MAR DEL PLATA (Enviado especial) -- El mar de gente que hizo la fila en Mar del Plata otorgó rostros dignos de La Feliz. No sólo por estar de vacaciones, o disfrutar un día de sol cerca del mar. Esta alegría sólo puede generarla el fútbol.

La gira que organizan Coca-Cola y la FIFA llegó a la Argentina para brindarle a miles de fanáticos la chance de posar junto a la Copa del Mundo, tanto en Mar del Plata como en Córdoba.

Gentileza Coca-ColaLos hinchas se llevaron la foto de recuerdo

El público que decidió sacrificar un rato de playa no se arrepintió. El recorrido por el Hotel Provincial incluyó una serie de entretenimientos imperdibles para los apasionados por la pelota.

Los más chicos contaron con un circuito para mejorar la técnica con el balón, eludiendo conos y obstáculos. Más adelante, y para todas las edades, la prueba de pegada y puntería la ofreció un arco con agujeros.

En muchas familias se discute quién sabe más de fútbol. Las pantallas con la trivia de la Selección sirvieron para dirimir la cuestión. También se premió el grado de intensidad en las cabinas 360° que grabaron los gritos de aliento.

Antes de llegar a la foto más esperada, los visitantes se llevaron un retrato grupal en pleno grito de gol, en una tribuna especialmente diseñada.

"Uy, ¡qué buena que está!", fue una de las frases más escuchadas. Las 11.000 personas que participaron del Trophy Tour en Mar del Plata se llevaron, en el acto, la imagen con la Copa del Mundo. Ese objeto de deseo, de 36,8 centímetros, 6,175 kilos y elaborado en oro de 18 kilates.

Luego de refrescarse en el puesto de Coca-Cola, la gente pasó por el museo de camisetas. Estuvieron expuestas la de Houseman en el Mundial 1978, una de Batistuta en la Copa América '93, una de Caniggia en el Mundial '90, una de Maradona en las Eliminatorias de 1986 y una de Messi en Sudáfrica 2010, entre otras que generan recuerdos imborrables.

Sin dudas, esta experiencia a puro fútbol también será inolvidable para muchos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Mandela: una vida que cambió a las demás

BUENOS AIRES -- Difícil olvidar aquel 11 de julio de 2010. Aunque nuestro documento marcaba ya una edad importante y la responsabilidad que teníamos a cargo era grande, sentíamos la ilusión y la expectativa de un niño. Quizás nos comportábamos como tal. El ambiente nos envolvía.

Nelson Mandela
EFEMandela estuvo presente en la gran final

En el Soccer City de Johannesburgo se llevaba a cabo la ceremonia de cierre del Mundial de Sudáfrica y nosotros queríamos captar cada escena, cada imagen, cada segundo de ese momento inolvidable.

Sin perder la amabilidad que caracterizó a los voluntarios durante la Copa, una chica de camperón amarillo y verde se nos acercó una, dos, hasta cinco veces para pedirnos que guardáramos nuestras cámaras porque estaba prohibido tomar imágenes.

Cuando se fueron los bailarines y el césped volvió a ser verde, en los instantes previos a España-Holanda, irrumpió él. En su primera aparición pública durante la Copa del Mundo, Nelson Mandela cruzó la cancha en un carrito de golf, sentado junto a su tercera esposa, Graça Machel, saludando a la multitud, con su característica sonrisa.

El que se llamó Nelson por Mdingane, su primera maestra. El que soñó con ser campeón en lucha africana o cazador. El que se recibió de abogado y fue boxeador. El que impuso un estilo con sus camisas, de estampados africanos.

El que luchó contra el Apartheid a favor de la igualdad de derechos para todos, sin distinción de raza, clase o sexo. El que pasó 27 años en prisión y recuperó la libertad sin resentimiento. El que en 1952 anticipó que sería el primer presidente negro de Sudáfrica y lo logró en 1994. El Premio Nobel de la Paz.

Del que leímos en "El legado de Mandela", de Richard Stendel, y "El factor humano", de John Carlin. Al que caracterizó Morgan Freeman en "Invictus", el film que recordó el Mundial de Rugby 1995 en Sudáfrica, el vehículo del líder para unir a la nación.

