Street fortalece bullpen de Angelinos

AYER
28/07
11:31 AM
por David Schoenfield | ESPN.com
Huston StreetStephen Dunn/Getty ImagesLa extraña mecánica de lanzamiento de Huston Street cuando no tiene hombres en base.
Huston Street es uno de esos cerradores que cuando llega a enfrentar a tu equipo, hace pensar que tus muchachos tienen una oportunidad para repuntar. Con 6 pies de altura, él no es una presencia intimidante que lance rectas ardientes o splitters demoledores, o cutters que rompan los bats. Él tiene una forma de lanzar extraña cuando no tiene corredores en base, donde da un gran paso al costado con su pierna izquierda y de cierto modo arrastra la planta del pie derecho por la goma del montículo, como si estuviera dibujando una línea en la tierra, y luego golpea ligeramente su dedo del pie mientras comienza su windup. Él lanza su pierna hacia arriba, y aprieta su mentón hacia abajo, juntando sus hombros, como si fuera un perro acomodándose para descansar.

Es una forma de engaño --quizá trabajando para ocultar la pelota ligeramente o presentar un movimiento que los bateadores no están acostumbrados a ver -- lo suficiente para ayudar a que su repertorio se vea mejor de lo que un reporte de scouteo podría sugerir. Su recta ha promediado 89.4 millas este año --la más rápida apenas ha estado en 91.8 millas--, una velocidad que difícilmente grita "cerrador" a todo volumen.

Pero es lo que Street ha sido en las Grandes Ligas desde que los Atléticos de Oakland lo tomaron con una selección suplementaria de primera ronda, procedente de la Universidad de Texas, en 2005. Al año siguiente, ya era un cerrador, y fue nombrado Novato del Año en la Liga Americana con 23 rescates y efectividad de 1.72. En su mejor versión, él deja a los bateadores adivinando, confundidos y probablemente sacudiendo sus cabezas con frustración mientras se dirigen de vuelta a la caseta.

Por ejemplo, ahí estuvo Miguel Cabrera el domingo. Con ventaja de 2-1 en la pizarra, luego que David Freese le botara la pelota en el octavo inning a Joba Chamberlain, Street entró en la novena y retiró a Austin Jackson con un elevado al jardín central y a Ian Kinsler con un roletazo a primera base. Y luego llegó Cabrera. Street es básicamente un pitcher de rectas/sliders, que mezcla el cambio de forma ocasional (su cuenta hasta el momento: 50 por ciento de rectas, 33 por ciento de sliders, 17 por ciento de cambios). Ese porcentaje no ha cambiado mucho recientemente. Dos rectas por cada slider; dos sliders por cada cambio. Su recta de dos costuras tiende a irse ligeramente en picada, aunque él suela lanzar en la parte alta de la zona con ese pitcheo. Él es propenso a recibir cuadrangulares ocasionalmente, sobre todo en 2013, cuando permitió 12 en apenas 56.2 innings con los Padres.

Pero en esta ocasión, lanzó solamente rectas y sliders. Le lanzó cinco sliders consecutivos a Jackson, antes de ponerlo fuera con una recta. Comenzó con un slider ante Kinsler, antes de retirarlo con una recta en cuenta de 1-1. Cabrera abanicó ante un slider en la esquina de afuera, y luego recibió el segundo strike con una recta, ligeramente afuera. El pitcheo en cuenta de 0-2 fue otro slider, afuera y muy abajo, pero Cabrera pensó que era una recta y abanicó de nuevo para poncharse.

Esto es exactamente por lo que los Angelinos de Los Ángeles adquirieron a Street --para esos salvamentos cuando se tenga ventaja de una carrera ante buenos equipos. Le permite a Mike Scioscia tener flexibilidad con su bullpen. El subestimado Joe Smith está de vuelta en su rol de preparador, y retiró en orden la octava entrada. El novato Mike Morin, selección de la ronda 12 en el draft 2012 procedente de North Carolina, ponchó a tres en labor de una entrada y 2 tercios, reduciendo su efectividad a 2.50. Añadan al veterano recién adquirido Jason Grilli, además de Kevin Jepsen (1.84 de efectividad, el rival le batea para.164) y el zurdo Joe Thatcher, y el bullpen de los Angelinos repentinamente luce como una fortaleza y no una debilidad, como era en los primeros dos meses de la temporada.

Se ha dado una transformación completa del bullpen para los Angelinos. Vean la forma en cómo lucía al final del entrenamiento primaveral:



  • Cerrador: Ernesto Frieri
  • Preparador: Smith
  • Intermedio: Michael Kohn, Nick Maronde (L), Fernando Salas
  • Relevo largo/Perdiendo el juego: Jepsen, Matt Shoemaker


  • Smith y Jepsen son los únicos que permanecen de ese grupo original (Sales recién fue enviado a la sucursal Triple-A de Salt Lake), y Shoemaker hace ahora un trabajo sólido en la rotación. Denle mérito al gerente general Jerry Dipoto por hacer algunos cambios, pero eso también es el relejo de la naturaleza volátil de los bullpens. ¿Quién hubiera pronosticado el ascenso de Morin (él ocupaba el sitio 14 de los mejores prospectos para los Angelinos según Baseball America previo a la temporada), o que Jepsen estuviera teniendo el mejor año de su carrera? Los bullpens pueden tener altibajos año tras año o, a menudo, en el mismo año.

    Este grupo me recuerda un poco a lo que le ocurrió a los Cardenales de San Luis en 2011, en camino al título de la Serie Mundial. Ese club tuvo problemas en el bullpen durante gran parte de la temporada, con ocho relevistas distintos salvando juegos, y dos cerradores (Ryan Franklin y Salas) perdieron sus empleos. Franklin, al igual que Frieri, no duró toda la campaña con el club. Los Cardenales adquirieron a Octavio Dotel y Marc Rzepczynski en la fecha límite de canjes, y firmaron a Arthur Rhodes. Para cuando Jason Motte finamente se convirtió en el cerrador, el bullpen se había fortalecido y eso fue clave para que los Cardenales vencieran a los Vigilantes de Texas en siete juegos.

    Si necesitan más evidencia acerca del fortalecimiento del bullpen de los Angelinos, chequen los siguientes totales mes con mes:

  • Abril: 4.37 ERA, .239/.343/.397, 2.02 K/BB
  • Mayo: 4.46 ERA, .225/.308/.362, 2.21 K/BB
  • Junio: 4.00 ERA, .251/.334/.400, 2.55 K/BB ratio
  • Julio: 1.90 ERA, .205/.248/.259, 5.20 K/BB ratio


  • Esperen que Mike Scioscia se apoye más en este grupo en los últimos dos meses, tal y como lo hizo el domingo cuando sacó del juego a Héctor Santiago luego que tenía apenas 85 lanzamientos. Santiago le había permitido un imparable con un out a Jackson, pero ya que venían Kinsler y Cabrera, Scioscia quería un pitcher derecho para enfrentar a la parte peligrosa del orden al bat de Detroit. Morin, quien ha maniatado a los bateadores derechos a apenas un promedio de .157, entró al juego. Morin lanza una recta de 90 a 94 millas, pero tiene un muy buen cambio y un slider que está perfeccionando. Ponchó tanto a Kinsler como a Cabrera con cambios.

    Sin embargo, mucho dependerá de Street. Él no está cortado con el molde del cerrador prototipo. Pero ha estado retirando a bateadores de Grandes Ligas durante mucho tiempo. Tiene profundidad frente a él. Los Angelinos se ven bien.

    Si ustedes son de Atléticos, yo estaría preocupado con el equipo que les está respirando en la nuca.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Get ADOBE® FLASH® PLAYER
    Comienza la segunda mitad en Liga Americana
    VIDEOS RELACIONADOS video
    Un jugador no será completamente responsable del empuje de su equipo a la postemporada, pero aquí les presentamos un pelotero clave para cada equipo de la Liga Americana en la segunda mitad.

    Orioles de Baltimore -- Chris Davis
    Dividamos los dos últimos años de Davis en mitades:

    Segunda mitad, 2012: .269/.337/.530, .338 BABIP, .261 ISO, 32% SO, 8% BB, 31% HR/FB
    Primera mitad, 2013: .315/.392/.717, .355 BABIP, .402 ISO, 28% SO, 10% BB, 33% HR/FB
    Segunda mitad, 2013: .245/.339/.515, .309 BABIP, .270 ISO, 32% SO, 12% BB, 21% HR/FB
    Primera mitad, 2014: .199/.309/.391, .252 BABIP, .192 ISO, 32% SO, 12% BB, 23% HR/FB

    Yo no sé qué conclusión sacar de esto, excepto que Davis no es tan bueno como lució en la primera mitad del 2013 ni tan malo como la primera mitad del 2014. Una gran razón por la que los Orioles necesitan una mejor segunda mitad de parte de Davis es que entre los jugadores de la Liga Americana con al menos 200 apariciones en el plato, Steve Pearce se ubica cuarto en wOBA en la primera mitad y Nelson Cruz se ubica en el puesto 11. Asumiendo algo de retroceso para estos dos, Davis va a tener que comenzar a producir lo que dejen de producir ellos.

    Azulejos de Toronto: Colby Rasmus
    Todo el mundo sigue hablando de que los Azulejos necesitan un abridor, pero del 1 de junio hasta el Juego de Estrellas solo los Medias Rojas anotaron menos carreras que los Azulejos -- y ahora Edwin Encarnación está fuera por algunas semanas por una lesión en el cuádriceps. Rasmus bateó .212/.266/.453 en la primera mitad; los 12 jonrones estuvieron bien, nada más lo estuvo. Bateó .276 con porcentaje de embase de .338 el año pasado, asi que hay esperanza de poder darle la vuelta a las cosas.

    Yankees de Nueva York: Masahiro Tanaka
    No veo como los Yankees puedan volver a la lucha por la postemporada con su roster menguado por las lesiones, su rotación llena de parches y una alineación envejeciente que es más vieja que simplemente decepcionante. Las pocas oportunidades que tengan los Yankees de ganar el Este de la Americana o uno de los puestos de comodín descansan en la salud del codo de Tanaka. Quizás más importante aún, el estado de los Yankees del 2015 descansa en la salud del codo de Tanaka.

    Rays de Tampa Bay: Evan Longoria
    David Price es el jugador de Tampa más importante para el resto del béisbol, pero antes de que los Rays le hagan la maleta y lo cambien, ellos van a ver si pueden acercarse a cuatro o cinco juegos antes de la fecha límite del 31 de julio. Para hacer eso, ellos necesitan que Longoria se caliente. No estuvo del todo terrible en la primera mitad, pero un slugging de .386 está muy por debajo de su marca de por vida de .512 al entrar a la temporada.

