Rodney busca otro gran año con TB

Actualizado el 19 de febrero de 2013
AP

Fernando Rodney
Steve Mitchell/US PresswireFernando Rodney busca extender sus éxitos de la temporada 2012 con Rays de Tampa Bay
PORT CHARLOTTE, Florida -- Fernando Rodney se ríe y encoge los brazos cuando le dicen que nunca podrá repetir la exitosa temporada de 2012, sin importar lo que pueda hacer durante el resto de su carrera.

El cerrador dominicano de Rays de Tampa Bay viene de fijar un récord de promedio de efectividad en las mayores tras un par de temporadas decepcionantes con los Angelinos de Los Angeles.

Logró el rescate en 48 de 50 oportunidades y terminó el año, su primero con los Rays, con un microscópico 0.60 de efectividad.

Además de quedar segundo en las mayores en salvados, detrás de los 51 de Jim Johnson,de Orioles de Baltimore, el pitcher de 35 años fue seleccionado a su primer Juego de Estrellas. También encabezó las Grandes Ligas en porcentaje de juegos salvados y estableció récords personales en cuanto a apariciones y ponches.

Rodney sabe que aun si sigue lanzando bien en 2013, quizá no se acerque a esos números nuevamente.

"Va a ser como cuando Pujols pega .285 y 30 cuadrangulares. Van a decir que es un mal año para él", dijo Rodney el martes.

"Van a ver a ese mismo Fernando Rodney física y mentalmente. Voy a intentarlo", agregó. "Si pasa algo similar a lo que pasó el año pasado, será grandioso. Voy a trabajar duro y a hacer mi mayor esfuerzo, y veremos qué pasa... Pero no garantizo nada".

El potente lanzador derecho permitió una carrera limpia en sus últimas 45 participaciones para convertirse en el único lanzador, además de Dennis Eckersley, miembro del Salón de la Fama, en terminar una temporada con al menos 40 salvamentos y una efectividad menor a 1.00. El 0.20 de efectividad de Rodney después del 15 de junio le permitió romper el récord de Eckersley (0.61 en 1990) para un relevista que lanza al menos 50 entradas en una temporada.

Nada mal para alguien que a estas alturas de la temporada anterior no estaba contemplado para ser el taponero del equipo.

Rodney firmó con Tampa Bay como agente libre luego de dos temporadas mediocres con los Angelinos, y el manager Joe Maddon comenzó el entrenamiento del año pasado tratando de dilucidar cómo emplear al recién llegado.

Cuando Kyle Farnsworth comenzó la temporada en la lista de inhabilitados por una lesión en el codo, Rodney aprovechó la oportunidad para cerrar de nuevo.

"Kyle iba a ser el cerrador, mientras que con Fernando estábamos tratando de que se recuperara... hablando con él sobre definir el papel correcto para colocarlo en la séptima o la octava entrada, y si se presentaba la ocasión de que cerrara un partido, él tendría esa oportunidad", dijo Maddon.

"Esa fue la conversación el año pasado a estas alturas, no sobre el mejor promedio de efectividad en la historia del béisbol y todos esos rescates y el haber cerrado de la manera como lo hizo", agregó Maddon. "En retrospectiva, resulta increíble desprenderse de dos años en Anaheim. Y la manera tan dominante como lo hizo".

Y por un precio módico para los Rays.

Rodney devengó un salario base de 1,75 millones de dólares el año pasado y se embolsó 300.000 dólares adicionales en bonos por juegos completados. El pacto que firmó como agente libre el pasado invierno tenía una opción para 2013 por 2,5 millones de dólares, la cual fue empleada por los Rays.

El relevista quiere un nuevo contrato, pero el martes indicó que no está presionando a los Rays por uno.

"Tal vez este año lo pueda conseguir", dijo Rodney.

También está entusiasmado con representar a la República Dominicana en el próximo Clásico Mundial de Béisbol.

"Es un gran momento cuando tienes la oportunidad de representar a tu país", dijo Rodney, quien afirmó que no le preocupa su trabajo durante el invierno, luego de lanzar cuatro entradas en la liga de su país y otras cuatro en la Serie del Caribe.