Derek Jeter and Ichiro SuzukiAP Photo/Charlie NeibergallContrario a Jeter, Ichiro quiere seguir jugando tras el 2014. Pero probablemente no será en NY.
Sospecho que muchos fanáticos de los Yankees van a ver esto como otro ataque más a Derek Jeter, de parte de un gruñón escritor anti Nueva York que escudriña las estadísticas para atacar a una leyenda.

Esa no es mi intención. He escrito antes que Jeter merece ser considerado quizás como el segundo mejor torpedero de todos los tiempos, detrás de Honus Wagner y por encima de Cal Ripken, así que ciertamente he sabido apreciar lo que Jeter ha hecho en el terreno. No, mi intención en esta: Ahora que estamos en su temporada final y se le está rindiendo homenaje en estadios alrededor del país, él tiene un compañero de equipo veteran y laureado que también debemos recordar y apreciar.

De hecho, uno puede argumentar esto: Ichiro Suzuki ha sido mejor jugador que Jeter.

El elemento básico del argumento es este: Ichiro vino a Estados Unidos en 2001 a los 27 años. Desde los 27 a los 39 años (ambos están en su temporada de 40 años), Ichiro superó a Jeter en victorias sobre reemplazo (WAR) 57.8 to 43.7. Realmente no es algo tan cerrado.

¿No es entonces razonable extraer esa información y presumir, ya que Ichiro fue mejor desde los 27 a los 39 años, que él fue al menos igual de bueno que Jeter de los 22 a los 26? En realidad es posible argumentar que Ichiro habría podido compilar más WAR que Jeter antes de los 27 años si Ichiro hubiese podido jugar aquí. Jeter llegó a las mayores a los 21 años, pero tenía 22 en su temporada de novato en 1996. La primera temporada completa de Ichiro en Japón llegó cuando tenía 20 años... y bateó .385. Sus números ese año (Promedio de .385/porcentaje de embase de .445/slugging de .549) son básicamente idénticos a lo que hizo en su temporada final en Japón (.387/.460/.539). Parece perfectamente claro que Ichiro habría tenido igual éxito en EEUU de haber jugado aca a los 20 años.

Al comparar a Ichiro y Jeter desde los 27 a los 39 años, Jeter tiene ventaja en el plato, pero una ventaja tan amplia como uno podría esperar:

Jeter: .308/.375/.437
Ichiro: .319/.361/.414

Jeter tuvo más poder -- 178 jonrones contra 111 -- y se embasó con un poco de más frecuencia, pero Ichiro consiguió el doble de bases robadas, 472 to 240.

Del 2001 al 2003, Jeter creó 1,252 carreras, de acuerdo con Baseball-Reference.com, o 6.0 por cada 27 outs. Durante esos años, Ichiro creó 1,357 carreras, o 5.9 por cada 27 outs.

La ventaja de Jeter en ofensiva es menor.

Sin embargo, la ventaja de Ichiro en defensive es bien amplia.

Pienso que incluso el más ferviente fanático de los Yankees -- esos que quieren tomar las estadísticas defensivas y lanzarlas al fondo del Rio Hudson -- tendrían que admitir a regañadientes que Ichiro jugó un mejor jardín derecho que lo que Jeter jugó en el campocorto. Por supuesto, las estadísticas favorecen abrumadoramente a Ichiro: De nuevo, utilizando los números de Baseball-Reference, a Ichiro se le acreditan 106 carreras salvadas por encima del promedio desde los 27 a los 39 años comparado con menos-182 para Jeter. Ichiro está catalogado como el 18º fildeador más valioso desde 1901 en las edades de 27 a 39 años; Jeter está catalogado como el peor.

Para ser justos, las dos mejores temporadas de Jeter por la vía del WAR llegaron en 1999 (8.0) y 1998 (7.5), cuando tenía 25 y 24 años, respectivamente. Las mejores temporadas de Ichiro fueron 2004 (9.1) y 2001 (7.7). Sin embargo, de nuevo debemos mencionar que Ichiro era una superestrella en Japón a los 20 años.

El punto es, aun si no estamos de acuerdo con la exactitud de los números: Ichiro ha sido un tremendo jugador, igual de bueno en el terreno que lo que ha sido Jeter. Pienso que perdemos de vista eso ya que él ha ido en declive en años recientes (no batea .300 desde 2010), y aunque Jeter estuvo allá afuera virtualmente cada mes de octubre, Ichiro estuvo con muchos equipos malos en Seattle.

Por supuesto, eso nos lleva a la diferencia más grande entre ambos: Jeter tiene cinco anillos de Serie Mundial (aunque solo uno desde que cumplió 27 años), mientras Ichiro no tiene ninguno; incluso ni siquiera ha jugado en una Serie Mundial.

En última instancia, supongo que es poco práctico para muchos el aislar los números de Jeter del legado de Jeter, el hecho que él vistió el uniforme a rayas durante una gran dinastía de los Yankees. Él tuvo la buena suerte de haber sido seleccionado por los Yankees, y aunque muchos podrían argumentar que ellos no podrían haber ganado todos esos campeonatos sin Jeter, ¿acaso los habrían ganado sin Mariano Rivera or Bernie Williams o Andy Pettitte o Paul O'Neill o Jorge Posada o Orlando Hernández o David Cone? Un jugador no "gana" campeonatos.

Lo que más me impresiona sobre Jeter, en especial al final de su carrera, es lo que escribió el otro día Joe Posnanski sobre Bruce Springsteen, al seguir haciendo conciertos a sus 64 años:
Él era un hombre comprometido. He escrito muchas veces sobre cómo me sorprende la dedicación de Bruce Springsteen en el momento. Noche tras noche tras noche tras noche, por cerca de 40 años, él toca la canción Born to Run, y la canta con el mismo fuego que cuando era joven. En ocasiones me pregunto: ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo puede ser que no se canse de cantar esa canción? ¿O cómo es posible que cambie en algo la forma de cantarla?

¿Acaso eso no describe a Jeter? Para los fanáticos más jóvenes de los Yankees, él ha estado aquí desde que comenzaron a ver béisbol, siempre jugándolo de la misma forma que su primer día en las mayores.

Quizás nunca podamos tener ese mismo sentimiento de parte de Ichiro, aunque si hubiesen estado en Seattle en 2001, en esa mágica temporada, sabrían la gran emoción que él le daba a los fanáticos juego tras juego. Yo me sospecho que si Ichiro hubiese jugado para mejores equipos, lo estaríamos viendo de otra manera ahora mismo.

Por supuesto, Ichiro no ha anunciado su retiro. Quizás quiere llegar a los 3,000 hits en los Estados Unidos, pero con 2,755 en su historial y relegado a un rol de reservista, eso luce más improbable con cada día que pasa. Quizás no se retire con la misma fanfarria de Jeter, pero cuando lo haga yo lo voy a extrañar.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Comenzando con la aclaración de rutina sobre como recién ha pasado apenas una décima parte de la temporada, una de las cosas más interesantes para resaltar sobre los Indios ha sido la cantidad de veces que Carlos Santana ha sido insertado en la alineación como titular en la esquina caliente. Eso se debe a que el gran experimento de esta pretemporada que intentó asimilar a Santana como su respuesta interna en tercera base era una de esas historias que realmente perdurarían.