    Medias Rojas de Boston: Xander Bogaerts
    El joven jugador del cuadro bateaba .296/.389/.427 al llegar al 1 de junio, números sobresalientes para un torpedero de 21 años. Entonces los Medias Rojas activaron a Stephen Drew y movieron a Bogaerts a la tercera base y bateó .140 con 37 ponches y cinco boletos hasta el Juego de Estrellas. ¿Acaso el cambio de posición le afectó su estado mental? ¿O es simplemente un fallo en ajustarse en como los lanzadores le están atacando? Los poco más de dos meses que restan de temporada nos podrían decir mucho sobre su futuro estrellato.

    Tigres de Detroit: Justin Verlander
    El año pasado, los Tigres tuvieron una rotación de cuatro grandes con Max Scherzer, Verlander, Aníbal Sánchez y Doug Fister. Ellos cambiaron a Fister, y Verlander tuvo marca de 8-8 con efectividad de 4.88 en la primera mitad, así que realmente el grupo ha quedado reducido a los Dos Grandes, aunque la mejoría de Rick Porcello ha añadido un tercer lanzador en lugar de Verlander. Entre 86 lanzadores de la Liga Americana con al menos 50 entradas, Verlander se encuentra en el puesto 72 en efectividad. Ha lucido un poco por debajo de lo esperado en sus números periferales -- 4.02 FIP, 4.46 xFIP -- pero incluso los periferales están muy lejos de su mejor forma.

    ¿Cuán bajo ha caído Verlander? En 2011 y 2012 tuvo 29 salidas regulares de ocho entradas o más. El año pasado tuvo tres. Este año tiene una. Los derechos le batean .329/.377/.505 ante él; difícil de creer que un tipo que fue tan dominante tan recientemente como en la pasada postemporada esté teniendo problemas tan severos ante los bateadores del mismo lado. Los Tigres no necesitan a un Verlander fuerte para ganar la división, pero ellos quieren ver a un tipo en el que puedan creer al encaminarse a los playoffs.

    Reales de Kansas City: Yordano Ventura
    Bueno, sí, Eric Hosmer y Billy Butler y Mike Moustakas... pero Ventura (7-7, 3.22) es clave porque el derecho de 23 años ya ha lanzado 103 entradas; él lanzó 150 el año pasado entre liga menor y su breve viaje a Grandes Ligas. No es un tipo grande y depende mucho de su recta de sobre 90 mph, lo que significa que uno se tiene que preguntar si la fatiga podría ser un problema en la recta final. La rotación de Kansas City ha estado relativamente saludable este año -- los Reales han necesitado apenas seis salidas de lanzadores fuera de su cinco normales en la rotación (aunque Jason Vargas se perderá un par de semana luego de ser sometido a una apendectomía) -- y cualquier oportunidad de ganar uno de los puestos de comodín descansará en que dicha rotación se mantenga saludable.

    Indios de Cleveland: Nick Swisher
    Los Indios terminaron la primera mitad en los .500, algo sorprendente considerando el número de actuaciones descepcionantes que recibieron: Swisher bateó .208 con OBP de .288, Carlos Santana bateó .207, Justin Masterson tuvo efectividad de 5.51 antes de llegar a a lista de lesionados por problemas en la rodilla, Ryan Raburn bateó .199, Danny Salazar fue enviado a las menores y los números de Jason Kipnis han bajado muchísimo. Así que en la segunda mitad se podrían virar las cosas, especialmente con Swisher, quien no debería haber perdido sus habilidades de la noche a la mañana a los 33 años.

    Medias Blancas de Chicago: Chris Sale/José Abreu
    Los Medias Blancas no van a ir a ninguna parte así que todo se reduce a Sale en búsqueda de un Cy Young (quizás eso sea algo difícil a pesar de que lidera la Liga Americana en ERA y WHIP mientras ha lanzado 50 entradas menos que Félix Hernández) y Abreu en búsqueda de los 50 jonrones.

    Mellizos de Minnesota: Joe Mauer
    Mauer bateó .271/.342/.353 en la primera mitad con dos jonrones. Le quedan cuatro años en su contrato luego de esta temporada por $23 millones anuales. ¿Se trató de apenas tres meses malos? ¿Es consecuencia de la conmoción que sufrió al final de la temporada pasada? Los Mellizos pensaron que con sus habilidades para tener un OBP de más de .400, se mantendría como uno de los mejores jugadores del deporte, incluso con su mudanza a la primera base. Pero luego de tener un WAR de 5.3 el año pasado, en esta temporada apenas tiene 0.7. Un primera base que solo batea sencillos no tiene mucho valor.

    Atléticos de Oakland: Jeff Samardzija
    Él no tiene que ser el as del cuerpo de lanzadores, no con Scott Kazmir y Sonny Gray en los alrededores, pero él está bajo fuego para probar que su primera mitad con los Cachorros había sido una verdadera mejora. Recuerden, él tuvo efectividad de 4.34 con los Cachorros en 2013. Más importante aún, Billy Beane adquirió a Samardzija y a Jason Hammel para ayudar a los Atléticos a ganar el Oeste de la Liga Americana -- pero unos calientes Angelinos redujeron ese déficit a unos meros 1.5 juegos al llegar el receso del Juego de Estrellas. Considerando que Gray está en su primera temporada completa y que Kazmir no ha lanzado más de 158 entradas desde 2007, se espera que Samardzija sea un caballo de trabajo para Oakland, el tipo que lance siete u ocho entradas en cada salida para prevenir que el bullpen se sobrecargue de trabajo.

    Angelinos de Los Angeles: Josh Hamilton
    Podría decir que es Garrett Richards, quien lanzó como un as en la primera mitad, pero pienso que va a lanzar cerca de ese nivel en la segunda mitad; él es de verdad. Así que volvamos a Hamilton, quien bateó .295/.373/.449 en la primera mitad con cinco jonrones en los 46 juegos que tuvo. Las buenas noticias son estas:

    Tasa de perseguidas 2012: 42.5 por ciento Tasa de perseguidas 2013: 37.5 por ciento Tasa de perseguidas 2014: 36.1 por ciento

    Él sigue recortando su tasa de swings alocados. Las malas noticias es que se ha ponchado 52 veces en 36 juegos desde que volvió de la lista de lesionados, con apenas tres jonrones. Con Mike Trout destrozando la pelota, y Albert Pujols en caminoa lograr 34 jonrones, el tener una tercera amenaza de poder le añadiría aún más a una alineación que lideró la Liga Americana en carreras anotadas en la primera mitad.

    Marineros de Seattle: Taijuan Walker
    Nosotros sabemos que los Marineros tienen que mejorar su ofensiva, pero probablemente eso va a tener que venir por un cambio en vez de mejoras internas. Sabemos que Hernández es grandioso y que Hisashi Iwakuma sigue siendo una joya escondida. Chris Young tuvo una primera mitad terrible -- ¿recuerdan toda la controversia de Randy Wolf, la que básicamente permitió que Young llegara a Seattle en primer lugar? -- pero Roenis Elías ha tenido problemas últimamente. Eso significa que Walker necesita encontrar algo de consistencia. A pesar de lo mala que ha sido su ofensiva, Seattle ha echado a perder ese quinto puesto en la rotación todo el año con Erasmo Ramírez (4.58 ERA en 11 aperturas) y Brandon Maurer (7.52 en siete aperturas). Si Walker cumple con las expectativas, será una gran mejoría.

    Astros de Houston: Jon Singleton
    Hemos visto a George Springer demostrar su potencia. Ahora es momento que Singleton haga lo mismo.

    Vigilantes de Texas: Rougned Odor
    No hay mucho que esperar de los Vigilantes en la segunda mitad, pero la lesión de Jurickson Profar forzó a que subieran a Odor a las mayores más temprano de lo anticipado. Ha logrado sostenerse por sus méritos pero una fuerte segunda mitad podría llevar a una interesante batalla de posición en la próxima primavera con Profar.
    Etiquetas:

    MLB, Beisbol

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Crash Davis: Puedes ser engreido y arrogante, incluso cuando te vencen. Ese es el secreto. Tienes que jugar este juego con miedo y arrogancia.

    Ebby Calvin LaLoosh: Correcto. Miedo e ignorancia.

    Crash Davis: No. Estúpido. Es arrogancia, no "ignorancia".

    Si, ha llegado ese momento del año de comenzar a jugar con miedo y arrogancia. Es tiempo de dejarlo todo en el terreno. Es tiempo de comenzar a mirar el pizarrón. Las contiendas por los banderines comienzan a intensificarse. Es la segunda mitad de la temporada, y abrimos con cuatro grandes series entre equipos contendientes. (Deben prestarle atención especial al choque del sábado en la noche entre Marineros y Angelinos.)

    Cerveceros de Milwaukee en Nacionales de Washington
    Viernes: Kyle Lohse (9-4, 3.26) versus Stephen Strasburg (7-6, 3.46)
    Sábado: Matt Garza (6-6, 3.69) versus Gio González (6-5, 3.56)
    Domingo: Yovani Gallardo (5-5, 3.68) versus Doug Fister (8-2, 2.90)

    ¿Acaso veremos a los buenos Cerveceros o los malos Cerveceros? Los Cerveceros han tenido grandes vaivenes durante la temporada -- ellos jugaron para 20-7 hasta el 27 de abril, tuvieron marca de 10-15 hasta el 26 de mayo, entonces jugaron para 21-10 antes de terminar con 2-11 al llegar el receso del Juego de Estrellas, incluyendo una brutal barrida de cuatro partidos en casa ante los Filis. Ellos habían tenido posesión complete del primer lugar divisional desde el 9 de abril hasta que los Cardenales los atraparon el 12 de julio. Una victoria en el juego final antes del receso habría puesto a los Cerveceros de vuelta en el primer lugar, pero una ventaja de un partido es decepcionante, considerando que llegaron a tener ventaja de 6½ juegos el pasado 1 de julio.

    Tres preguntas de los Cerveceros:

    1. Jonathan Lucroy lidera a todos los receptores de Grandes Ligas en apariciones en el plato. ¿Se podría sostener luego de tener una primera mitad de calibre de JMV?

    2. ¿Podrá ser Jimmy Nelson una mejoría sobre Marco Estrada en la rotación? (Bueno, ciertamente ha permitido menos cuadrangulares).

    3. ¿Acaso Ryan Braun podrá tener una monstruosa segunda mitad?

    En el papel, los Nacionales son el equipo a vencer en el Este de la Liga Nacional -- FanGraphs proyecta las probabilidades de los Nacionales en un 81 por ciento de ganar la división y los Bravos en un 19 por ciento. Esto irrita muchísimo a los fanáticos de los Bravos, quienes creen que todos sobreestiman a los Nacionales y subestiman a los Bravos. Y quizás tengan razón. Los Nacionales tienen de vuelta a su alineación y la salud, así que no tendrán excusas en el resto de la temporada.

    Tres preguntas de los Nacionales:

    1. Bryce Harper batea .150 con un cuadrangular y dos remolcadas en 40 turnos desde su regreso de la lista de lesionados. ¿Qué va a hacer?