En esos segundos de emoción y admiración, se dispararon los flashes, se apretó el botón REC, no sólo de nuestras cámaras, sino de las miles que había en el estadio.

Mientras nos recuperábamos de la sorpresa y nos preparábamos para el fútbol, volvió a acercarse la voluntaria de camperón verde y amarillo. Pero esta vez, lejos estuvo de retarnos o exigirnos que borremos el material.

"¿Serían tan amables de enviarme la imagen por e-mail?", nos preguntó en voz baja, casi con vergüenza. "Madiba es un héroe para nosotros", aclaró como si hiciera falta.

Nelson Mandela murió a los 95 años. Su ejemplo y su lucha trascendieron las fronteras de Sudáfrica. Su recuerdo, con o sin fotos o videos de por medio, está garantizado.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BUENOS AIRES -- "Y bueno. Vamos a hacerlo, dale". Con la frescura que muestra dentro de la cancha, Sergio Agüero aceptó la propuesta de publicar su biografía.

En la presentación del libro "Mi historia", escrito por el periodista Daniel Frescó, el Kun narró aspectos hasta ahora desconocidos de su vida. "Pero ellos tienen más historia que yo", admitió Agüero señalando a Adriana y Leonel.

Como no podía ser de otra forma, sus padres (sentados cerca del escenario junto a otros familiares, amigos y Karina, la novia del Kun) fueron grandes protagonistas del evento. "La culpa es de él", volvió a señalar el delantero de Manchester City a su progenitor, al contar que entre los 5 y los 8 años pasó por "más clubes que Anelka".

Agüero confesó que una maestra le decía: "Dale Saviolita, estudiá". Claro, su pasión siempre fue el fútbol. De chico "veía al Palomo (Usuriaga)" y visitó por primera vez la cancha de Independiente en 1999.

Una de las frases más fuertes en la charla que mantuvo con Juan Pablo Varsky y Frescó, en un hotel porteño, tuvo que ver con sus orígenes: "En el barrio había quilombo, tiros todos los días. La idea era salir de ahí...por las dudas". Con su primer contrato, sólo pensó en su familia: "Le daba los premios a mi vieja. No quería que labure".

Su historia de los últimos 10 años es más conocida. Debut en Primera con apenas 15 años, explosión en el Rojo, cinco temporadas de goles y títulos en Atlético de Madrid, y más goles y más títulos en Manchester City.

El proceso de investigación, entrevistas, escritura y edición llevó más de cuatro años. En cada encuentro, Frescó le tomaba examen: "¿Leíste? ¿De verdad?". La "memoria prodigiosa" de Adriana, como la calificó el autor, fue fundamental.

El libro de editorial Planeta cuenta con el prólogo de un tal Lionel Messi: "Le dije en chiste a Leo: '¿querés hacerte conocido?'. "¿Qué tengo que hacer?", preguntó el crack del Barcelona. Y el mismo día se contactó con Frescó. "Qué rápido, loco. Sos rapidísimo para todo", le agradeció Agüero. "Gracias a vos por haberme elegido", le devolvió Messi. La anécdota los pinta de cuerpo entero a los dos amigos.

El feliz padre de Benjamín, al que puede darle "todo lo que yo no tenía", ya tiene un libro. ¿Habrá plantado un árbol? "Espero que les guste", cerró Agüero. Firmó autógrafos, se sacó fotos y se fue. Con la sencillez con la que forjó su historia.

Una historia a la que seguramente le quedan muchos capítulos.

Escuchá a Daniel Frescó en ESPN 107.9 FM Listen

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Caruso Lombardi
Liza Isaak (ESPN.com)Caruso tiene una larga trayectoria

BUENOS AIRES -- El teléfono que permitió comunicarnos con él, para pautar la entrevista, pasó de ser una solución a un problema.

Manifiesta su predisposición a participar de Charla Técnica, lo esperamos al término de un entrenamiento de Argentinos en el predio de la UTA, en Moreno. Finalizada la práctica, Ricardo Caruso Lombardi pasó largos minutos hablando por celular.

Una vez que cortó, lo abordamos y nos dijo: "Uy, me hubieran avisado antes. Estoy muy apurado hoy". Y nos anticipó que en ese horario, ya al mediodía, comenzaban a llamarlo los programas de radio.