Hasta el momento, los Indios solamente lo han puesto allí el 50 por ciento de las veces, y él fue titular en las ocho de ellas. Cinco juegos como bateador designado titular y tres detrás del plato como catcher suplente lo han mantenido como fija en la alineación todos los días.

Carlos Santana Indios Cleveland
Scott W. Grau/Icon SMITodo indica que Carlos Santana ha logrado adaptarse muy bien a la esquina caliente.
¿Cómo es que sucede algo así? El lograr que cada lugar en el plantel te funcione aun durante esta época con una abundancia de relevistas hoy en día. El resto de las entradas en tercera base se ha repartido entre Lonnie Chisenhall (cuando él no es el bateador designado) y el súper suplente Mike Avilés (cuando él no está jugando como titular en segunda base, como campocorto o en el jardín izquierdo). Existen muchas partes en movimiento constante además de la necesidad de incluir a alguien que castiga duramente a lanzadores zurdos como Ryan Raburn donde sea que él encaje durante cualquier día (cualquiera de las esquinas en el jardín, como bateador designado o quizás como segunda base en una situación que los vea en aprietos).

Ese es el crecimiento externo natural de una rotación generada por Terry Francona que mantiene a sus mejores 11 bateadores rotando en su alineación en vez de nombrar a un solo jugador como bateador designado permanente y que cuenta con Elliot Johnson, quien sabe jugar en siete posiciones distintas, como el único suplente verdadero. Eso va a cambiar cuando Jason Giambi regrese como la eminencia gris que es una vez que él sea reactivado de la lista de lesionados (se supone que eso ocurrirá el lunes) pero el Hombre G no contará con más de 200 turnos al bate este año.

Santana no ha decepcionado en tercera base ahora que los partidos cuentan. Un solo error cometido y un promedio de jugadas ejecutadas que está al nivel promedio del resto de la liga, o sea nada demasiado espantoso en términos de productividad tempranera según el +/- de Baseball Info Solutions, la Zona Total de Baseball-Reference.com o el Rating Zonal Final de FanGraphs. Sí, es verdad, son solamente ocho juegos, pero ninguna de las estadísticas interpretativas se ha convertido en un juez ruso cuando se trata de evaluar el rendimiento de Santana.

Así que por ahora todo va bien. Tal y como alguien que forma parte de la Liga Americana me dijo esta primavera ¿Será posible que él sea peor que [Miguel Cabrera]? Aun sí Santana termina siendo así de malo jugando apenas la mitad de las veces, lo más probable es que él termine siendo lo suficientemente productivo con el bate en sus manos para compensar por ello. Su cuadrangular del viernes ayudó a acabar con la mala racha en ese aspecto de su juego, y el experimento luce bien por ahora.

Hacer la comparación con Miggy tiene sentido porque la mudanza de Cabrera a tercera base en el 2012 se debió a la necesidad de incluir a Prince Fielder en la alineación de los Tigres, y la decisión de los Indios de darle la oportunidad a Santana en tercera base se trata de poder contar con sus mejores bates. Uno también podría llegar a considerar a compararlo con la decisión sobre adonde encajaría Bobby Bonilla en la alineación durante la década del 90: No, él no era un gran tercera base, pero sí encontrabas a un jardinero derecho que pudiera batear mejor que tus alternativas en tercera base entonces tú todavía podías pelear por el título con Bobby Bo en la esquina caliente -- tal y como lo hicieron los Piratas  o salir campeón como los Marlins.

Hacer un sacrificio defensivo en una de las esquinas es más conveniente que nunca hoy en día gracias al panorama ofensivo del béisbol: Que haya más ponches que nunca significa que las posiciones que no se involucran tanto cuentan con todavía menos posibilidades de afectar al resultado del juego en el diamante. Los Gigantes salieron campeones en el 2010 con un bateador designado (Aubrey Huff) en las esquinas, los Cardinals salieron campeones en el 2011 con un bateador designado en los jardines (Lance Berkman), y los Gigantes volvieron a consagrarse en el 2012 a pesar de la falta total de movilidad de Pablo Sandoval en tercera base. ¿Santana? Él es apenas el ejemplo más reciente de una estrategia que se adapta a la realidad de que tu alineación te puede conseguir más carreras cuando estas se están volviendo cada vez menos abundantes.

La otra mitad de la propuesta es que Yan Gomes debía demostrar que podía rendir como el cátcher titular del club. La respuesta en este caso también es positiva, ya que le hace eco al gran rendimiento de Gomes con los Indios en la segunda mitad del año pasado. Él posee el mismo tipo de poder en el plato, con un promedio de Poder Aislado que oscila en los .180s. Él es digno de confianza detrás del plato según las nuevas estadísticas que distinguen la capacidad de un catcher para generar strikes. Además, él está conteniendo a los corredores con menos de un intento de base robada cada nueve entradas mientras que él ha extinguido a 4 de los 11 intentos con él detrás del plato hasta ahora.

Los Indios podrían tener que lidiar con otros problemas para repetir el éxito que tuvieron la temporada pasada, ¿Pero Carlos Santana en tercera base? Por ahora, ese no es uno de ellos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Pujols a cuatro de los 500
VIDEOS RELACIONADOS video
Luego de conectar su cuadrangular 496 de por vida, uno puede sentir algo de alegría por Albert Pujols. Sea que gane mucho dinero o no, el toletero de los Angelinos de Los Angeles había lucido lejos de su forma como el mejor pelotero del deporte. Pero aparentemente se ha curado por completo de su fascitis plantar del año pasado que degeneró en un desgarro de la planta del pie, lo que terminó de forma temprana su temporada con los peores números de su carrera: Su tasa más alta de rodados, sus menores números de poder (tanto en slugging como en Poder Aislado). Y no es difícil ver como un débil Pujols era más propenso a que intentara batear el pitcheo que quisiera el lanzador, lo que contribuyó a su menor tasa de boletos gratis y de promedio de bateo de pelotas en juego.

Pero eso fue el año pasado, y su reciente racha de cuatro cuadrangulares en seis juegos es un lindo recordatorio de lo que Pujols puede hacer cuando está bien plantado en sus dos pies. Y más importante aún, cuando puede afirmar bien sus pies y utilizar bien el poder de su parte inferior que produce uno de los mejores bateadores de poder en cualquier posición, y más aún en la primera base.

Echemos una mirada rápida a sus zonas calientes entre su temporada 2013 aquejado por lesiones y lo que va del 2014 hasta el partido del lunes, y verán una gran diferencia entre el tipo que tuvo problemas para batear el año pasado y el tipo cuya habilidad para destruir consistentemente la pelota en la zona interior del plato lo llevará al Salón de la Fama en Cooperstown, una habilidad que parece que ha vuelto con fuerza, al menos en el inicio de esta temporada:

Albert Pujols zonas calientes 2014 2013ESPN Datos
Esto es algo bueno, porque si miramos a lo que era Albert Pujols, veremos al chico que los Angelinos pensaron que habían firmado cuando le dieron $240 millones. Pujols se asemeja a ese jugador en su primera temporada con los Angelinos, que conectó 80 extrabases. Pero quizás la clave real de su dominio era el dominio completo de Pujols de los lanzamientos en la parte de adentro de la zona de strike. Como refleja la información de Brooks Baseball en Baseball Prospectus, de 2007 a 2012, los lanzadores quizás intentaban lanzarle bajito y afuera, pero él consistentemente dejaba pasar esos lanzamientos, ofreciendole apenas 184 de 1,422 pitcheos (de forma abrumadora la mayor cantidad de pitcheos lanzados hacia él). De forma más frecuente, eso forzaba a los lanzadores a pitchearle en la zona ante él, donde con regularidad él los hacía pagar el precio. Ese mapa de contraste de zonas calientes de 2013/2014 es un lindo recordatorio del viejo Pujols.

