrar diciembre sin haber conocido la derrota. "¿Fue un mes? Es increíble", dijo un sorprendido DeAndre Jordan. "Es buenísimo pero debemos continuarla".

Tanto que Vinny Del Negro no pudo evitar sentirse como un padre orgulloso al ver la entrega de sus discípulos.

"Estoy orgulloso de los muchachos", confesó. "Ha sido un gran mes y lo están disfrutando. Se lo merecen".

VOLVIÓ A COSTAR
Se sabe que los dirigidos por Tyron Corbin son de darles dolores de cabeza a los Clippers y esta vez no fue la excepción.

Lo que parecía una victoria cómoda al descanso se complicó promediando el tercer cuarto y los visitantes hasta se pusieron por delante en el marcador.

Sin embargo, aún cuando la ofensiva parecía estancada y la defensa descoordinada, los locales supieron mantener la calma y volvieron a encontrar la manera de salir airosos. Y es que esto es algo que se está volviendo costumbre, ya que de una forma u otra los angelinos siempre parecen tener un as bajo la manga que les saca de aprietos.

Esa carta esta vez fue un Caron Butler que no superaba la barrera de los 20 puntos desde fines de noviembre pero encontró su tiro de larga distancia y acabó aportando 29 para liderar a los suyos.

Chris Paul sabe lo importante que ha sido el aporte de todas y cada una de las piezas que conforman esta aplanadora californiana. "Es la razón por la que pudimos ganar tantos partidos", aseguró el armador. "En cualquier noche puede aparecer alguien distinto. Esta noche Blake [Griffin] solo tuvo siete puntos y de todas formas encontramos la forma de ganar". El delantero, defendido casi a la perfección, se mostró frustrado y eso le llevó a cargarse de faltas y solo tirar cinco veces al canasto. Sin embargo, su amigo y compañero de ataque, el centro Jordan se encargó de reemplazar un poco del bulto anotador, alzándose con 14 y cerrando la noche con cinco tiros libres al hilo, dejando atrás por un rato su mayor falencia.

CANDIDATOS
Con marca de 25-6 los Clippers miran a todos desde arriba en las posiciones de la NBA. Esto, combinado con la racha triunfal y la manera en la que se suelen deshacer de sus rivales de turno, los ha convertido en firme amenaza al reinado de Miami Heat. "Creo que tenemos las herramientas para ser candidatos", opinó Paul. "Pero es demasiado temprano y hay muchísimas cosas que pueden pasar".

La principal razón por este intachable presente pasa por la profundidad de la nómina y la capacidad que tienen todos los miembros para adaptarse a distintos roles y superar la adversidad.

La banca volvió a despuntar y sus 33 puntos (19 de un Jamal Crawford que pide a gritos un lugar en el Juego de las Estrellas) fueron tan impresionantes como los ocho rebotes ofensivos que ayudaron a ganarla la batalla de las ventanas a un conjunto más que talentoso en el rubro.

"Ha sido increíble de todas las maneras distintas que ganamos y cuántos han aportado", dijo Griffin. "Tenemos una actitud altruista y es divertido. Nunca me divertí tanto jugando baloncesto".

Es precisamente esa química sobre la tarima que los ha llevado hasta la cima del escalafón y que los convierte en un rival de cuidado para cualquiera.

Estos jugadores parecen compartir de manera genuina y el aura del camerino es tan palpable como innegable.

Es como si se fueran dando cuenta de que están ante algo más que especial y buscan atesorarlo y no dejarlo ir jamás.

MÁS PRUEBAS
No importa que tan increíble sea la actual seguidilla, es una que naturalmente se romperá y esto seguramente suceda en la semana venidera.

Los diseñadores del calendario les dieron como tardío regalo de Navidad una semana en la que jugarán cuatro partidos en cinco noches y todos ante equipos que seguramente disputarán la postemporada.

Los Denver Nuggets, en la altura de la ciudad del estado de Colorado, serán el primer escollo. "Seguramente será una semana difícil", admitió Paul. "Denver juega a un ritmo muy acelerado y en casa siempre juegan con un poco más de energía".

Sin embargo, los angelinos ya se relamen ante la chance de seguir desmintiendo a los críticos.

"Será el pasaje más duro que tendremos pero será una gran prueba", remató Griffin, quien además agregó que no sienten la presión de alargar la racha triunfal.

Esto se debe a que su objetivo está en mayo y junio, y aún les queda mucho frío invernal por soportar. Además, por si necesitaran más alicientes, los Clippers siguen jugando con la tranquilidad de saber que todavía quedan soldados por recuperar.

"Todavía no tenemos a Chauncey [Billups] y Grant Hill", recordó CP3. "Por eso todavía no tuvimos la oportunidad de ver cómo podemos ser".

Sea como sea, el pulso firme y la veteranía de ambos difícilmente arruine la magia y de hacer retornos exitosos al tabloncillo, será una batalla desleal para sus contrincantes.

El cielo es su límite.


Rodrigo Azurmendi Rodrigo Azurmendi ha realizado coberturas de los playoffs de la NBA, peleas de boxeo de campeonato mundial, los X-Games, el Abierto de Los Ángeles de Tenis, el Preolímpico NORCECA de Voleibol y la Major League Soccer. Actualmente es el cronista de Los Ángeles Clippers y Los Ángeles Angels. Síguelo en Twitter en @RodAzurmendi. Consulta su archivo de columnas.