    2. Jordan Zimmermann salió de su más reciente salida con tendinitis en el bíceps. ¿Habrá algunos problemas adicionales en la segunda mitad?

    3. La efectividad de Strasburg en la primera mitad fue de 3.46. Pero su FIP fue de 2.72 y su xFIP fue de 2.48. En otras palabras, sus números base sugieren que debería ser un jugador con una efectividad de una carrera menos. ¿Podrá hacer eso en los poco más de dos meses que restan de temporada?

    Dodgers de Los Angeles en Cardenales de San Luis
    Viernes: Dan Haren (8-6, 4.23) versus Lance Lynn (10-6, 3.14)
    Sábado: Zack Greinke (11-5, 2.73) versus Joe Kelly (1-1, 3.44)
    Domingo: Clayton Kershaw (11-2, 1.78) versus Carlos Martínez (2-4, 4.43)

    Interesante que el manager Don Mattingly vaya a esperar hasta el domingo para poner a Kershaw, quien abrió por última vez el 10 de julio. Lanzó una entrada en el Juego de Estrellas, pero eso significa que tendría nueve días de descanso entre aperturas. Comparen eso con la forma de trabajar del manager Bruce Bochy con Madison Bumgarner, quien abrió el domingo y comenzará el partido que dará inicio a la segunda mitad de la temporada de los Gigantes. Los Dodgers ganaron tres de cuatro juegos ante los Cardenales a finales de junio, blanqueándolos en dos ocasiones y permitiéndoles una sola carrera en la tercera victoria.

    Tres preguntas de los Dodgers:

    1. ¿A dónde se ha ido el poder de Yasiel Puig? Desde el 29 de mayo, bateó .269 con un cuadrangular en 42 juegos.

    2. Con Carl Crawford de vuelta en la lista de lesionado, ¿quién recibirá el tiempo de juego en los jardines, y cuándo será el prospecto Joc Pederson parte de ese escenario?

    3. ¿Se moverá David Price a la Costa Oeste?

    Todo el mundo se pregunta si los Cardenales podrán atrapar a Price y yo sigo diciendo que los Cardenales necesitan anotar más carreras. Están en el puesto 14 en carreras anotadas en la Liga Nacional y Price no va a ayudar a mejorar eso. Ellos tienen que lidiar además con la lesión de pulgar de Yadier Molina que lo mantendrá fuera de acción de ocho a 12 semanas; no es sorpresa que ellos son un mucho mejor equipo cuando Molina comienza detrás del plato en años recientes.

    Tres preguntas de los Cardenales:

    1. Sin Molina, ¿podrán los Cardenales buscar a un jugador como Kurt Suzuki de los Mellizos?

    2. ¿Quién dará el paso adelante en ofensiva?

    3. ¿Podrá Michael Wacha volver a la rotación en algún punto?

    Orioles de Baltimore en Atléticos de Oakland
    Viernes: Chris Tillman (7-5, 4.11) versus Jeff Samardzija (3-8, 2.78)
    Sábado: Wei-Yin Chen (9-3, 4.15) versus Jason Hammel (8-6, 3.01)
    Domingo: Kevin Gausman (4-2, 3.29) versus Sonny Gray (10-3, 2.79)

    Los Orioles han jugado un béisbol excelente desde el 31 de mayo, al tener marca de 26-15 y superando a los contrarios por 40 carreras. Muchas cosas les salieron bien en la primera mitad -- ver a Nelson Cruz y Steve Pearce -- pero también les han salido cosas malas como la lesión que terminó la temporada de Matt Wieters, los problemas de Chris Davis y Manny Machado y los números decepcionantes de Tillman y Ubaldo Jiménez. Pero los O's han logrado recapturar algo de la magia que tuvieron en el 2002 -- tienen marca de 9-3 en partidos en entradas extras.

    Tres preguntas de los Orioles:

    1. ¿Finalmente dejarán quieto a Gausman y permitirán que se quede en la rotación?

    2. Davis no va a batear .199 en la segunda mitad... ¿cierto?

    3. ¿Qué pasará si Cruz y Pearce caen en mala racha?

    El gerente de los A's Billy Beane ya hizo lo que podría ser el cambio más grande de la época de transacciones al adquirir a Samardzija y Hammel (el equipo gano uno de los tres juegos que esos dos abrieron). Ellos fueron adquiridos en gran parte para ayudar a contener a los Angelinos, pero el liderato de esa división se ha reducido a 1½ juegos. Por el lado positivo: Luego de esta serie, sus siguientes nuevo juegos serán ante los Astros y los Vigilantes.

    Tres preguntas de los A's:

    1. ¿Cómo se sostendrán Gray (en su primera temporada completa) y Scott Kazmir (que no ha lanzado más de 158 entradas desde 2007)?

    2. ¿Podrán hacer un movimiento para conseguir mayor ofensiva en la segunda base?

    3. ¿Podrá Sean Doolittle recortar su salvajismo y darle boleto a un solo bateador en vez de dos en la segunda mitad?

    Marineros de Seattle en Angelinos de Los Angeles
    Viernes: Hisashi Iwakuma (8-4, 2.98) versus Jered Weaver (10-6, 3.45)
    Sábado: Félix Hernández (11-2, 2.12) versus Garrett Richards (11-2, 2.55)
    Domingo: Chris Young (8-6, 3.15) versus Tyler Skaggs (5-5, 4.50)

    ¿Cuán bueno será el choque Hernández-Richards el sábado? Los Marineros no son tan buenos como los Atléticos o los Angelinos, así que en realidad su contienda de playoffs es con los Reales, Indios y los finalistas por el segundo puesto de comodín en el Este de la Liga Americana. Obviamente, ellos estarán buscando añadir un bateador o dos -- los Todos Estrellas Robinson Canó y Kyle Seager y Michael Saunders, que está en la lista de lesionados han sido los únicos bateadores por encima del promedio y han estado dependiendo del anciano Endy Chávez como primer bate.

    Tres preguntas de los Marineros:

    1. ¿Marlon Byrd? ¿Josh Willingham? Ellos tienen que hacer algo para mejorar su porcentaje de embase de .300, el peor de la liga, y conseguir algo de ofensiva en los jardines, en el puesto de designado y/o en la primera base.

    2. Con los problemas repentinos de Roenis Elías y Taijuan Walker que no se acaba de probar, ¿será el cuarto y quinto puesto en la rotación un problema?

    3. El bullpen lidera las mayores con efectividad de 2.39 en la primera mitad. ¿Podrán mantener ese ritmo por otros 68 juegos?

    ¿Soy solo yo, o los Angelinos han sido ampliamente ignorados este año? Se puede alegar que ellos tienen el segundo mejor equipo en las mayores ahora mismo, y eso a pesar de las grandes preocupaciones que tienen en su rotación y su bullpen. Por supuesto, les ayuda el tener el mejor jugador en el deporte y una alineación profunda que lideró la Liga Americana en carreras anotadas en la primera mitad. Ellos ellos jugaron para 19-4 desde el 20 de junio y ellos abrirán la segunda mitad con una estancia de 10 juegos en casa -- y juegan para 32-15 como locales.

    Tres preguntas de los Angelinos:

    1. ¿Podrá repetir Richards su actuación en la segunda mitad? Bueno, si algo, él parece que está mejorando. En sus últimas ocho salidas, tiene marca de 7-0 con efectividad de 1.27 y promedio de los contrarios de .163.

    2. ¿Podrá Jason Grilli establecerse como el preparador para el cerrador Joe Smith?

    3. ¿Podrá Josh Hamilton batear con más poder? Tiene tres jonrones en 38 juegos desde que volvió de la lista de lesionados.

    Ahi las tienen. Además tendremos series de Rojos-Yankees e Indios-Tigres y otras para provocar su apetito. Tuvimos cuatro días sin juegos que importaran. Ha sido demasiado tiempo.
    Etiquetas:

    MLB, Beisbol

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Alguna vez escuché a John Mozeliak, gerente de los Cardenales de San Luis, decir que quizás la cosa más importante que una organización puede hacer es evaluar apropiadamente su propio talento.

    David Price
    Leon Halip/Getty ImagesDavid Price es la pieza más codiciada por los equipos en la fecha límite de cambios.
    Los Cardenales han hecho esto de forma extraordinaria en temporadas recientes. En 2011, se sintieron cómodos cambiando a Colby Rasmus porque creían que Jon Jay podría con la carga defensivamente en el jardín central y batear lo suficiente como para justificar un puesto regular en la alineación. Y tuvieron razón, se calentaron en octubre y ganaron la Serie Mundial. Ellos dejaron ir a Albert Pujols como agente libre, creyendo en Allen Craig. Remolcó sobre 90 carreras en cada una de las pasadas dos temporadas. El año pasado, ellos intentaron la movida poco ortodoxa de cambiar a Matt Carpenter de tercera a segunda base, confiando en su ética de trabajo y que su forma física era mejor que lo que se esperaba. Eso les resultó a la perfección, y los Cardenales llegaron a otra Serie Mundial. Ellos confiaron en los novatos Michael Wacha en la rotación y Carlos Martínez en el trabajo de las últimas entradas.

    Los Cardenales están en una encrucijada similar ahora mismo. Las lesiones de Wacha y Jaime García y los problemas de Shelby Miller han dejado su rotación un poco finita detrás del candidato al Cy Young Adam Wainwright y el caballo de trabajo Lance Lynn. Ambos son punto fijo en los rumores de cambios por David Price, los que por supuesto es diferente a ser favoritos para ser cambiados.

    Mi colega de ESPN Jim Bowden acaba de proponer este megacambio: Los Cardenales adquieren a Price, Ben Zobrist, Desmond Jennings y Joel Peralta de parte de los Rays de Tampa Bay por Martínez, Oscar Taveras, Kolten Wong y Peter Bourjos.

    Podemos debatir los méritos de este acuerdo (Jim sugiere que San Luis lo haga sujeto a que Price firme una extensión), pero incluso si esa discusión llegase a suceder, el elemento clave es como los Cardenales ven a Martínez, Taveras y Wong. ¿Acaso estos tres jugadores jóvenes -- dos novatos y Martínez, quien excedió con lo justo su elegibilidad de novato la temporada pasada - están siendo piedras angulares para la siguiente generación de equipos de los Cardenales?

    Todo se reduce a una evaluación apropiada. El nucleo de los Cardenales, aunque no es necesariamente viejo, se está poniendo viejo. Matt Holliday tiene 34 años pero se encamina a tener la peor temporada de su carrera, con promedio de .260 y cinco jonrones; Yadier Molina cumplirá 32 la semana que viene y tiene mucho millaje detrás del plato; Craig cumplirá 30 en algunos días y está teniendo una mala temporada; el torpedero Jhonny Peralta ya tiene 32.