Cuando le contamos que le habíamos avisado a Horacio Montemurro y que pasamos un rato esperándolo, accedió a la nota. Estaba latente el temor de que abandonara la escena antes de que termine el cuestionario. Después de bromear con su ayudante, finalmente arrancó. Y no paró.

Incluyó un chiste en la primera respuesta. Contó su retiro del fútbol y sus inicios como entrenador, con lujo de detalles. Fiel a su estilo, remarcó los logros que siente carentes de reconocimiento.

En medio de la charla, hizo su aparición nuestro enemigo: el teléfono. Si bien no atendió, la señal interfirió en su relato.

Contestó todo. Habló de su relación con los jugadores y los representantes que "les comen la billetera". Recordó su mejor arenga y aclaró que no volvería a reaccionar contra un árbitro como en aquel Huracán-Tigre.

Se puso especialmente serio al hablar de los periodistas. Un enojo indisimulable. Bah, raro que Caruso cuide las formas. Es un rasgo de su personalidad y lejos está de querer cambiarla. Cree que la gente lo quiere justamente por no callarse nada.

Al terminar la entrevista, se quitó el micrófono y rápidamente chequeó su celular. Un colaborador le gritó socarronamente: "Cómo te gusta la cámara Caruso...". El DT sólo atinó a sonreir y continuó mirando su teléfono. Seguramente tenía llamadas perdidas.

En Twitter: hashtag #CharlaTecnica

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BUENOS AIRES -- Se nota que Sarandí ya es su segunda casa. Una vez finalizada la práctica vespertina, Gustavo Alfaro nos recibe en el estacionamiento del estadio y abre el portón de ingreso al campo de juego.

Gustavo Alfaro
Liza Isaak - ESPN.comSarandí ya es la segunda casa de Alfaro

Sentado en el banco de suplentes que ocupa desde hace tres años, en su 2º ciclo en el club, el técnico cuatro veces campeón con Arsenal muestra su costado más análitico y didáctico en la conversación con Charla Técnica.

Pone primera con un recuerdo de su época con pantalones cortos, el momento en el que le comunicó a sus padres la decisión de abandonar el estudio y la promesa que se hizo de ser mejor entrenador que futbolista.

Profundiza, detalla. No se queda en lo superficial. Observa la pelota, sin descuidar el contexto. La diferencia entre el fútbol de ayer y hoy, la relación con los jugadores, la urgencia de los jóvenes y las presiones del fútbol forman parte de su análisis.

La fría tarde de Sarandí toma calor con su respuesta sobre los arbitrajes. Perseguido por la sospecha que tiene gran parte del ambiente sobre un supuesto favoritismo arbitral, Alfaro niega correr "con el caballo de comisario". Entiende que los logros y los tropiezos son pura responsabilidad de sus protagonistas. Y para ser consecuente con sí mismo, se muestra muy agradecido con los Grondona.

Con la misma frescura que tiene al hablar de su trabajo, se anima a revelar intimidades de su vida fuera del fútbol. Son imperdibles sus respuestas sobre las horas dedicadas al golf o a la jardinería, y la explicitación de su pasión por la música.

Generoso en el diálogo y también en la sesión de fotos. No se queda en la verborragia. El contenido de la charla tornó bastante difícil la edición.

Después de haberse generado falsas expectativas, hoy Alfaro está preocupado por disfrutar el día a día. Ya le puso fecha de vencimiento a su carrera como DT. Antes de volverse "en silencio, con el bolsito a Rafaela", espera seguir cosechando logros en Arsenal, su segunda casa.

En Twitter: hashtag #CharlaTecnica

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BUENOS AIRES -- Entrar a la Villa Olímpica de Vélez es como llegar a Disney. Sin necesidad de contar con grandes juegos, muñecos o fuegos artificiales, el club nos deja la certeza (y tranquilidad) de que es posible hacer bien las cosas.

Ricardo Gareca
Liza Isaak (ESPN.com)El Tigre es sinónimo de éxito en Vélez

El crecimiento del Fortín queda evidenciado con sus instalaciones y sus logros deportivos. En los últimos años, cambiaron los dirigentes y se mantuvo el proyecto deportivo. Su cabeza es, por si hace falta aclararlo, Ricardo Gareca.