Pero ese no es el único recordatorio de que el Gordo Albert ha logrado regresar en el tiempo últimamente: Él logró completar una doble matanza 3-6-3 ante los Atléticos el lunes, y si ustedes crecieron pensando que un joven Eddie Murray o un limpio Keith Hernández eran lo mejor en defensiva en la primera base, no pueden dejar de amar el tipo de juego de pies y la anticipación alrededor de la base del ex ganador del Guante de Oto.

Quizás sea demasiado fácil el decir que la fascitis plantar del año pasado pertenece al año pasado, pero si Pujols ha logrado extender por algunos años adicionales su esperada mudanza al puesto de bateador designado con los Angelinos, tanto mejor. Más importante aún, cuando los Angelinos le dieron a Pujols su acuerdo de 10 temporadas, eso es lo que ellos esperaban. No por siempre, y no en el terreno, pero ellos firmaron a Pujols para ser el tipo de jugador franquicia con un bate que los puede cargar ofensivamente.

Recuerden, cuando los Angelinos lo firmaron, todavía era materia de especulación cuán grande podría llegar a ser Mike Trout. Si Pujols no se convierte en un viejo apartado económico del que tenga que disculparse prontamente Arte Moreno, sino que logra varias temporadas más como la que consiguió en su iniciación en la Liga Americana en el 2012, esa es una parte de la alineación con la que se puede ganar. Los Angelinos, que tienen pendientes series fuertes ante los Atléticos, Nacionales y Yankees, no pueden contar con que Trout va a estar encendido todo el tiempo, no sea que terminen cavando un agujero del que les sea muy difícil salir en los próximos meses.

Por encima de todo, los Angelinos necesitan que Pujols envejezca con gracia, que le diga al Padre Tiempo que aguante su azote un año más, o quizás cuatro. Ellos necesitan un buen segundo acto como Angelino de Anaheim para añadir lustre a su carrera hacia el Salón de la Fama, no para empañarla. En resumen, ellos necesitan a Albert Pujols. Todo lo que se necesitaba era una racha caliente como esta para recordarles a ellos que todavía lo tienen en sus filas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Parece ser que la noche del jueves no fue la primera vez que Michael Pineda había utilizado alguna sustancia extraña en su mano. Como se puede ver en la foto arriba en su primera salida del año en Toronto, luce como que tenía resina de pino en la palma de su mano.

Ya que ese juego se llevó a cabo bajo techo en Toronto, Pineda no puede utilizar la excusa del clima frío. Una rápida mirada a las fotos de sus días con los Marineros en el 2011, no revela nada sospechoso, así que cualquier cosa que Pineda pueda estar o no utilizando aparenta ser nueva.

"Yo no utilizo resina de pino", dijo Pineda luego del partido. "Es sucio. Yo sudo demasiado en las manos entre entradas". Suena un poco como la excusa que el lanzador de los Medias Rojas Clay Buchholz utilizó el año pasado cuando su antebrazo lució demasiado brillante.

A modo de referencia, aquí les mostramos la regla 8.02(A):

El lanzador no podrá --

(4) aplicar una sustancia extraña de ningún tipo a la pelota

(6) lanzar una pelota alterada de la manera descrita en la Regla 8.02(a)

Penalidad: El lanzador sera expulsado inmediatamente de juego y suspendido automáticamente.

Michael Pineda Marineros
Peter G. Aiken/USA TODAY SportsCuando Pineda lanzaba para los Marineros en 2011, no lució nada extraño en su mano.
En el 2012, el relevista de losRays de Tampa Bay Joel Peralta fue expulsado de juego y suspendido por ocho partidos luego de que se le encontrara resina de pino en su guante. El abridor de los Medias Rojas Jon Lester lució una extraña sustancia color verde en su guante en octubre pasado. Por supuesto, Pineda no fue expulsado de juego, así que no está claro si podría enfrentar una posible suspensión.

Como escribió Buster Olney en su blog hoy, esa podría ser la razón por la que los Medias Rojas no protestaron por la sustancia extraña en la mano de Pineda: Todo el mundo hace algo para lograr mejor agarre de la pelota.

La resina de pino de una de las maneras que se usa para lograr mejor agarre de la pelota. También se usa bloqueador solar, lo que parecía que estaba utilizando Buchholz en mayo pasado cuando el narrador de los Azulejos Jack Morris le acusó de lanzar la pelota ensalivada. A la luz del incidente de Buchholz, el reporter de Yahoo Jeff Passan reportó que, de acuerdo a sus fuentes, la mayoría de los lanzadores utilizan bloqueador solar en aerosol.

Passan escribió:

Dos lanzadores veteranos y una fuente cercana a los Medias Rojas le dijeron a Yahoo! Sports que cerca del 90 por ciento de los lanzadores de Grandes Ligas utilizan alguna forma de bloqueador solar en aerosol  casi siempre la marca BullFrog  el que combinado por tez rubia le da un agarre superior de la pelota. ...

... "Yo no entiendo la diferencia entre BullFrog y que los bateadores utilicen resina de pino", dijo el lanzador dela Liga Nacional. "No hay ninguna diferencia. El lanzador necesita mejor agarre para que sepa dónde va la pelota y que no golpee al bateador en la cabeza.

"Nunca he escuchado que afecte el movimiento de la pelota. Solo los rayazos en la pelota pueden causar algo así".

Aunque la mezcla con BullFrog podría no lograr movimiento antinatural de la pelota, los lanzadores admitieron que una vez logran dominar su uso  las pelotas quedan tan pegajosas que podrían rebotar a cinco pies del plato, por lo que toma tiempo el dominar su uso  incuestionablemente les ayuda. A mayor agarre de la pelota, más confiado puede estar el lanzador al soltar el envío. Mientras más se quede la pelota en sus dedos, mejor final tendrá su pitcheo.

Y en cuanto a la cita sobre los bateadores, el lanzador no menciona un punto obvio: Es legal que los bateadores utilicen resina de pino; es ilegal que un lanzador utilice una sustancia extraña.

Lo que nos lleva a pensar un poco: ¿Acaso el declive de la ofensiva en años recientes se puede deber a la proliferación del uso de bloqueador solar en aerosol? ¿Acaso es esta la razón por la que los lanzadores están en su mejor forma en los últimos 25 años? ¿Acaso es el BullFrog (o la resina de pino) para los lanzadores como fueron los esteroides para los bateadores?

A medida que la ofensiva sigue cuesta abajo, tal vez sea hora de que las Grandes Ligas se preparen para lidiar con otra oleada de abuso de sustancias.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No quiero sonar demasiado dramático aquí, pero ¿están en problemas los Angelinos de Los Angeles? Josh Hamilton estará fuera de seis a ocho semanas luego de desgarrarse un ligamento de su pulgar al deslizarse en la primera base el pasado martes.