    Este es un grupo ofensivo que podría estar encaminado a un colapso en el futuro cercano; de hecho, este año no ha sido tan bueno hasta ahora. Los Cardenales están en el puesto 14 en la Liga Nacional en carreras por juego y, a pesar del par de jonrones para dejar tendido al contrario en los pasados dos días, están últimos en la liga en cuadrangulares. Incluso los Padres han bateado con mayor poder.

    Así que aunque la preocupación es por la rotación, ¿no será la ofensiva su mayor problema? Ciertamente por eso es que Jim sugirió un gran acuerdo que involucre que Zobrist y Jennings, pero esos dos no son jugadores de impacto como Price y no ayudarían a devolver dicha ofensiva a los niveles del 2013.

    Las mejores oportunidades de los Cardenales de mejorar en la segunda mitad no están en hacer un gran cambio sino en simplemente obtener mejor producción de los tipos que ya tienen en nómina. Holliday y Molina necesitan batear mejor, y Craig y Wong necesitan batear mucho mejor. Si estos tipos no mejoran, Price por si solo no va a cargar a este equipo a la cima. Si estos tipos comienzan a batear, los Cardenales tienen buenas oportunidades de ganar el banderín divisional sin tener que cambiar a sus jugadores jóvenes y baratos.

    Pero eso devuelve el asunto a la evaluación. Si el nucleo ofensivo comienza a envejecer, los Cardenales necesitarán una nueva oleada de talento. Matt Adams sigue dejando su marca en la primera base, aunque a mí no me gusta su tasa de 56 ponches por cada 8 bases por bolas recibidas. Si Mozeliak y compañía creen que Taveras cumplirá con las expectativas y que Wong se va a convertir en un colaborador sólido, entonces los Cardenales necesitan quedarse con esos tipos para complementar a los veteranos envejecientes.

    Para mí, los Cardenales están en una posición diferente que los Atléticos de Oakland. Billy Beane no sabe cuándo los Atléticos volverán a ser tan buenos como ahora nuevamente; eso le dió un incentivo adicional para concretar el cambio de Jeff Samardzija y Jason Hammel mientras salía de una potencial estrella en Addison Russell. Pero los Cardenales son reflejo de una excelencia consistente. Sus más recientes cetros de Serie Mundial en 2006 y 2011 además le da al equipo algo de libertad, menos necesidad de arriesgar el futuro por el presente. Su mercado y sus nóminas le permite añadir agentes libres, como Peralta, que los Atléticos no pueden costear.

    Además, con Joe Kelly volviendo a juego este viernes, la rotación va a volver a tener otro sólido abridor. Un grupo de Wainwright/Lynn/Kelly/Martinez/Miller sigue siendo bastante bueno, y eso no incluye a Wacha, quien sigue siendo una incertidumbre por su hombro (todavía no ha sido autorizado a lanzar).

    Y entonces está esto: A los Cardenales le quedan 13 partidos con los Cerveceros.

    Sí, David Price puede mejorar a los Cardenales. Pero pienso que su solución más inteligente es la paciencia y depender de los tipos que ya tienen en la organización. Hay suficiente talento aquí para ganar la división.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Jeff SamardzijaAP Photo/Paul BeatyJeff Samardzija pasa ahora a la rotación de los dos veces campeones del Oeste LA.
    Billy Beane tenía que hacer este cambio.

    Los Atléticos de Oakland quizás no vayan a estar en esta posición de aquí a un año, y tampoco se sabe de aquí a tres, cinco o 10 años. Los Atléticos han sido el mejor equipo en el béisbol en esta temporada tan pareja, una temporada sin un claro favorito al cetro. Pero los Atléticos tenían una falla -- o el potencial de una -- y Beane no podía darse el lujo de que la rotación de su equipo se fuese desintegrando lentamente.

    Así que démosle el crédito de tener las agallas de cambiar a su torpedero de 20 años de Doble A Addison Russell y su jardinero de Clase A Billy McKinney a los Cachorros por dos quintas partes de una rotación de campeonato en Jeff Samardzija y Jason Hammel. Ambos se unirán a Scott Kazmir y Sonny Gray y quien quiera que sea que ocupe el quinto puesto para darle ahora a los Atléticos lo que podría ser la mejor rotación en la Liga Americana junto a lo que ha sido la ofensiva más potente en la liga.

    Esta rotación lidera la Liga Americana en efectividad, un desarrollo sorpresivo dadas las lesiones que terminaron con las temporadas de Jarrod Parker y A.J. Griffin en los entrenamientos primaverales, pero que han ido progresivamente empeorando cada mes desde el mes de abril. Dado el hecho de que Gray y Jesse Chávez nunca han lanzado una temporada completa en una rotación de Grandes Ligas y que Kazmir no ha lanzado más de 158 entradas desde 2008, y que donde habían preocupaciones sobre el desgaste de la rotación.

    Ahora Beane ha añadido dos jugadores que tienen efectividad por debajo de los 3.00 con excelentes números periferales. Sí, conseguir una estrella potencial, controlada por el equipo como Russell, un prospecto entre los 10 mejores al entrar a la temporada, es antiético a lo que los equipos de mercado pequeño con recursos limitados suelen hacer, pero consideren que Beane quizás no pueda mantener este nucleo junto por mucho más tiempo.

    Josh Donaldson comenzará por encarecerse el año que viene, y a Brandon Moss habrá que darle un gran aumento. Jed Lowrie sera agente libre luego de esta temporada, y quizás la parte más problemática, Yoenis Céspedes será agente libre luego de la temporada 2015.

    Así que, sí, adoro la idea de haber ido con todo ahora. Interesantemente, yo había propuesto el jueves en Twitter la idea de cambiar a Russell por David Price. Las reacciones fueron divididas, aunque tengo que decir que una pequeña mayoría favoreció que los Atléticos se quedaran con Russell.

    Así es el mundo en el que vivimos, en el que los prospectos son codiciados como el oro. Es muy probable que Russell se desarrolle en un buen jugador; cuando hablé con él en los entrenamientos primaverales me di cuenta que es un chico callado pero confiado con una buena cabeza sobre sus hombros. Donaldson no solo alabó el talento de Russell sino también su ética de trabajo. Ciertamente no fue fácil para Beane el haber cambiado su torpedero del futuro.

    Pero Beane tiene en la mira su propio oro -- del tipo de oro que uno le pone a un anillo de Serie Mundiakl. Y este cambio convierte claramente a los Atléticos en favoritos para ganar la Serie Mundial.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Masahiro TanakaAP Photo/Kathy WillensTanaka no solo sale de favorito para el Novato del Año, sino también para el Cy Young y el JMV.
    La razón para escribir esta historia debería ser bien obvia: Masahiro Tanaka tiene marca de 11-2 con efectividad de 2.11, liderando la Liga Americana en victorias y efectividad. Él no es solamente el mejor novato, sino también candidato al Cy Young y al premio de JMV.

    Tanaka hará su 16ª aparición el sábado y su consistencia ha sido quizás su atributo más impresionante. Ha lanzado al menos seis entradas en cada salida y ha permitido más de tres carreras solo una vez, un juego de cuatro carreras ante los Cachorros en mayo. Ha permitido más hits que entradas lanzadas en tres ocasiones y ha alcanzado el doble dítigo en ponches en cinco de sus salidas, la segunda mayor cantidad en las mayores detrás de David Price. Su recta de dedos separados ha sido tan buena -- o mejor -- que lo que se esperaba, ya que los contrarios le batean apenas para .119 ante ese pitcheo con un jonrón (en su primer pitcheo de la temporada, realmente).

    Por supuesto, algunos no quieren que se le considere como novato tomando en cuenta sus años de experiencia en Japón, pero es un novato bajo las reglas de MLB. Estamos a punto de llegar a la mitad de la campaña, y Tanaka ya tiene un total de 4.1 Victorias sobre Reemplazo (WAR por sus siglas en inglés), de acuerdo con Baseball-Reference. El doble de eso es 8.2, y solo un lanzdor novato desde que comenzó la era de la pelota viva ha logrado más que eso.

    Más sobre ese lanzador en breve. Echémosle una mirada a algunas de las mejores temporadas de novatos desde 1901.

    Los JMVs: Ichiro Suzuki, Marineros 2001 (7.7 WAR), y Fred Lynn, Medias Rojas 1975 (7.4 WAR)
    Suzuki y Lynn se ubican cuarto y quinto en la lista de WAR para un novato entre los jugadores de posición, si consideramos a Joe Jackson como un novato en 1911. ¿Se merecieron ambos sus premios? Suzuki llegó cuarto en la Liga Americana en WAR, detrás de Jason Giambi (9.1), su compañero Bret Boone (8.8) y Alex Rodríguez (8.4). Yo siempre he pensado que Boone se merecía más el premio de JMV ese año, al batear .331 mientras remolcaba 141 carreras, líder en la liga. Por supuesto, una de las razones por las que remolcó esas 141 anotaciones es que Ichiro bateaba frente a él. No hay duda de que Ichiro tenía ese factor "wow" ese año y era tan único -- este chico pequeño que jugaba pelota pequeña en el medio de la era de los esteroides -- que todo el mundo se enamoró de él.

    Lynn bateó .331 con 21 jonrones y 105 remolcadas, liderando la liga en slugging, anotadas y dobles, y se llevó un Guante de Oro por su defensiva en el jardín central. Baseball-Reference tiene a Rod Carew (7.8 WAR) mejor, pero no se puede argumentar que Lynn no se merecía los honores del JMV considerando que los números son cercanos y que los Medias Rojas ganaron el banderín del Este LA mientras que los Mellizos terminaron por debajo de los .500.

    Los que debieron ser JMV: Mike Trout, Angelinos 2012 (10.8 WAR)
    No es que quiera reabrir viejas heridas, pero el WAR en la temporada de novato de Trout fue fácilmente el mejor para un jugador novato de posición -- y una de las mejores en la historia de algún jugador sin importar el nivel de experiencia. Bateó .326/.399/.564 con 30 jonrones, 129 anotadas y 49 robos de base (líder en la liga) en una era deprimida ofensivamente hablando. Jugó una gran defensa, incluyendo cuatro cuadrangulares robados. Baseball-Reference coloca su temporada como la No. 22 en todos los tiempos desde 1901 entre los jugadores de posición y la séptima mejor en la era de la expansión (1961).

    El único otro jugador novato de posición en liderar su liga en WAR fue Paul Waner de los Piratas, con un modesto total de 5.3.

    Un chico del que probablemente nunca hayan escuchado: Russ Ford, Yankees 1910 (11.0 WAR) En realidad, se llamaban los Highlanders en ese entonces. Ford era un derecho nacido en Manitoba, Canada -- el primer jugador nacido en esa provincia en llegar a las mayores (y apenas uno de tres, y los otros dos jugaron de forma combinada 14 juegos en las mayores). Ford lanzó un juego en 1909 y entonces tuvo marca de 26-6 con efectividad de 1.65 en 1910, grandes números incluso para la era de la pelota muerta. Se llegó segundo detrás de Walter Johnson en WAR de pitcheo. ¿Cuál era su secreto? Utilizaba una lima de uñas escondida en su guante para rasguñar la pelota. En ese entonces eso era legal y aparentemente Ford fue uno de los primeros en hacerlo, o quizás pudo hasta haber inventado el mismo.