En la sala de conferencias del predio, siempre bien atendidos por el eficaz Departamento de Prensa, esperamos por el Tigre. Después de cumplir con otros colegas, el exjugador de Boca, River y América de Cali, entre otros, le dedicó un rato a Charla Técnica.

No se olvida de sus primeros títulos desde el banco con Talleres de Córdoba ni del Bambino Veira, un referente de la profesión que reúne lo mejor de los grandes técnicos que tuvo.

Destaca que más allá de tácticas, en las que prefiere no encasillarse, "lo más importante son los jugadores", valora a los árbitros argentinos y opina que "en el fútbol siempre hubo violencia".

En el ambiente se cree que Gareca no recibe el reconocimiento que merece. Su perfil bajo, ajeno a las polémicas, tiene mucho que ver con eso. Atrás quedó la rebeldía de futbolista. Hoy trata de estar "lo más equilibrado posible", porque considera que los DTs son transmisores de sensaciones.

Sinónimo de continuidad en el complicado fútbol argentino, no pierde tiempo en hacer balances. Trabaja en el día a día, consciente de que los resultados llegan.

Ya están a la vista.

En Twitter: hashtag #CharlaTecnica

Etiquetas:

Vélez Sarsfield

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BUENOS AIRES -- Estar al menos un rato en una concentración permite conocer la cocina de un equipo profesional. Familiares que se acercan a saludar, conocidos (y no tanto) que dan vueltas en busca de entradas, mientras unos jugadores se distraen en el lobby y otros optan por la siesta.

Facundo Sava
Liza Isaak (ESPN.com)Facundo Sava seguirá con Unión en la B Nacional

En ese contexto nos recibió Facundo Sava, horas antes de salir a la cancha. Tal como estaba pautado, el técnico de Unión de Santa Fe dispuso de un tiempo post almuerzo para
Charla Técnica.

El Colorado tuvo a Griguol como maestro en el fútbol y a Pichon-Riviere como referente en su estudio. El psicólogo social profundiza sobre la relación con el jugador, las presiones, los miedos y las sospechas que rodean al deporte.

Tranquilo y respetuoso, pese a su tono bajo de voz, evidencia fuertes convicciones. Le apasiona hablar de fútbol y si bien cuenta algunas cosas, le esquiva al ámbito personal.

Muchos de sus pensamientos fueron volcados en "Los colores del fútbol", su primer libro. Hoy siente que cambió de parecer en muchas cuestiones. Y según confiesa, está muy lejos de escribir el segundo.

Su intención es mejorar día a día, aprender de los golpes y crecer en la profesión. Aunque hable bajito, se escucha bien claro su objetivo de Selección.

En Twitter: hashtag #CharlaTécnica

BUENOS AIRES -- Un alto dirigente del club nos dijo que nos sintiéramos como en casa. Y eso que faltaban pocas fechas para el cierre del Torneo Final y Quilmes todavía no había asegurado su permanencia en Primera.

El mismo clima de tranquilidad percibido en el ambiente lo transmitió Omar De Felippe, sentado en el banco de suplentes visitante del estadio Centenario, durante 40 minutos de Charla Técnica.

Fabián Mauri (ESPN.com)De Felippe se acaba de desvincular de Quilmes

Claro en los conceptos, el técnico que logró el ascenso con el Cervecero en 2012 se encargó de recalcar una y otra vez que lo más importante es el jugador de fútbol.

Agradecido con Julio César Falcioni, un amigo al que acompañó 10 años como ayudante de campo, el exfutbolista de Huracán, Arsenal y Olimpo, entre otros, contó que desde su época de jugador ya tenía claro que quería ser técnico. También tenía claro que el camino iba a ser paulatino, con paso seguro.

Cada 2 de abril, De Felippe es buscado por los periodistas por su pasado como excombatiente. Aunque hayan pasado un par de meses desde otro aniversario, el tema Malvinas no podía estar ausente.

Con la misma serenidad que muestra al hablar de fútbol, el DT de 51 años admite que le dolió mucho que algunos de sus dirigidos no supieran que hubo una guerra allá por 1982. "La gente nunca supo cómo recibirnos", opina De Felippe.