Esto llega en un momento particularmente complicado para los Angelinos por lo siguiente: (A) Hamilton estaba teniendo un buen inicio de temporada, con números de .400/.545/.741 y sin perseguir demasiadas pelotas fuera de la zona de strike (27 por ciento versus 38 por ciento el año pasado); (B) ellos tienen marca de 4-5, con tres de las cuatro victorias ante los Astros; (C) ellos han tenido malos inicios de temporada en los pasados dos meses de abril que causaron huecos imposibles de superar en el resto del camino (9-17 el año pasado, 8-15 en 2012); (D) Albert Pujols todavía no ha lucido lo suficientemente bien como para cesar las preocupaciones de que sigue en declive; (E) Es posible que finalmente estemos viendo a Raúl Ibáñez ponerse viejo.

OK, calmémonos por un segundo. Solo van nueve juegos de la temporada, así que no hay necesidad de entrar en pánico. Incluso si Hamilton se perdiera ocho semanas  entre 45 y 50 juegos  no es una lesión que acabe con su temporada. Tomando en cuenta su inicio de campaña, el sistema ZiPS proyecta a Hamilton con un WAR de 3.3. El equipo subió a J.B. Shuck, quien probablemente conforme un comité en el jardín izquierdo con Collin Cowgill durante la ausencia del toletero. Shuck tuvo un WAR de 0.5 el año pasado mientras jugaba 129 partidos pero se proyecta basicamente como un jugador de nivel de reemplazo (al igual que Cowgill). Así que reemplazar a Hamilton con un comité de nivel de reemplazo por un tercio de la temporada vale casi una victoria. Claro, un valor de una victoria puede afectar, pero está lejos de ser una lesión devastadora, asumiendo que Hamilton vuelva de la misma sin mayores inconvenientes.

Los mayores problemas de los Angelinos podrían estar en otro lado, o al menos con cualquier otro pelotero que no se llame Mike Trout. Pujols batea .250/.308/.528, pero de nuevo, apenas han pasado nueve juegos, y seis de sus nueve hits han sido extrabases. Ibáñez, de 41 años, y quien firmó para ser bateador designado, batea apenas .192 con 10 ponches, pero sabemos que él es un extraordinario bateador por rachas. Otros jugadores han tenido inicios lentos de temporada. De nuevo: es temprano. El pitcheo tampoco ha lucido demasiado bien, aunque Tyler Skaggs sí lanzó bien en su primera apertura.

Estas próximas semanas podrían ser cruciales, especialmente considerando el calendario que tienen por delante. Los Angelinos se medirán a los Mets en una serie de tres juegos a partir del viernes, pero sus siguientes 21 juegos luego de esa serie serán ante equipos que terminaron por encima de los .500 la pasada temporada (Atléticos, en Detroit, en Washington, en NY ante los Yankees, Indios, Vigilantes, Yankees). Eso será hasta el 7 de mayo. Pienso que para esa fecha tendremos una idea más concreta de que esperar sobre los angelinos y si Trout ha podido recibir mucha ayuda de parte de sus compañeros de alineación.

P.S.: ¿Y qué tal Kendrys Morales?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


1. Durante el entrenamiento primaveral, Yu Darvish, el as de los Texas Rangers, admitió que él estaba trabajando en unas ligeras modificaciones en su mecánica, en un intento para evitar una recurrencia en el problema del nervio en el área de la espalda baja y los glúteos que surgió el pasado septiembre.

Todavía se desconoce si eso tuvo algo qué ver con la tensión en el cuello que lo dejó fuera desde el 16 de marzo, y que lo forzó a perderse su salida en el Día de Apertura, debido a la naturaleza dudosa del supuesto origen del problema ("Dormí en una mala postura", señaló Darvish).

Al final, él se perdió solamente una apertura, lo que fue suficiente para poner a los aficionados de los Vigilantes en un estado menor de pánico, considerando que la rotación en la semana de apertura ya no contaba con Derek Holland y Matt Harrison.

Darvish volvió el domingo tras no lanzar en tres semanas y lució como el hombre que muchos pronosticaron ganaría el Premio Cy Young, sin duda calmando al menos los nervios de los aficionados de los Vigilantes y de la gerencia. Él lanzó siete innings sin permitir carrera, en la victoria 3-0 sobre los Rays, un esfuerzo eficiente de 89 lanzamientos que incluyó solamente una base por bolas. De 89 lanzamientos, 65 fueron para strikes, y maniató a los Rays, que se fueron de 10-0 con corredores en posición de anotar.

Él no fue necesariamente poderoso, promediando 91.7 millas con su recta, y con una velocidad máxima de 95.1 millas, pero quizá este es el nuevo Darvish, alguien que lanza strikes, que busca economizar en su conteo de lanzamientos para evitar bases por bolas y durar más en los partidos.

"Parece que ellos son muy agresivos, así que intenté no excederme en mis lanzamientos y ser cuidadoso con mi control", señaló Darvish. "Esa fue la clave de mi éxito Fui agresivo lanzando strikes. Me sentí como si estuviera lanzando en el entrenamiento primaveral o en cualquier otro partido. No sentí nada inusual".

Aunque Darvish logró solamente seis ponches, mostró por qué es tan difícil batearle los seis ponches llegaron con dos rectas, dos curvas, un slider y un cambio a Wil Myers. Es ese cambio lo que podría ser un arma nueva para él: En todo el año pasado, lanzó 90 cambios, logrando solamente cuatro ponches. Justo lo que los bateadores quieren escuchar, sabiendo que de por sí ya es difícil estar con dos strikes preparándose para una curva o un slider.

La rotación de los Vigilantes sigue sin poder establecerse totalmente -- Colby Lewis quizá esté cerca de volver y ellos podrían usar seis abridores esta semana. La buena noticia es que los Vigilantes van 3-3 pese a su rotación improvisada y a que han conectado solamente un cuadrangular. Ellos juegan contra los Medias Rojas y los Astros esta semana, pero necesitarán que la rotación esté lista lo más pronto posible, ya que enfrentarán siete veces a los Marineros y seis a los Atléticos antes del final del mes.

Darvish bromeó que él lanzaría fenomenal en cada ocasión si tuviera tres semanas entre cada apertura. Los Vigilantes esperan que él lance bien cada cinco días.

2. El resultado más impresionante del fin de semana fue que los Cerveceros llegaron a Boston y barrieron a los Medias Rojas con marcadores de 6-2, 7-6 (en 11 entradas) y 4-0 el domingo. Los Medias Rojas fueron barridos solamente una vez en toda la temporada pasada una serie de tres juegos en Texasy blanqueados solamente tres veces en Fenway Park durante la temporada regular.

Yovani Gallardo ponchó solamente a tres en 6 entradas y 2 tercios, pero no concedió pasaportes y logró 11 outs vía roletazos, comparados con cuatro mediante elevados. Él no ha permitido carrera en sus primeros dos inicios. Gallardo batalló el año pasado y aunque su velocidad no es igual que la de la campaña previa, al menos está lanzando strikes de inicio.

La mala noticia para los Cerveceros, por supuesto, es la lesión en el pulgar de Ryan Braun, la cual no ha sanado totalmente desde la temporada anterior, cuando la lesión afectó su poder y eventualmente lo mandó a la lista de lesionados (antes de su suspensión).