    Esta biografía de SABR de Ford dice que le dijo a la prensa que tenía 14 variedades diferentes de la pelota ensalivada (que también era legal en ese entonces). "Colocaba la lima de uñas junto a un pedazo de hilo, que estaba amarrado a la parte interior de su camiseta", dijo el árbitro Billy Evans. "Tenía un hueco en el centro de su guante. Al final de cada entrada, deslizaba la lima de uñas por debajo de la camiseta, mientras que al principio de cada entrada la dejaba caer en la palma de su guante".

    Ford no fue solo una maravilla de un año. Fue efectivo en 1911 pero entonces lideró la liga en derrotas en 1912 cuando comenzó a sufrir de fatiga en el brazo. Dio el salto a la Liga Federal en 1914 pero entonces se prohibió la lima de uñas, y combinado con sus problemas en el brazo, Ford ya estaba fuera de las mayores para 1916.

    Los mejores compañeros novatos: Shoeless Joe Jackson (9.2 WAR) y Vean Gregg, Indios 1911 (9.1 WAR)
    Muchos disputan el hecho de llamar o no a Jackson un novato. Tuvo 127 apariciones en el plato con los Atléticos y los Indios en las tres temporadas anteriores, por debajo del estándar de 140 apariciones que utilizamos ahora, aunque probablemente se excedió en el tiempo que podía estar en el roster. A mí me gusta catalogarlo como un novato, y que clase de año tuvo: Bateó .408/.468/.590, remolcó 83 carreras y se robó 41 bases. Fue el segundo mejor jugador en la liga detrás de Ty Cobb, quien bateó .420.

    Su compañero ha sido olvidado, pero Gregg tuvo marca de 23-7 con efectividad de 1.80, líder en la liga. El zurdo de 6 pies 2 pulgadas ya tenía 26 años cuando se unió a los Indios. En realidad, los Indios habían comprado su contrato de Spokane en 1910, pero Gregg se rehusó a firmar con Cleveland por $250 al mes y en cambio fue vendido al Portland de la Liga de la Costa del Pacífico. Ganó 32 juegos y finalmente fue subido a Cleveland.

    Ese era un equipo bastante interesante. Además de Jackson y Gregg, tenían un envejeciente Cy Young en su última temporada (por siete salidas) y el miembro del Salón de la Fama Nap Lajoie. El estelar lanzador Addie Joss, quién se enfermó la temporada anterior, falleció en abril. De todas formas, Gregg fue una revelación. Cobb y Eddie Collins lo catalogó como el mejor zurdo en la liga., Se mantiene como el único lanzador en ganar 20 partidos o más en sus primeras tres temporadas en las mayores. Desafortunadamente, Gregg sufrió de dolores recurrentes en su brazo a lo largo de su carrera, y el 1913 fue su última temporada buena en las mayores, aunque eventualmente volvió a la Liga del Pacífico y tuvo algunos buenos años con Seattle.

    1964: Dick Allen, Filis (8.8 WAR) y Tony Oliva, Mellizos (6.8)
    El total de WAR de Allen lo ubica tercero entre los jugadores novatos de posición detrás de Trout y Jackson. Bateó .318/.382/.557 con 29 jonrones mientras lideraba la Liga Nacional en anotadas y triples. Oliva ganó el cetro de bateo de la Liga Americana con promedio de .323 y bateó 32 jonrones, siendo además líder en hits, anotadas y dobles. Ambos tenían talento para el Salón de la Fama, aunque ambos no lograron entrar. Oliva líderó la liga cinco veces en hits y ganó dos cetros adicionales de bateo pero tuvo lesiones en sus rodillas que arruinaron la segunda mitad de su carrera.

    Los receptores: Carlton Fisk, Medias Rojas 1972 (7.2 WAR) y Mike Piazza, Dodgers 1993 (7.0)
    En un año dominante para los lanzadores, Fisk bateó .293/.370/.538, convirtiéndolo en uno de los mejores jugadores de la liga. Piazza bateó .318/.370/.561 con 35 jonrones. Fisk terminó cuarto en la votación del JMV, Piazza noveno (aunque se ubicó segundo detrás de Barry Bonds en WAR).

    Los torpederos: Troy Tulowitzki, Rockies 2007 (6.8 WAR) y Nomar Garciaparra, Medias Rojas 1997 (6.6 WAR)
    Bastante parecidos en un aspecto: Si Garciaparra se hubiese mantenido saludable, llevaba camino para ir al Salón de la Fama por lo hecho en la primera parte de su carrera. Como novato, bateó .306 con 85 extrabases. Tulo: Si se mantiene saludable, podríamos estar hablando de un futuro Inmortal de Cooperstown.

    Ted Williams, Medias Rojas 1939 (6.7 WAR)
    Williams bateó .327 con 31 jonrones y 145 remolcadas (líder en la liga) como un novato de 20 años. Y ya era algo arrogante. Cuando se le preguntó antes del partido inaugural a quien se parecía en su forma de batear, Williams dijo, "Yo bateó como Ted Williams". Fue en el mes de abril de su temporada de novato cuando dijo su famosa cita, "Todo lo que yo quiero en la vida es que cuando camine por las calles, las personas digan, 'Por ahí va el mejor bateador que jamás haya existido'".

    Cincuenta y dos años más tarde, otro futuro miembro del Salón de la Fama ha puesto números casi idénticos:

    Williams: .327/.436/.609, 31 HR, 145 RBIs
    Albert Pujols: .329/.403/.610, 37 HR, 130 RBIs

    La mejor temporada para un relevista: Mark Eichhorn, Azulejos 1986 (7.4 WAR)
    Al decir la mejor, no quiero decir solo entre los novatos. La temporada de Eichhorn fue una para la historia: 14-6, efectividad de 1.72, 10 salvamentos y un increíble total de 157 entradas lanzadas. El serpentinero que lanzaba por el lado del brazo ponchó a 166 y permitió apenas 105 hits. De alguna manera, terminó tercero en la votación del Novato del Año detrás de José Canseco y Wally Joyner, cuyo WAR combinado no superó el 7.4 de Eichhorn.

    Britt Burns, Medias Blancas 1980 (7.0 WAR)
    Entre los lanzadores abridores desde 1980, Burns tiene el WAR más alto -- el 6.3 de José Fernández del año pasado sería el segundo más grande. (Dwight Gooden tuvo WAR de 5.5 en 1984; pensé que estaría un poco más alto.) Burns tuvo marca de 15-13 con efectividad de 2.84, lanzando 238 entradas a los 21 años. Lideró a los lanzadores de la Liga Americana en WAR ese año pero eso no peso en la votación del Cy Young por su record de victorias y derrotas (los Medias Blancas tuvieron marca de 70-90 este año). Burns terminó además quinto en la votación del Novato del año, lo que no hizo ningún sentido. Joe Charboneau lo ganó y Dave Stapleton, un primera base a tiempo parcial para Boston que conectó siete jonrones, llegó segundo.

    Burns, quien hizo su debut en 1978 apenas dos meses después de haber sido seleccionado en el sorteo, llegó al Juego de Estrellas en 1981 y pudo haber sido uno de los grandes. Se lastimó el hombro en 1982, lo que le costó velocidad, y sufrió de una condición degenerativa de la cadera. Tras ganar 18 juegos en 1985, nunca volvió a lanzar nuevamente en las mayores.

    Mark Fidrych, Tigres 1976 (9.6 WAR) Muchos lanzadores en la era antes de 1920 pusieron grandes números como novatos. El miembro del Salón de la Fama Pete Alexander, por ejemplo, tuvo marca de 28-13 mientras lanzaba 367 entradas para los Filis. Incluso entonces, el WAR de Alexander no venció lo que hizo Fidrych en su temporada de novato con los Tigres.

    Los números son asombrosos -- 19-9, efectividad de 2.34 , 24 juegos completos en 29 partidos -- pero eso ni comienza a relatar la historia de la temporada mágica de Fidrych. Ni siquiera comenzó la temporada en la rotación, lanzó una vez en relevo en abril y entonces una vez a principios de mayo antes de hacer su primera apertura el 15 de mayo. Lanzó un partido de dos hits. Abrió de nuevo 10 días después y perdió ese juego pero entonces comenzó una gran racha: Del 31 de mayo hasta el 20 de julio, Fidrych tuvo marca de 10-1 en 11 aperturas con 10 juegos completos. Promedió más de nueve entradas por apertura porque lanzó en dos ocasiones 11 entradas. Era un fenómeno, este chico peculiar con el cabello rizado que le hablaba a la pelota.

    Yo mencioné este video el otro día, pero aquí está de nuevo: los momentos finales del partido de Fidrych del lunes en la noche ante los Yankees en ese mes de junio. Como dijo el anunciador, "Él es una especie increíble".
    Etiquetas:

    MLB, Beisbol

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Ya ha pasado una gratificante primera mitad de temporada para los Cerveceros de Milwaukee. Pero les espera otro camino de tres meses lleno de obstáculos como el calor, la fatiga, los rumores en la fecha de cambios, desgaste y la auto revisión de si en verdad son contendientes en la División Central de la Liga Nacional.

    Con una victoria 7-4 sobre los Rockies de Colorado en el Miller Park el jueves en la noche, el grupo del manager Ron Roenicke completó sus primeros 81 juegos del calendario con marca de 49-32. Esa es la mejor primera mitad en los 45 años de historia de la franquicia  por encima del equipo de George Bamberger de 1979 y la escuadra de Ned Yost en 2007, equipos que fallaron en llegar a la postemporada luego de jugar para 47-34 en los primeros 81 encuentros.

    Los Cerveceros han estado en primer lugar de la división en 84 de los 88 días de esta temporada, y entran en la segunda mitad con ventaja de 5½ juegos sobre San Luis. La historia dice que eso luce bien para julio, agosto y septiembre. Desde la llegada del comodín en 1995, los equipos que han estado en primer lugar luego de 81 juegos han llegado a la postemporada en 82 de 118 ocasiones (69.5 por ciento) y han ganado su división en 72 de 118 intentos (o el 61 por ciento). Al entrar a la serie de cuatro juegos de Milwaukee contra los Rockies, el portal FanGraphs le da a los Cerveceros un 72.7 por ciento de calificar a la postemporada y 46.6 por ciento de probabilidades de capturar el banderín de la División Central.

    Ha sido un espectáculo alentador de poder de mantenimiento con un perfil nacional relativamente bajo. Desde que Ryan Braun llegó al entrenamiento primaveral y dijo que se disculpaba por sus anteriores problemas con sustancias para mejorar el rendimiento (PEDs) y quería seguir adelante, los Cerveceros han sido notables principalmente por 1) un caliente inicio de temporada con marca de 20-7 2) la adición de la noche del muñeco Hank the Dog al calendario 3) un par de trifulcas obligatorias que involucraron a su volátil y energético jardinero central, Carlos Gómez y 4) un video lleno de buenas intenciones promocionando la candidatura de su receptor Jonathan Lucroy al Juego de Estrellas que irritó a algunas personas en la organización de los Cardenales de San Luis.