Se siente uno más en la calle y trata de apelar al humor cuando lo reconocen. Presente en Twitter, escribe "para sumar y no para criticar". Es consecuente: en las redes sociales mantiene el mismo perfil bajo que en la vida real.

Ya desvinculado de Quilmes, club en el que decidió no renovar luego de su exitoso paso, tiene más tiempo para disfrutar de su hija, su mujer, su madre y sus hermanos.

Quizás no lo reconozcan tanto en la calle, pero en el mundo del fútbol ya tiene nombre propio. Por eso no sorprendería que su tiempo de ocio sea más corto del esperado.

En Twitter: hashtag #CharlaTécnica

BUENOS AIRES -- Para todos es Pepe. Nadie lo llama José. Es más, no muchos deben saber que su segundo nombre es Santos. Y eso que hace rato es Santo en Floresta.

Pepe Romero
Liza Isaak - ESPN.comLlevó al Albo a Primera desde la B Metropolitana

Debe ser simplemente Pepe por la familiaridad que genera verlo cumplir la misma tarea durante más de 6 años. Pero también por su forma de ser, cercana a la gente.

Sin sacarse la ropa de entrenamiento, Pepe Romero se acomoda en el lugar más apto para llevar a cabo la entrevista luego de una práctica en Ciudad Evita. Se muestra amable, simple, como aparenta a través de la televisión o en notas pasadas.

La Charla Técnica, inevitablemente, tiene a All Boys como eje principal. Club que dirige hace más de 6 años ininterrumpidamente. Con respeto reconoce a Menotti como uno de sus referentes y de forma didáctica, explica qué busca en sus equipos. Sin cambiar el tono, analiza el fútbol actual y establece diferencias entre los jóvenes de ayer y hoy. Se refiere al poder que ha cambiado tanto al fútbol.

Después de casi media hora de charla, accede a la sesión de fotos, sin perder su gentileza. Cero divismo. Hasta acepta posar sin su inseparable gorra, aunque luzca algo despeinado.

Ya fuera de micrófono recuerda su etapa como preceptor y no cuesta demasiado imaginarlo compinche de los alumnos. "Me ligué varios retos por culpa de los chicos", cuenta sonriente. Más allá de aquel trabajo por necesidad, siempre supo que su vida era el fútbol. Una profesión de la que intenta "escaparse" cortando el pasto de su jardincito, lavando el auto o leyendo algún libro tirado en su sillón, frente al hogar.

A horas de su adiós de All Boys, el hombre que se ganó una estatua en Floresta no tiene claro su futuro. "No me interesa mucho ser Ferguson, me interesa ser Pepe Romero".

En la despedida, deja un gesto que lo pinta entero. Consciente de la demora, le ofrece al utilero llevarse la ropa para lavarla en su casa. Simplemente Pepe.

En Twitter: hashtag #CharlaTécnica

Alejandro SabellaFotobaires.comEl entrenador argentino está encontrando el funcionamiento

BUENOS AIRES -- Sentarse a escribir sobre Leo Messi, después de su actuación frente a Uruguay, resulta realmente tentador. Sin embargo, en un acto de sinceridad, es preferible admitir que difícilmente se pueda decir algo innovador sobre el crack del Barcelona.

Lo declaró Alejandro Sabella en la conferencia post 3-0: "La Real Academia Española debe buscar un adjetivo distinto para Messi".

Por eso, en esta ocasión el foco del Blog es precisamente el técnico de la selección argentina. Sí, sabemos que un entrenador no corre, no cabecea, ni mete goles. Pero así como suele ser indicado como el culpable en las malas, es justo reconocerle mérito en las buenas.

Y la seriedad de este momento de la selección argentina comienza justamente por Sabella. Un conductor que pondera a sus jugadores, prioriza el "grupo humano", tiene contracción al "trabajo", apela a la "solidaridad", busca "equilibrio emocional" y vive con un "moderado optimismo".

Desde el mensaje es irreprochable. Dirán que no se gana con palabras ni discursos que endulcen los oídos. Y es cierto. Pero es evidente que en los últimos tiempos, el equipo nacional se fue alejando de los conflictos para dedicarse solamente a jugar.