Pegó dos sencillos el domingo, para elevar su promedio a .150, pero él no tiene ningún extra-base en (la pequeña muestra de) 21 apariciones al plato. Recuerden, cuando Braun estaba logrando estadísticas monstruosas en 2012, los Cerveceros encabezaron la Liga Nacional en carreras anotadas. Si van a contender por un sitio en playoffs, más vale que el problema en el pulgar no se quede merodeando.

Robinson Cano
Kirby Lee/USA TODAY SportsCanó luce cómodo en su rol de líder en Seattle
3. Observé bastante de los Marineros esta semana, y hubo bastantes cosas positivas para analizar mientras se iban con récord de 4-2 en gira: dos salidas dominantes de Felix Hernandez, una de James Paxton, buen bateo de Justin Smoak y Dustin Ackley. Robinson Cano bateó un discreto .391/.500/.478 mientras intenta conseguir su primer cuadrangular. Él ya obtuvo tres bases intencionales, ya que los Angelinos y Atléticos decidieron lanzarle mejor a Smoak.

Los tres pasaportes llegaron en situaciones convencionales de base intencional: Dos outs, corredor en segunda/corredores en segunda y tercera. Smoak se fue de 3-1, con un doblete que limpió las almohadillas. De todas formas, por el momento, parece que los rivales eludirán a Canó cada que les sea posible. Lo más positivo con Canó quizá haya sido su doblete con mucho esfuerzo el domingo, luego de que pegó sencillo al jardín central y aprovechó que Coco Crisp trotaba para recoger la pelota. Ese es el Canó que la prensa de Nueva York afirma que no existe. Es una jugada, pero quizá una señal de que Canó aceptará ser el líder de los Marineros.

4. Mark Trumbo pegó cuadrangular por cuarto partido consecutivo el domingo, en la victoria de los Diamondbacks 5-3 sobre los Rockies, apenas su segunda victoria en nueve partidos, y que los tiene con el peor récord en las Mayores. Aunque Trumbo tiene cinco jonrones y 13 carreras remolcadas, y Paul Goldschmidt está demoledor, la ofensiva de Arizona en su mayoría ha batallado, promediando menos de cuatro carreras por juego.

Los Rockies le dieron la base intencional a Trumbo con corredor en tercera y un out el domingo, para lanzarle a Miguel Montero, quien bateó para doble matanza ante Brett Anderson. El OPS de Montero cayó de .820 y .829 en 2011 y 2012 a .662 en 2013. Él y Gerardo Parra son los únicos zurdos que actúan de forma regular en la alineación de los D-Backs, y ellos necesitan al viejo Montero, no a la versión de 2013.

5. Vi los últimos innings de la joya de Chris Tillman para vencer a los Tigres, y él lució bastante bien, permitiendo una carrera de nuevo tal y como lo hizo en su salida en el Día de Apertura. Él no pudo terminarla, consiguiendo un out en la novena antes de ser relevado por Tommy Hunter, pero él retó a los Tigres -- 74 de sus 113 lanzamientos fueron rectas e hizo un buen trabajo al mover la recta contra los bateadores zurdos (en la mayoría de las ocasiones, él lanza la recta hacia la esquina de afuera contra los bateadores derechos).

Sin querer sonar exagerados, fue una gran victoria para los Orioles, ya que 2-4 suena mucho mejor que 1-5. Los Orioles tienen uno de los calendarios más complicados de las Mayores durante abril, ya que solamente seis de sus primeros 27 juegos son contra equipos que terminaron por debajo de .500 el año pasado y esos seis son contra Toronto, que no es ningún pan comido, así que deben asegurarse de que no estén sepultados antes de mayo.

6. Esta no fue del domingo, pero espero que no se hayan perdido el monstruoso cuadrangular de Giancarlo Stanton el viernes ante Eric Stults. El Rastreador de Cuadrangulares de ESPN estimó que el cañonazo viajó 484 pies, 31 pies más que el segundo jonrón más largo hasta el momento. El cuadrangular más largo del año pasado fue el cañonazo de 486 pies que pegó Evan Gattis para los Bravos el 8 de septiembre ante Cole Hamels.

Los Marlins perdieron el domingo, pero arrancaron la temporada 5-2. Stanton batea .345/.406/.655, y en cuanto a esos temores de que no le lanzarían, él no ha recibido una sola base intencional hasta el momento.

7. Derek Jeter rebasó a Paul Molitor para ocupar el octavo sitio de todos los tiempos en hits. De muchas formas, ambos son idénticos como bateadores, con swings cortos y compactos, y a ambos les gustaba batear para la banda contraria. Jeter tiene una línea estadística de por vida de .312/.381/.446 con 256 cuadrangulares, mientras que Molitor bateó .306/.369/.448 con 234 vuelacercas. El OPS ajustado de Molitor es ligeramente mayor, 122, comparado con el 117 de Jeter. Molitor se ponchó el 10.2 por ciento del tiempo comparado con el 14.7 por ciento que promediaba la liga durante su trayectoria; Jeter se ha ponchado 14.7 por ciento del tiempo, contra un promedio de 17.4 por ciento de la liga.

Derek Jeter
Bob Levey/Getty ImagesDerek Jeter pasó al octavo lugar de hits de todos los tiempos, pero los Yankees necesitan poder
Jeter tiene la mayor cantidad de imparables ante Tim Wakefield (36) y entre los pitchers a los que ha enfrentado al menos 40 veces, él tiene el promedio más alto contra Bruce Chen (.429). (Él también bateó un impresionante .413 contra Johan Santana. Molitor logró 33 imparables ante Jack Morris y Roger Clemens (y bateó por encima de .300 ante ambos), y pulverizó a Erik Hanson (.482) y Walt Terrell (.477).

8. Los Yankees tienen un cuadrangular en seis partidos, conectado por Brett Gardner en la victoria del domingo sobre los Azulejos. ¿El poder es un problema para los Yankees? Mark Teixeira fue a la lista de lesionados el fin de semana, lo que significa que en realidad tendrán que apoyarse en el veteranos Alfonso Soriano (38 años) y Carlos Beltran (37 años) para los batazos de poder. ¿Quién encabeza al equipo en extra bases? Yangervis Solarte. Por supuesto.

9. B.J. Upton: Hey, al menos no se ponchó el domingo durante la derrota 2-1 contra los Nacionales. Pero se fue de 4-0 e inició con una línea estadística de .120/.120/.140 con 11 ponches en 25 apariciones al plato. Hasta el momento, Fredi González lo ha colocado como segundo en el orden al bat en los seis partidos. Es muy rápido para caer en pánico, pero díganle eso a los aficionados de los Bravos.

10. Hablando de preocupaciones, ¿los Angelinos deberían estar así respecto a Jered Weaver? En dos aperturas, los bateadores tienen un slugging de .600 contra él y los Astros lo castigaron con cuatro cuadrangulares el domingo. Los cuatro jonrones llegaron con cuatro lanzamientos distintos: Jason Castro con un cambio en cuanta de 3-1, Matt Dominguez ante un slider en cuenta de 3-2, Jesus Guzman en una recta con cuenta de 0-1 y Alex Presley ante una curva en cuenta de 0-1. La velocidad de su recta, como tal, ha promediado 86.0 millas, muy parecido a las 86.5 del año pasado.

Como todos estos resultados de la primera semana, no hay que exagerar, pero si Weaver no es una piedra angular de la rotación, los Angelinos estarán en problemas. Ellos marchan 2-4, anhelando evitar los horribles inicios de abril que han tenido en las últimas dos campañas.

Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


¿Reaccionar con exageración después de unas series? ¡Claro que vamos a tener una reacción exagerada! Todos somos aficionados al béisbol. No es divertido si sólo se mencionan cosas como "una muestra de pequeño tamaño" y "echaremos un vistazo en dos meses". Así que ¿Qué tenemos que aprender después de una serie? Aquí hay algunas tendencias y cosas para ver, empezando con Evan Longoria.

El tercera base de los Rays se fue de 2-4 en la victoria de Tampa 7-2 sobre Toronto, conectando un cuadrangular productor de tres carreras, su primer jonrón de 2014. Así que este es el trato con Longoria: Si alguien va a romper el dominio absoluto de Miguel Cabrera-Mike Trout rumbo a la conquista del galardón por el MVP de la Liga Americana, Longoria es el candidato más probable. Considerando sus méritos:

Evan Longoria, David DeJesus, Ben Zobrist
Kim Klement/USA TODAY Sports¿En este año Evan Longoria pondrá todo junto para los Rays?

1. ¡Tiene un inicio caliente! Nuestro chico está bateando .400

2. Él está bien. No incluyendo el 2012, cuando participó en 72 juegos, finalizó quinto, sexto, tercero y cuarto en WAR entre los jugadores de posición de la Liga Americana y finalizando tres veces dentro de los diez mejores al MVP.

3. Los Rays son una buena apuesta para llegar a la postemporada. Los votantes al MVP adoran eso.

4. Longoria es un tipo productor de carreras, promediando 110 impulsadas por 162 juegos en su carrera. Los votantes al MVP aman algunas carreras producidas.

5. Pudo haber alcanzado más de 88 carreras el año pasado, cuando bateó .264 con sólo cuatro jonrones con corredores en posición (22 de sus 32 jonrones vinieron con las bases vacías).

De verdad, así como Longoria ha estado bien, estamos esperando una especie de temporada monstruosa ¿No es así? Tal vez sea injusto decir algo como el mejor de todos los jugadores en la liga (¿Vieron el juego que ofreció la otra noche?), pero Longoria bateó .294 en 2010 y sólo .259 la campaña anterior, cuando su porcentaje de ponches se incrementó a 23.4 por ciento, fácilmente su marca más alta desde su campaña de novato. Si reduce el número de ponches, puedo ver que ese promedio puede subir más de .300 por primera vez en su carrera y las carreras impulsadas suban a más de 100.

Otros pensamientos producto de ver varias horas de béisbol en los recientes días:

Si se mantienen sanos, los Gigantes van a tener la mejor ofensiva en la Liga Nacional. El jueves, anotaron cinco carreras en ocho innings para derrotar a los Diamondbacks por 8-5. Angel Pagan es un sólido líder de bateo, y Brandon Belt, Buster Posey, Pablo Sandoval y Hunter Pence proporcionaron carne jugosa al orden. Había mencionado a Belt como un tipo que me gustaría que tuviera una temporada de rompimiento, y conectó su tercer cuadrangular. Pence parece que irá mejor conforme más alto use sus pantalones en las piernas. Posey no puede caerse como lo hizo en la segunda mitad del año pasado. Sandoval batea y come y batea un poco más.

El bullpen de los Angelinos y los Filis lucen como un desastre. Los Marineros apalearon a cada relevista que los Angelinos que mandaron para su serie y el equipo de Los Ángeles están en la mira de estelarizar otro mal inicio en abril: luego de la marca de 9-17 del año pasado, 8-5 en 2012. Jonathan Papelbon lucía como el caparazón de su anterior estante en conseguir una paliza como la del otro día.

Jim Johnson, Bob Melvin
Thearon W. Henderson/Getty ImagesJim Johnson podría engancharse de su papel como cerrador.

¿Qué tanto les llevará a los A's adherirse con el cerrador Jim Johnson? De acuerdo, lideró la Liga Americana en salvamentos y fue segundo en derrotas por relevo. Tiene dos derrotas, no es un lanzador de ponches y los A's tienen otros buenos relevistas. ¡Nunca es demasiado temprano para entrar en pánico por un cerrador!

¿De todos modos, en cuántos cerradores tienes depositada tu entera confianza justo ahora? Con juegos de bajo número de anotación, carreas apretadas por el banderín, la labor de rescate decidirá uno o dos títulos divisionales. Tuvimos seis rescates estropeados el miércoles. Los D-Backs escupieron ese juego el jueves. Los Rockies echaron a perder una ventaja de ocho entradas con ventaja con los Marlins. Y así sucesivamente. Días un poco ásperos para los bullpens (en contraste con los abridores, quienes generalmente han dominado).

Un joven lanzador que todavía no deja una huella para ser seguido: James Paxton de Seattle mostró cosas electrizantes en su primera apertura, ponchando a nueve y lanzando a 97 millas por hora en su última entrada.

Con Clayton Kershaw perdiéndose algunas aperturas, el nuevo favorito al Cy Young en la Liga Nacional es: José Fernández. Debe ser más visto en televisión, Pedro en su estelar mirada dulce. Su apoyo para correr será un problema, pero así las cosas, el aplomo y la confianza son las de un veterano sabio, no de un chico de 21 años.

En caso de dudas, Michael Wacha es sin duda el acuerdo más seguro. Su cambio es Pedro en su desagradable estelaridad. Los Rojos se fueron de 0-10 con cuatro ponches en su contra.

El veterano Alex González no será el último paracorto de los Tigers. No tiene simplemente el alcance para jugar ahí. ¿Stephen Drew se bajará?

Un dirigente en la silla caliente: Kirk Gibson. Los Diamondbacks tienen un inicio de 1-5, y nueve de sus próximos 15 juegos son en contra de los Dodgers (seis) y Gigantes (tres). Si los D-Backs puede evitar hacer el hoyo más grande, el calendario se le pone un poco más fácil el 21 de abril, cuando jueguen 19 duelos consecutivos en contra de equipos que finalizaron debajo de .500 en 2013.

Tyro Zack Wheeler no es Matt Harvey. Se mantienen las expectativas de los aficionados de los Mets.

Vamos a ver muchos cambios este año. No tengo los números seguros, pero la evidencia anecdótica sugiere que los cambios en el infield tomarán la delantera. Esperando los promedio de bateo para continuar en picada como resultado.

Como agente libre, Max Scherzer va a hacer mucho dinero en el receso de temporada.

Espero que B.J. Upton se arregle, pero tengo mis dudas. Seis ponches en sus primeras 12 apariciones en el plato.

El primera base de los Bravos, Freddie Freeman va a tener un alto BABIP de nuevo. Conecta a todos lados del campo, buen balance entre atacar bolas rápidas temprano en la cuenta y más tarde esperando por su lanzamiento en la cuenta. Será un candidato al MVP de nuevo.

Claramente Emilio Bonifacio (¡Once hits en tres juegos!) es el mejor jugador en la Nacional. De acuerdo, en serio: ¿Los Reales no pueden buscar un lugar para este chico en el roster? ¡Ned Yost, todo el mundo!

El novato Xander Bogaerts ya está listo. Está bateando .556 con tres pasaportes y un ponche en tres juegos. Tal vez adquirir poder le llevará uno o dos más para mostrar en totalidad, pero su madurez, la disciplina al aproximarse al plato está en camino de convertirse en una estrella.