    El record de los Cerveceros es más producto de un roster estable y balanceado que una dependencia a peloteros estrellas. Lucroy, quien se ha labrado su camino para insertarse en el debate sobre el JMV de la Liga Nacional, ha pasado gran parte de su carrera atrayendo la atención por ser subestimado. La rotación de Milwaukee es sólida, pero más notable por su profundidad y consistencia que la presencia de un dominador del calibre de un Clayton Kershaw o Félix Hernández. Y el bullpen está encabezado por el cerrador Francisco Rodríguez, un maestro de la reinvención cuya recta ha sido medida por el radar en 90 mph.

    En una era de la prospectomanía, incluso los ligamayoristas de Milwaukee han pasado por debajo del radar. Como señala el gerente Doug Melvin con un sentido discernible de orgullo, los componentes salidos de sus fincas han jugado un rol importante en el éxito del equipo esta temporada. Lucroy, seleccionado en la tercera ronda del sorteo en 2007, lidera a los receptores de Grandes Ligas con un WAR de 3.9. Scooter Gennett, el compañero de comité de Rickie Weeks en la segunda base, lidera las mayores en dicha posición con slugging de .487. Khris Davis está empatado en el tercer puesto entre los jardineros de la Liga Nacional con 14 jonrones, y Wily Peralta está empatado con Kyle Lohse en el liderato del equipo con nueve victorias.

    De esos cuatro jugadores, solo Gennett fue lo suficientemente apreciado como para aparecer en el Juego de Futuras Estrellas.

    Hemos escuchado en el pasado que no tenemos un buen sistema de fincas y no tenemos jugadores jóvenes en el sistema", dijo Melvin vía telefónica el jueves. Pero pienso que gran parte de esas críticas fue injusta".

    Con una mezcla saludable de jugadores jóvenes y veteranos, los Cerveceros han pasado de ser una curiosidad en abril a un equipo estable en junio que debe ser tomado en serio por varias razones:

    • No tienen debilidades discernibles. La ofensiva se encuentra segunda detrás de Colorado en la Liga Nacional en carreras anotadas y OPS. Los Cerveceros están sextos en la LN en efectividad de sus lanzadores abridores (3.65) y octavo en efectividad de los relevistas (3.44). Juegan para 22-17 en casa, 27-15 como visitantes y están empatados con San Francisco y Los Angeles en el primer lugar en la LN con un diferencial de carreras de más-42. Además no han perdido más de cuatro juegos en fila en toda la temporada.

    Milwaukee está en el medio del grupo en el terreno con un más-8 en la estadística de Carreras Salvadas por la Defensiva de Baseball Info Solutions. Eso no compara con lo logrado el año pasado de un más-58, que fue impulsado por la increíble estadística de Carlos Gómez de más-44, pero ellos están mucho mejor con Mark Reynolds y Lyle Overbay en la primera base que lo que estuvieron el año pasado, cuando Alex González, Yuniesky Betancourt y otros siete inicialistas se combinaron para un increíble total de 21 errores.

    • Sí uno de los artículos de fe en el béisbol establece que los equipos ganadores tiene mucha fuerza en el medio, ciertamente los Cerveceros califican para ello al tener a Lucroy y Martín Maldonado detrás del plato, al campocorto Jean Segura y el comité de Gennett-Weeks en el medio del cuadro interior, y al multitalentoso Gómez en el jardín central.

    • Los Cerveceros aparentaban ser de los equipos callados con potencial en los entrenamientos primaverales por la adición de Matt Garza a una rotación que ya tenía a Lohse, Yovani Gallardo, Peralta y Marco Estrada. Pero la gran pregunta era cuánta carga de trabajo podrían manejar los abridores.

    Esa pregunta aparenta haber sido respondida. Luego de llegar en el puesto 14 entre los 15 equipos de la Liga Nacional con 918 entradas en su rotación el año pasado, los Cerveceros lideran la liga en esa categoría y están en camino a sobrepasar las 1,000. Eso ayudaría a quitarle carga de trabajo a K-Rod, Will Smith y a sus amigos en el bullpen.

    • Melvin ha demostrado en el pasado que está dispuesto a actuar con arrojo cuando se presenta una ventana de oportunidad. En el 2008 cambió a Matt LaPorta y Michael Brantley a Cleveland por CC Sabathia, que tenía marca de 11-2 como Cervecero y había ayudado a Milwaukee a llegar a los playoffs. Pero es poco probable que Melvin haga algo así de importante esta temporada. La rotación de los Cerveceros está construída más probablemente para sobrevivir que para dominar en octubre, pero no esperen que se metan de lleno en la lucha por David Price o Jeff Samardzija en julio.

    Si los Cerveceros hacen alguna movida, dijo Melvin, será probablemente para añadir ayuda en el bullpen. Se espera que los relevistas Jim Henderson y Tyler Thornburg salgan pronto de la lista de lesionados, y Melvin visitó recientemente al equipo Triple-A Nashville para echarle un vistazo a algunos potenciales jugadores a ser ascendidos. La lista incluye al seleccionado en la primera ronda por los Cerveceros Jeremy Jeffress, cuya odisea profesional ha incluído paradas en Kansas City y Toronto y varias suspensiones por uso de marihuana. Los Cerveceros contrataron a Jeffress a mediados de abril y lo enviaron a Nashville, y allí tiene marca de 4-1 con efectividad de 2.01 y 37 ponches en 31S entradas en el bullpen de los Sounds.

    Cualquier jugador que nos pueda mejorar, lo vamos a observar", dijo Melvin. El bullpen es siempre un área que tiene tendencia a trabajar demasiado en el mundo de hoy porque los abridores ya no suelen completar sus partidos. Nosotros sentimos que tenemos varios lanzadores en las menores que podrían ayudarnos, pero algunas veces un tipo con experiencia en el bullpen puede ser de ayuda".

    El otro asunto en la agenda de Melvin es mantenerse atento en caso de una lesión de alguno de sus regulares. Si Braun, Aramis Ramírez, Lucroy, Gómez o Segura son inactivados, los Cerveceros podrían quedar en modo de lucha. Y el gerente estaría haciendo llamadas telefónicas.

    En el interín, los Cerveceros seguirán disfrutando la vista que se observa desde la cima de la tabla de posiciones. La primera mitad ha sido tan divertida para Milwaukee, que no pueden esperar a que comience la segunda.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    El sorteo de novatos de Grandes Ligas del 2000 no sera recordado como uno memorable, pero sí incluyeron varios seleccionados en primera ronda que son importantes: Adrián González, seleccionado No. 1 por los entonces Marlins de Florida, es un cuatro veces Todos Estrellas con 247 jonrones de por vida en su carrera. El intermedista de los Filis Chase Utley sería un seguro candidato al Salón de la Fama de no haber sido por las lesiones, y Adam Wainwright mostró gran promesa en sus inicios en Atlanta, y logró cumplir con las expectativas como un as en San Luis.

    Dustin McGowan Azulejos
    Justin K. Aller/Getty ImagesMcGowan ha tenido que pasar muchos problemas de salud en su carrera, pero ha vuelto a ser relevante con los Azulejos.
    El jardinero de Tampa Bay Rocco Baldelli sera recordado como un clásico ejemplo de "qué habría pasado si". Generó comparaciones tempranas con Joe DiMaggio y estaba en camino a tener una carrera de impacto cuando una serie de problemas medicos provocaron que se retirara a los 29 años y se moviera a un puesto a la oficina central de los Rays.

    El relevista de Toronto Dustin McGowan, seleccionado en el turno 33 del sorteo del 2000, califica como el anti-Baldelli. Siendo honestos, debió haberse retirado del béisbol hace tres o cuatro años y debía estar ahora jugando con sus hijos o bebiendo una limonada bien fría en el pórtico de su casa ahora mismo. Su presencia en el roster de Toronto dice mucho de su perseverancia, su resistencia al dolor y las maravillas de la medicina deportiva moderna.

    Catorce años después de que Toronto lo seleccionara procedente de la Secundaria Long County en Ludowici, Georgia, (población: 1,440), McGowan sigue dando que hacer en el deporte a los 32 años. Su marca de 23-26 y efectividad de 4.57 son considerablemente más impresionantes a la luz de los obstáculos que ha tenido que superar para mantenerse en el terreno. Ha pasado tres grandes cirugías en el hombro, una cirugía de rodilla, fasciitis plantar, una lesión en el oblícuo y diabetes Tipo 1, por lo que McGowan podría ser el protagonista del programa de telerrealidad en el béisbol, "Survivor: Rogers Centre."

    "Eso demuestra que tiene mucho espíritu de lucha y que no le gusta rendirse, y también muestra su pasión por el deporte", dijo el cerrador de Toronto Casey Janssen. "Habría sido muy fácil para él el decir en alguna de esas oportunidades, 'Esto no está en el libreto', y seguir adelante".

    Si McGowan sirve de inspiración para sus compañeros y para otros lanzadores profesionales, es estrictamente por accidente. Es un chico de su casa en Georgia que no está listo para decirle adiós al béisbol de otra manera que no sea en sus propios términos.

    "Yo nunca me quito de nada", dijo McGowan. "Hubo ocasiones en las que quizás no habría podido volver, pero eso no iba a suceder por falta de intento. Mi filosofía era, mientras me pudiera mirar en el espejo al final del día y saber que hice todo lo que pude, yo estaría bien. Y eso me funcionó".

    Sin importar lo que logre de aquí en adelante, McGowan nunca va a poder alcanzar las alturas que se predecían para él como un gran as en la organización de Toronto. Luego de que ponchara a 99 bateadores en 92 entradas en sus primeras dos paradas en liga menor, la revista Baseball America lo catalogó como el prospecto No. 4 de Toronto  justo entre un joven receptor llamado Jayson Werth y un esbelto jugador del medio del cuadro interior llamado Orlando Hudson. McGowan ascendió al puesto No. 1 en la lista de prospectos de Toronto en 2003 y parecía listo para tener una temporada de estrella la siguiente campaña.

    "McGowan tenía mejor repertorio que Roy Halladay, el ganador del Cy Young que podría unírsele pronto en la rotación de Toronto", escribió BA, que lo proyectaba como un futuro miembro sólido de la rotación.

    McGowan tuvo marca de 12-10 con efectividad de 4.08 en 27 aperturas en 2007, pero eso fue lo más cerca que estuvo de tener una temporada completa en Grandes Ligas. Se desgarró el manguito rotador en una salida ante Baltimore en julio del 2008, y de repente se le cayó el mundo. Se perdió las temporadas 2009 y 2010 y volvió en 2011 solo para ser operado por tercera vez, lo que lo mantuvo fuera de juego toda la campaña 2012.