Argentina vs Uruguay
GettyImagesSabella siempre le da mérito a sus jugadores

Podrá gustar o no su estilo. También que piense en cinco defensores en los amistosos contra Brasil, o que convoque permanentemente a exjugadores suyos que no tienen un buen presente. En rigor de la verdad, todos los seleccionadores siempre hicieron lo mismo: rodearse de gente de confianza.

La comparación con Barcelona es peor que odiosa. Para Sabella, la perfección es quitar rápido, tocar hasta cansar al rival y hacer goles. Probablemente nunca se alcance ese nivel, pero no se resigna: "Las utopías son imposibles. Lo importante es luchar por ellas porque nos ayudan a mejorar".

Se puede desarticular fácilmente el argumento de minimizar el trabajo del ex-DT de Estudiantes por el gran momento de Messi. Si bien la madurez del 10 es notoria, técnicos anteriores no pudieron exprimir al mejor jugador del mundo, hoy capitán de la Albiceleste.

Ajeno a los escándalos, en los últimos días Sabella fue víctima de un rumor que se expandió rápidamente. Se decía que debía alejarse de la Selección por una enfermedad y que ya estaba elegido su reemplazante. "Si tuviera una distracción, estaría deshonrando a las personas que me contrataron y defraudando a los jugadores y al pueblo argentino. Estoy bárbaro de salud", respondió con su elegancia habitual.

En este "sistema perverso", en términos de Sabella, tuvo que salir a desmentir una versión que incluso llegó a oídos de su madre de 87 años. Nos debemos un replanteo.

Estas líneas no buscan describir al mejor técnico de la historia del fútbol argentino, ni mucho menos. Sinceramente, tampoco creo que lo sea. Mientras reinan los nervios, las urgencias y la locura, la intención es reconocer al conductor de una Selección que goza de buena salud.

Por su forma de ser, Sabella esquiva los halagos. Sabrá disculpar este Blog.

BUENOS AIRES -- Aunque la foto que acompaña a esta nota es elocuente, en este Blog no se hablará de semanas de gestación, nombres de nene o nena, o cuestiones similares.

Lionel Messi celebró su gol con el balón debajo de su camiseta y la imagen recorrió el mundo. Los programas de espectáculos ya se ocupan del asunto. Bah, por la magnitud del personaje, no habría que descartar a los deportivos, políticos, infantiles o de cocina.

Getty ImagesLeo Messi armó un festejo muy especial

"No escuché bien la pregunta, estaba pensando en otra cosa", le respondió pícaro Leo a una cronista que lo interrogó por el embarazo de su mujer Antonella, en una conferencia previa al partido frente a Ecuador.

El 10 del Barcelona, de perfil subterráneo, siempre "habló" dentro de la cancha. Por eso prefirió confirmar su paternidad en el campo de juego, al festejar de esta manera tan particular su gol, el tercero del equipo albiceleste.

Más allá de esta "noticia del corazón", el 4-0 en el Monumental dejó otra sensación. Seguramente, el del sábado haya sido el nacimiento del idilio entre el público de Argentina y Messi.

Fue el propio Leo el que apeló a la seducción en la previa: "Es bueno que la gente otra vez empiece a acercarse a la selección, y que la selección haga que la gente se acerque con juego y con resultados".

Que lo hayan aplaudido a rabiar cuando la voz del estadio anunció las formaciones, que sea ovacionado después de los himnos o que arranque suspiros ante su primera gambeta, ya se percibió en otros estadios donde jugó la selección argentina.

Lo significativo surgió cerca de los 25 minutos del segundo tiempo, cuando se escuchó el canto de la tribuna: "Vení, vení, cantá conmigo. Que un amigo vas a encontrar. Que de la mano, de Leo Messi, todos la vuelta vamos a dar".

Por primera vez se notó esa química entre el público y la figura. Un Messi más maduro, con la cinta de capitán en el brazo, suelto para jugar y hasta para protestarle al línea. Lo que hizo frente a Ecuador quedó a la vista. Es probable que a algunos todavía no les conforme y sigan esperando más. Para ellos, Sabella dejó un mensaje: "En vez de exigirle, hay que agradecerle. Somos mejores si lo tenemos a él".

Mientras todos hablan del embarazo, nació el romance con el crack.

Al padre de la criatura, muchas felicidades.

AL INICIO