Dave Cameron de FanGraphs sugirió esto y no es indignante: Con José Reyes lesionado, Brad Miller puede ser el mejor paracorto en la Liga Americana. O tal vez Bogaerts. Podría ser Bonifacio, ¡Si únicamente los Reales lo siguen ayudando!

El mejor equipo en el béisbol: Los Marineros... ¿Es muy temprano?

Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Umpires revisando una jugada cerradaJustin K. Aller/Getty ImagesUmpires de 2ª y 3ª base, John Tumpane y John Hirschbeck, revisan una jugada cerrada en PNC Park.
Han pasado cuatro días desde que el uso expandido de las repeticiones fue implementado y yo me siento como si me hubiese estrellado contra la pared de ladrillos de Wrigley antes de que la hiedra fuese plantada.

Me duele la cabeza al intentar entender algunas de las reglas nuevas y sus consecuencias. Estamos consiguiendo que más cobros sean correctos -- algo tan admirable como necesario -- pero todavía estamos siendo testigos de instancias de controversia y confusión. El problema es que el año pasado nosotros simplemente podíamos culpar a los umpires, ¿y qué es más tradicional que eso? (Lo siento, umps). ¿Ahora a quién le gritamos? ¿A los umpires? ¿A los umpires que repasan las jugadas desde Nueva York? ¿Al manager de tu equipo por desperdiciar al desafío de tu equipo en una jugada cobrada correctamente? ¿A los camarógrafos por no conseguir el ángulo perfecto de la jugada? ¿A Joe Torre? ¿Alex Rodriguez?

Ten cuidado con lo que deseas. Deberíamos haber sabido por nuestra experiencia viendo partidos de la NFL que las repeticiones no iban a ser un éxito indiscutido, pero eso no quiere decir que los primeros días no hayan sido frustrantes.

El miércoles, por ejemplo, los Piratas iban ganando contra los Cachorros por 2-0 en la octava entrada cuando los Cachorros llenaron las bases con un out. El batazo de Nate Schierholtz fue hacia el segunda base Neil Walker y los Piratas ejecutaron una doble matanza 6-4-3. El lanzador de los Piratas Mark Melancon festejó con el punio cerrado, creyendo que él se había escapado del problema.

Excepto que el lanzamiento de Walker para el campocorto Jordy Mercer se fue desviado de la segunda base y las repeticiones demostraron que Mercer no había pisado la base. Rick Rentería, manager de los Cachorros, salió a protestar. Los umpires consultaron con el centro de operaciones donde se repasan las repeticiones y la jugada fue enmendada, dándole a los Cachorros su primer carrera del juego.

¿Simple, no? No tan rápido. Las reglas de la repetición dicen que la jugada del vecindario en segunda base -- cuando el defensor puede dejar la base una fracción de segundo antes para no ser atropellado por el corredor que se avecina -- no es revisable. Por otro lado, la jugada forzada si lo es. Las dos cosas se contradicen ya que la jugada del vecindario también es forzada.

Yo diría que en este caso los umpires hicieron lo correcto. Mercer no pisó la base no porque haya estado eludiendo al corredor, pero debido a que Walker le pasó mal la pelota. Eso la convirtió en una jugada forzada, no una de vecindario. El veredicto terminó impactando al juego ya que los Cachorros anotaron su segunda carrera en la novena entrada para empatar el juego y mandarlo a las entradas extras (los Piratas terminaron llevándose la victoria en 16).

Torre, el vicepresidente ejecutivo de Operaciones de la MLB, estaría de acuerdo con esa teoría. Durante una entrevista con ESPN la semana pasada, él dijo que "Existe una jugada en segunda base conocida como la jugada de vecindario, la cual en realidad consiste del segunda base o el campocorto lanzando para una doble matanza sin quizás tocar la base al mismo tiempo en que él tiene la pelota. Esto es parte de una negociación con la asociación de jugadores así varios defensores no se ven obligados a quedarse ahí y posiblemente lesionarse ante la barrida. Así que no es algo donde alguien está estirándose para atrapar la pelota. Eso sería revisable -- cualquier tipo de lanzamiento alto que lo pueda haber sacado de la base".

Así que enmendar el cobro fue definitivamente lo correcto. De todas formas, hubo un poco de controversia por Twitter sobre la jugada de vecindario siendo revisada. También existió otra controversia más temprano ese mismo día cuando Adam Eaton, el jardinero central de los Medias Blances, atrapó o dejó caer a un batazo de rutina que estaba en el aire mientras cambiaba la pelota hacia su mano libre. La jugada fue originalmente cobrada como atrapada pero luego se cambió a un error a pesar de que las repeticiones no parecían ofrecer evidencia irrefutable sobre Eaton perdiendo el control de la pelota. Trevor Plouffe, el corredor que estaba en primera base, fue movido a segunda a pesar de que él había regresado a primera base.

Todo esto sucedió además de la jugada en el plato durante el partido del martes entre los Gigantes y los Diamondbacks, la cual Bruce Bochy no pudo desafiar debido a que él ya había utilizado su desafío en una jugada anterior. También está la difícil jugada en el plato durante la cual los corredores ya no pueden bajar el hombre a propósito para derribar al catcher, pero los catchers tampoco se supone que pueden bloquear el plato intencionalmente. Buena suerte intentando descifrar algunas de esas jugadas (aunque el béisbol universitario ha logrado jugar sin problemas con la prohibición de choques en el plato).

Así que estamos aprendiendo que la repetición no va a ser un sistema perfecto. Las demoras, que generalmente son cortas, en realidad sí parecen darle una pausa poco natural al juego, pero considerando que este es un deporte en el que Josh Beckett se puede tomar 30 segundos o más entre lanzamientos o en el que los bateadores pueden alejarse de la caja de bateo y recitar el poema "Kubla Khan" de Coleridge mientras se ajustan los guantes, no deberíamos quejarnos demasiado.

Yo sí, sin embargo, ya extraño a los managers gritándole a los hombres vestidos de azul, aun si esto pronto va a parecer una reliquia del pasado del béisbol, como las paredes sin hiedra de Wrigley.

Etiquetas:

Beisbol, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Bienvenido, Tim Hudson, aún cuando te ves un poco extraño en ese uniforme de los Gigantes.

En un día y una noche de actuaciones magistrales de abridores, la de Hudson fue quizás la mejor de todas. Haciendo su primera salisa desde que una fractura de tobillo terminara su temporada en julio pasado, el debut de Hudson con los Gigantes fue brillante, ese gran sinker enterrándose en las profundidades y provocando que los Diamondbacks abanicaran la brisa y batearan rolas inofensivas por el cuadro.

Hudson lanzó 103 pitcheos en sus 7 2/3 de entradas, 74 strikes, y puso un cero en la columna de carreras mientras permitía tres hits y cero bases por bolas mientras los Gigantes ganaban 2-0. Quince de sus outs fueron registraos a través de de una rola (ocho) o un ponche (siete). A los 38 años y viniendo de una lesión seria, tenía que haber muchos signos de preguntas sobre qué podría traer Hudson a la rotación de los Gigantes que tuvo dificultades la temporada pasada con su as, Madison Bumgarner. ¿Cuán bueno fue? Su 'game score' de 80 fue el más alo de Hudson desde que lanzó ocho entradas en blanco con 10 ponches el 17 de septiembre de 2011.