    "Yo me decía, 'Santo cielo, ¿qué otra cosa mala me puede pasar?'", dijo McGowan. "Casí deseaba irme a mi casa y sentarme en una silla donde nada malo me podría pasar. Ya habían pasado las cirugías y tenía esperanza de que no tendría que operarme más. No me quedaban muchas partes del cuerpo sanas".

    McGowan estuvo cerca de retirarse luego de su segunda cirugía de hombre, pero persistió por el apoyo de su esposa, Jilly. Improbable como es todavía sigue lanzando, y más sorpresivo aún es el hecho de que siga con el mismo equipo que lo escogió en el sorteo, que lo firmó y que lo desarrolló.

    "La organización se mantuvo firme con él y le dio la oportunidad, y eso le ayudó", dijo el manager de Toronto John Gibbons. "Él es uno de esos jugadores por el que uno da la milla extra por la clase de individuo que es él. No es más que un buen muchacho del campo".

    A tres años de su última cirugía de hombro, McGowan sigue con cuidado. Utiliza una bomba de insulina para controlar su diabetes, y Gibbons tiene cuidado de no utilizarlo más de dos días seguidos. Pero el lujo de lanzar en dosis controladas saliendo del bullpen ha sido una bendición para la recta de McGowan, que sigue ubicándose en las medianas 90 mph. De acuerdo con FanGraphs, su recta promedio alcanzó las 94.8 mph en 2008 y en la actualidad está en las 93.1.

    Aunque el temprano sentido de optimismo en Toronto esta temporada ha sido sacudido por la reciente mala racha de derrotas, McGowan espera ser un colaborador en lo que sería la primera aparición de los Azulejos en la postemporada desde 1993. Los lanzadores contrarios le batean para .130 (7-en-54) desde que se movió de la rotación al bullpen a mediados de mayo, y ha dejado varados a 16 de los 17 corredores que ha heredado. Esos números ayudan a explicar la razón por la que Gibbons se está acostumbrando cada día más a la idea de utilizarlo en situaciones de alto riesgo.

    Si esto es lo que le depara el destino a McGowan  el tener un rol relativamente anónimo como relevista intermedio o preparador  él está tranquilo con eso. Aunque existe la tentación de reflexionar sobre su carrera y preguntarse lo que habría podido hacer de haber tenido algo de más salud, McGowan mira a su tiempo en Toronto con un sentido de orgullo por todo lo que ha pasado.

    "No me gusta pensar en el 'qué habría pasado sí'", dijo McGowan. "Yo sé que las cosas suceden en este deporte y que es raro que un lanzador nunca se lastime. Yo estoy más orgulloso del hecho de que pude volver por tercera vez. Eso es algo bueno".

    Ha sido un largo y solitario camino desde que era un prospecto a ser un imán para las lesiones a volver a ser relevante. Si Dustin McGowan no fuese tan centrado y humilde, quizás podría ser una inspiración para él mismo.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Ya es hora que alguien en el béisbol no sea tan serio. Así que, gracias departamento de mercadeo de los Cerveceros de Milwaukee, por este maravilloso video que tiene algo de diversión con las votaciones para el Juego de Estrellas mientras se burlan de esos ridículos anuncios políticos.

    Jonathan Lucroy Cerveceros
    Jim McIsaac/Getty ImagesLas sólidas habilidades de Lucroy detrás del plato lo hacen un buen candidato al Juego de Estrellas.
    En el anuncio, una voz de mujer dice, "Yadier Molina es un gran receptor, pero ¿sabían que juega para los Cardenales de San Luis? ¿Quieren otro jugador de los Cardenales comenzando en el Juego de Estrellas? ¿No hay una mejor manera?" Vemos una foto de Molina con un sonido de fondo de un bebé llorando. Mientras vemos videos de jugadas de Jonathan Lucroy, la voz dice "Vota por el cambio". Al final, escuchamos al propio Lucroy decir, "Yo soy Jonathan Lucroy, y apruebo este mensaje".

    Hay un anuncio similar para Carlos Gómez, pero todo el mundo habla del anuncio de Lucroy. ¿Por qué? Porque el manager de los Cardenales Mike Matheny aparentemente encontró el anuncio un poco ofensivo.

    Él le dijo a MLB.com:

    "Pienso que uno tiene que verlo en la naturaleza de para lo que fue creado, y fue creado para que llegara a su base de fanáticos. Es increíble que lo hayan dirigido directamente hacia nuestra organización. Pienso que esa fue la parte que más me tomó fuera de base.

    "No estoy diciendo que sea sorpresivo. Hemos pasado por esto en los últimos años, especialmente el año pasado cuando las cosas a la Manera de los Cardenales se salieron de proporción. Pienso que eso dejo un mal sabor de boca en muchos".

    Por favor, Mike. Quiero decir, yo sé que tú aprendiste del Maestro de la Seriedad, Tony La Russa, pero un poco de diversión no está mal. Ya tenemos suficiente consternación sobre los lances de los bates de los jugadores y que admiren los cuadrangulares que conectan, así que no necesitamos otro "problema" que haga que el béisbol se convierta en una liga poco divertida. Y realmente, el anuncio, como hay que admitir, no está criticando a Molina o la organización. Si algo, debe ser visto como un elogio a todas las grandes cosas que los Cardenales han logrado en años recientes.

    Como le dijo el creador del anuncio, Brad Weimer, al diario Milwaukee Journal-Sentinel, "De lo único que acusamos a Yadier Molina en todo el anuncio es de ser un Cardenal de San Luis. Eso es todo. Nada serio. Solo nos divertimos un poco., Pero puedo entender si algunos fanáticos apasionados se molestan un poco".

    De hecho, las redes sociales se encendieron con comentarios anti Cardenales. Los que no son fanáticos de los Cardenales ciertamente están cansados de los comentarios de los fanáticos de los Pájaros Rojos que se la pasan diciendo que son los "mejores fanáticos en el béisbol". (Hay una cuenta en Twitter que repite las cosas malas que escriben los fanáticos de los Cardenales, para probar que los fanáticos de los Cardenales pueden ser tan feos y desagradables como otros fanáticos.) El asunto de hacer las cosas a la Manera de los Cardenales se salió de proporción el año pasado cuando los Cardenales establecieron un record en MLB en promedio de bateo con corredores en posición de anotar, y se reportó hasta el cansancio que los bateadores de los Cardenales habían encontrado una forma algo mágica de batear. (En esta temporada están en el puesto 20 en esa misma estadística con .245.)

    En cuanto al asunto en cuestión, Molina tiene una ventaja considerable sobre Buster Posey de los Gigantes de San Francisco en la votación mientras que Lucroy anda tercero, pero esto es lo que hace divertidos los debates sobre el Juego de Estrellas: ¿Cuánto peso le debemos dar a los números actuales y cuánto debemos considerar el pasado?

    Si solo nos enfocamos en el 2014, la elección es bastante clara:

    Lucroy: .340/.403/.537, 8 HR, 37 RBI, 34 R, 3.9 bWAR/3.4 fWAR
    Molina: .284/.332/.407, 6 HR, 26 RBI, 23 R, 1.0 bWAR/1.6 fWAR
    Posey: .276/.335/.421, 9 HR, 35 RBI, 28 R, 1.4 bWAR/1.3 fWAR
    Evan Gattis: .294/.346/.588, 16 HR, 38 RBI, 26 R, 1.8 bWAR, 2.4 fWAR

    Puse a Gattis, ya que su reciente explosión de poder ha hecho que aumenten sus números.

    Los totales de WAR (utilizando ambos sabores, el bWAR de Baseball-Reference y el fWAR de FanGraphs) incluyen la habilidad de tirar de un receptor -- una estadística en la que obviamente Molina sobresale -- pero no la habilidad de un receptor de enmarcar los pitcheos. Molina también sobresale aquí, pero también lo hace Lucroy. De acuerdo con StatCorner.com, Lucroy ha salvado más carreras con el enmarcado de pitcheo que cualquier otro receptor. Esto no es casualidad considerando que Lucroy también llegó en el No. 1 la temporada pasada y quinto en el 2012 (cuando se perdió tiempo de juego por lesiones). Molina ahora mismo está por debajo del promedio esta temporada, así que no estoy seguro de lo que pasa aquí. Posey se ha ubicado alto en las pasadas tres temporadas. Gattis no tiene buena reputación, pero se ubica por encima del promedio este año.

    De todas formas, el punto es que mientras Molina es uno de los mejores de todos los tiempos a la defensiva, Lucroy y Posey también tienen cosas positivas a la defensiva. Pero Lucroy y Gattis están teniendo las mejores temporadas ofensivamente hablando, y Lucroy vence fácilmente a los otros tres en WAR.

    ¿Debería ser el 2014 el único factor? Los defensores de ese argumento dicen que es el Juego de Estrellas del 2014, no el Juego de Estrellas de por vida. El argumento en contra de ello es que no debemos considerar tres meses como la mejor evaluación de la habilidad de un jugador y por ende se deben considerar las actuaciones anteriores. Un tercer argumento es que este el Juego de ESTRELLAS y Molina y Posey son estrellas. En 2014, esto especialmente aplica a Derek Jeter, quien ya no es uno de los mejores jugadores en el deporte pero ciertamente es un jugador que muchos fanáticos quieren ver en el Juego de Estrellas.

    Es importante recordar que Lucroy ha sido un buen jugador, no solo un jugador que ha tenido tres meses calientes -- 3.6 de fWAR en 2013 y 3.6 en 2012, cuando jugó en apenas 96 partidos -- pero Molina ha tenido 5.6 y 6.1 en ese mismo periodo, mientras que Posey ha tenido números de 4.7 y 7.6.

    Eso hace que se pueda alegar por los tres jugadores. Quisiera considerarlo en proporción 50/50 -- mitad esta temporada y la otra mitad el pasado del jugador. Pero Lucroy está tan al frente de los otros ahora mismo que voy a poner mi voto por el cambio.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Lo siento, Miggy. Tus proezas con el bate son legendarias. Vas a estar en el Salón de la Fama algún día, en la corta lista de los mejores bateadores derechos de la historia. Uno sabe que eres un Todos Estrellas cuando bateas para .319 y estás en camino a conseguir 135 impulsadas y nadie está hablando de lo bien que te está yendo. Has sido tan bueno por tanto tiempo que algunas veces damos por sentado lo que puedes hacer, algo de lo que debemos avergonzarnos.

    Lo siento, Giancarlo. Tus hazañas de fuerzas parecen imposibles. Tu cuadrangular del pasado lunes fue imposible. Te has convertido en alguien que hay que ver por TV porque cualquier swing puede resultar en algo que no hemos antes. ¿De cuántos jugadores podemos decir algo así? Observarte a tí batear  Odio decir esto porque suena loco  pero observarte a tí batear debe ser parecido a cuando se observaba a Babe Ruth al comenzar su carrera dando palos para los Yankees en el viejo Polo Grounds. ¿Qué fue eso? Cuando el Yankee Stadium se construyó se decía que era la Casa que Ruth Construyó. Quizás algún día ese estadio en Miami pueda ser llamado la Casa que Stanton Construyó. Has madurado como un bateador completo e incluso tu defensiva ha mejorado.

    Mike Trout Angelinos
    AP Photo/Mark DuncanPocos jugadores pueden establecer metas personales tan altas como lo ha hecho Mike Trout.
    Lo siento, Tulo. Podrás estar en medio de una temporada para la historia, con posibilidad de conseguir ese premio de JMV que todos nosotros hemos predicho que vas a ganar alguna vez, y la razón por la que podrías no ganarlo es porque tu equipo no ha sido tan bueno. Naciste para jugar en el campocorto, moviéndote sin esfuerzo para hacer las jugadas, con un brazo tan fuerte que te permite hacer jugadas que otros torpederos no pueden hacer. Te las has arreglado para mantenerte en el terreno, y todos sabemos que ese ha sido un problema en el pasado.

    Lo siento, Cutch. Fuiste el JMV el año pasado. No tienes debilidades en tu juego y tienes un poder sorprendente para un físico tan pequeño. Eres uno de los peloteros con más clase en el juego, que provocas emoción en el plato y en el terreno, y has logrado levantar una franquicia que daba lástima y convertirla en un equipo que vale la pena observar.

    Pero Mike Trout es el mejor jugador en el béisbol. O debo decir: Sigue siendo el mejor jugador en el béisbol. Él fue el mejor jugador y más completo en las pasadas dos temporadas. Esto ni siquiera se debería debatir; quiero decir, pueden discutir si quieren, pero van a perder. Pregúntenle a cualquier gerente que quién ha sido el mejor jugador en el deporte en los pasados dos años y yo podría predecir que 29 de ellos dirán "Trout." Quizás los 30 si les prometemos anonimato.

    En la victoria del martes 9-3 sobre los Indios, Trout se fue de 5-3 con dos jonrones y cuatro remolcadas. Su primer bambinazo fue un batazo de tres carreras ante Josh Tomlin en la quinta entrada que le dió a los Angelinos ventaja de 5-2 , en conteo de 2-2 y una recta de 89 mph que Trout envió justo por encima de la cerca en el jardín derecho luego de conectar de foul tres lanzamientos en dos strikes. Su segundo jonrón fue en la séptima entrada ante Mark Lowe en conteo de 0-1 y una recta que Trout despedazó y envió a lo profundo del jardín izquierdo central.

    Trout ahora batea .311/.397/.611 con 16 jonrones, 54 remolcadas y nueve robos de base. Lidera la Liga Americana en slugging y OPS mientras se encuentra empatado en el tercer puesto en impulsadas (algo impresionante para un segundo bateador). Lo que es sorprendente sobre estos números es que hace apenas algunas semanas todo el mundo se preguntaba, "¿Cuál es el problema con Mike Trout?"

    Luego de un gran mes inicial, se sumergió en una mala racha a principios de mayo. Para el 19 de mayo, se fue de 4-1 en una derrota ante los Astros y su promedio descendió a .263. No era una crisis tan grave, pero Trout se había ponchado 56 veces en 44 juegos, la mayor cantidad en la Liga Americana. ¿Qué estaba pasando?

    El 20 de mayo, Trout abrió el partido pero tuvo que salir del mismo en la quinta entrada con lo que se reportó como una rigidez en la pierna. Se mantuvo en la banca al día siguiente. El 3 de junio, salió de juego tras un turno y el reporte del equipo fue que había estado lidiando con molestias en la espalda, una molestía en la espalda media". Una prueba de resonancia magnética mostró que no habían problemas mayores, solo inflamación. No jugó el partido del 4 de junio pero desde ese entonces se ha mantenido en la alineación. Y ha bateado con autoridad. Él es Mike Trout.

    De hecho, desde que bajó su promedio a .263 el 19 de mayo, batea .410/.475/.819 con ocho jonrones, ocho dobles y un triple en 22 juegos. ¿Recuerdan cuando se ponchaba casi el doble de ocasiones en que recibía un boleto luego de estar cerca de una tasa de 1-a-1 el año pasado? En esos 22 juegos, logró 14 ponches y 14 boletos.

    Los dos jonrones del martes vinieron ante pitcheos bajos en la zona. Esa es la zona de peligro ante Trout. Logra mover el bate a través de la zona de forma tan rápida ante esos pitcheos con gran extensión. Por supuesto, el swing es diferente, pero me recuerda de alguna manera a Ken Griffey Jr.; su hermoso swing a la zurda con ese gran arco está hecho a la medida para los pitcheos bajitos. Quince de los 16 jonrones de Trout han llegado ante lanzamientos en la mitad inferior de la zona de strike. Su único cuadrangular ante un pitcheo en la parte alta de la zona fue ante un slider en el medio del plato. Ocho de sus cuadrangulares ante sido ante rectas bajitas. Básicamente, el peor pitcheo que le puedes hacer a Trout es una recta bajita.

    Los Indios le lanzaron dos rectas bajitas y pagaron el precio.

    Poder, velocidad, defensiva, boletos. Nosotros sabemos que Trout puede hacer todas esas cosas. Quizás los lanzadores aprendan eventualmente a exponer esa parte superior de la zona de strike con mayor frecuencia (Trout batea .119 ante pitcheos en la mitad superior de la zona o más arriba), pero los lanzadores no están entrenados para pitchear en la parte alta de la zona en estos días; todo es abajo, abajo, abajo, así que muchos no se sienten cómodos lanzando rectas altas.

    Incluso en ese entonces, yo sospecho que Trout aprenderá a ajustarse. Hay que recordar que, después de todo, apenas tiene 22 años.

    ¿Cuál es el mejor jugador en el béisbol? Aquí les dejo mi lista de los 10 mejores, al 18 de junio de 2014:

    1. Mike Trout
    2. Troy Tulowitzki
    3. Giancarlo Stanton
    4. Andrew McCutchen
    5. José Bautista
    6. Yasiel Puig
    7. Carlos Gómez
    8. Miguel Cabrera
    9. Jonathan Lucroy
    10. Paul Goldschmidt, Josh Donaldson (empatados)

    Me reservo el derecho de hacerle cambios a esta lista en cualquier momento.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    Otros que conocieron a Tony Gwynn podrán contar mejores historias. Cada escritor adoraba a Gwynn, quien siempre se mostró accessible, amable y le encantaba hablar sobre béisbol. Lo conocí una vez, cuando él firmó para trabajar con ESPN, en una especie de reunión pretemporada de béisbol en el aeropuerto de Hartford. Fue tan amable como se podia ser con un editor desconocido y pasamos un par de minutos hablando sobre su nuevo trabajo o sobre los Padres o cualquier tema.

    Lo que recuerdo es que se disculpó mucho por tener que irse y recuerdo que lo escolté hasta su habitación. Su traje le quedaba grande y caminaba con la punta de los pies, y si no sabías quien era ciertamente no habrías adivinado que era uno de los mejores bateadores que jamás haya pisado un diamante.

    Mi otro recuerdo de Gwynn -- por supuesto más allá de todos los hits, y el memorable primer lanzamiento con un envejeciente Ted Williams en el Juego de Estrellas de 1999 en Boston -- es cuando cubrí un entrenamiento primaveral y estaba en el camerino de los Padres cuando llevaban a cabo su sorteo para el torneo de la NCAA. Gwynn estaba en su casillero y alguien le preguntó si quería entrar. Gwynn sacó la billetera más gruesa que yo haya visto en mi vida -- llena de billetes de $100. Por lo menos yo creo que eran todos de a cien. Sacó uno para inscribirse en el sorteo.

    Esto me duele en el corazón. Él era demasiado joven para irse. Él debería estar ahora enseñándole su conocimiento a los chicos en San Diego State, mostrándoles como batear hacia el campo contrario, impartiendo algo de ese conocimiento que le convirtió en un ocho veces campeón de bateo.

    Gwynn no fue el mejor bateador de todos los tiempos -- no tuvo el poder o la cantidad de boletos para ubicarse entre los mejores de los mejores. Sin embargo, si fue uno de los mejores bateadores de la historia para promedio. En siete ocasiones bateó por encima de los .350, por primera vez a los 24 años en esa temporada mágica de 1984 en la que los Padres llegaron a la Serie Mundial, la séptima vez a los 37 años cuando bateó .372 en 1997. La habilidad de Gwynn -- poner la pelota en juego -- es mayormente un arte perdido. La máxima cantidad de veces que se ponchó en una temporada fue 40; los jugadores ahora se ponchan esa cantidad de veces en un mes.

    Desde 1950, ningún otro bateador ha podido igualar el promedio de por vida de Gwynn de .338 -- ni siquiera su ídolo Williams, quien bateó de por vida .344 pero apenas .335 de 1950 en.

    Los mejores desde 1950:

    Gwynn: .338
    Williams: .335
    Wade Boggs: .328
    Rod Carew: .328
    Miguel Cabrera: .321
    Stan Musial: .321

    Y Gwynn no pudo jugar en Fenway y conectar dobletes contra la pared del Monstruo Verde. (Gwynn bateó .343 en casa en su carrera, .334 en la carretera; Boggs, en comparación, bateo .369 en Fenway en su carrera, y .302 en la carretera. Quizás sí Gwynn hubiese jugador por Boston habría bateado para .400.)

    Otra manera de ver el promedio de por vida de Gwynn es que bateó .338 durante un tiempo en el que promedio de por vida es de .262 (via Baseball-Reference.com). Williams bateó .344 en su carrera pero el promedio de la liga fue de .277. Seguro, estuvo Ty Cobb -- .366 de por vida versus el promedio de por vida de .273 -- pero si uno necesitas un hit, un sencillo, algún tipo de batazo para ganar un partido, la lista de jugadores que uno quisiera tener en el plato para una situación así es corta, y Gwynn está en ella. En situaciones clasificadas como "tarde y cerrado", Gwynn bateaba un mero .353.

    Utilizando diferentes números para el promedio de la liga, Lee Sinins calcula que Gwynn tiene 73 puntos más que el promedio de la liga, solo detrás de Cobb (más-94), Rogers Hornsby (más-75) y Williams (más-75).

    ¿Cuán bueno fue Gwynn? Bateó .415 contra Greg Maddux, .444 contra John Smoltz, .469 contra Doug Drabek. No son muestras pequeñas ya que se midió a ellos por lo menos 50 veces. De hecho, se enfrentó a Maddux en más ocasiones que cualquier otro lanzador: 107 veces. Nunca le conectó un cuadrangular, pero si le sacó 11 boletos y le conectó ocho dobles.

    Y miren esto: Maddux nunca lo pudo ponchar.

    Comentarios

    Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


    AL INICIO