Hudson tuvo marca de 9-7 con efectividad de 3.97 en 21 salidas para los Bravos el año pasado y los Gigantes necesitaban ese tipo de actuación, o quizás algo mejor. La rotación de los Gigantes el año pasado fue casi desastrosa, a pesar de su reputación "Ganamos-dos-veces- la-Serie-Mundial". Barry Zito y Ryan Vogelsong recibieron la peor parte del castigo, pero Matt Cain tuvo dificultadas por dos meses y la efectividad de Tim Lincecum fue también sobre 4.00. Como grupo, los Gigantes clasificaron número 22 en efectividad de su rotación y 27 en FanGraphs WAR: peor que los Mellizos y los Cachorros.

Wacha y Cingrani

Bienvenido Michael Wacha. El novato sensación de octubre del año pasado las tomó donde las dejó (bueno, ignoraremos esa última salida de la Serie Mundial) con 6 2/3 entradas sin carrera, tres hits permitidos y siete ponches. El cambio de Wacha fue tan dominante como la temporada pasada mientras los Rojos se fueron de 10-0 frente a él con cuatro ponches. Quizás no fue el mejor lanzador del juego, sin embargo. El también lanzador de segundo año Tony Cingrani, con su movimiento engañoso y variedad de rectas altas (75 de sus 92 lanzamientos fueron rectas, todos de ellos en la zona), estuvo sensacional por los Rojos, ponchando a nueve mientras permitía dos hits en siete entradas. Los Rojos finalmente lograron una carrera en el noveno, con un sencillo de Chris Heisey como emergente frente a Carlos Martínez con las bases llenas para ganar el partido. Con dos juegos 1-0 ya en los libros, puedes tener la sensación de que Cardenales y Rojos jugarán varios partidos tensos de baja anotación entre ellos.

Esperen, hay más

¿Qué clase de noche fue esta? Wacha y Cingrani pueden no haber sido los lanzadores jóvenes más impresionantes de la noche. James Paxton, de Seattle, quien impresionó en sus cuatro salidas en septiembre pasado, lució monumental en su victoria 8-2 sobre los Angelinos. Trabajó siete entradas en blanco con nueve ponches y dos hits, tocando las 98 millas en el radar, lanzando a 97 en el séptimo inning y provocando varias abanicadas muy feas de los Angelinos. El control de Paxton siempre ha sido un asunto cuando venía de las menores, pero 64 de sus 99 lanzamientos fueron strikes. No todos fueron en la zona del strike (42 por ciento fueron clasificados en la zona), y tuvo a los Angelinos cazando su recta a dos costuras que a menudo se salía de la zona. Su recta se le movía a los bateadores derechos y usaba su curva como su lanzamiento hacia afuera: cinco de sus nueve ponches vinieron con curvas. Los Marineros barrieron a los Angelinos de manera impresionante.

El viejo Buehrle

Entonces estuvo Mark Buehrle, quien registró apenas su segundo partido de doble dígito en ponches de su carrera con 11 ponches en la victoria 3-0 sobre los Rays, una menos de su máximo personal logrado en 2005. Contrario a Paxton, no alcanzó las 98 millas. De hecho, su pitcheo más rápido de la noche fue de 83.8 millas por horas. Como Paxton, no obstante, 42 por ciento de sus lanzamientos fuern en la zona del strike. Paxton logró que los bateadores fueran a pescar por su arsenal puro; Buehrle puso a pescar a los bateadores porque es un veterano inteligente y astuto que sabe como lanzar.

Post datas

P.D.: En juegos diurnos, Matt Garza y Aaron Harang ambos llevaron juegos sin hits hasta la séptima entrada.

PP.DD: Ni siquiera menciono a Max Scherzer. PPP.DDD: Los cerradores, por el contrario, estuvieron fatales. Perdieron seis oportunidades de salvamento.

Etiquetas:

Beisbol, MLB, Hudson, Tim

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Seguro, se supone que un partido no significará más que una victoria o una derrota, ¿pero alguien más piensa que Freddie Freeman no está listo para explotar? Luego de que pegó un par de cuadrangulares contra los Cerveceros el martes por la noche, vale la pena recordar que él solamente tiene 24 años y cerca del umbral de lo que se supone serán sus mejores campañas, entre el rango de 25 a 29 años.

Esto parecería fácil de decir luego de una gran noche, pero Freeman aporta un gran recordatorio de que algunos conceptos sabermétricos como regresión no aplican de forma equitativa para todos. Si piensan que el promedio de bateo en pelotas en juego ejerce una fuerza como la gravedad, esperarían que Freeman retrocediera a un más normal .300 luego de tener un BABIP de .371 el año pasado. Pero ese es el punto, Freeman es tan joven pese a tres temporadas completas en las Mayores, que su potencial para desarrollarse en algo más no puede ser descartado, especialmente luego del BABIP de .339 que consiguió en su temporada de novato, o el .359 que obtuvo a los 20 años en Triple-A.

Cuando ven lo que dicen los principales modelos de proyección acerca de su producción en 2014, como el ZiPS de Dan Szymborski (.286/.365/.477), o el PECOTA de Baseball Prospectus (.279/.350/.458), esos lucen bastante conservadores para alguien que consiguió un OPS de .897 el año pasado. De hecho, PECOTA es tan pesimista respecto a Freeman, que básicamente dice que solamente hay un 10 por ciento de probabilidades de que batee igual de bien este año.

Freddie Freeman
Jeffrey Phelps/Getty ImagesFreddie Freeman lo tiene todo para ser una estrella muy pronto
Creo que soy un poco escéptica acerca de los modelos en esta instancia. Freeman no presentó cifras inusuales en términos de cuadrangulares por cada elevado, aunque él generó un tremendo número de líneas la temporada pasada 30 por ciento, lo que es evidencia de que él está ejecutando su plan en el plato de forma consistente, algo que no es tan sencillo para repetir ante el mejor pitcheo del planeta, y que es un reflejo de habilidades. Creo que veo a sus estadísticas de BABIP y a las afirmaciones confiadas de que no existe manera de que Freeman siga obteniendo imparables en el 37 por ciento de pelotas en juego a los 23 años, y me parece que la gente hubiera dicho prácticamente lo mismo acerca de Don Mattingly luego de que consiguió un BABIP de .331 a los 23 años en 1984. Y esas predicciones, basadas en el hecho de que la mayoría de las personas sufren retrocesos, hubieran estado totalmente equivocadas. Donnie Baseball no fue hacia atrás; él apenas estaba iniciando.

Eso es porque no todos los jugadores están cortados con el mismo molde, y no todos los bateadores terminarán con una regresión al mismo nivel cuando no ejecutan tan bien en el plato. En lugar de eso, los bateadores actuarán dentro de sus rangos de posibilidad. Y viendo a Freeman, es fácil soñar acerca de por qué la órbita por la que viaja es un poco más alta que las demás, quizá un poco más alta de lo que los pronósticos sugieren, aunque quizá no tan alta respecto a la órbita en donde estaba depositando sus cañonazos en Miller Park.

La pregunta para los Bravos será qué tanto necesitarán que él sea esa persona, porque además de Jason Heyward, ¿hay alguien más en la alineación del cual esperen que dé un paso al frente y sea igual o mejor de lo que fue la temporada pasada? Quizá si Justin Upton se enciende durante tres meses y no solamente durante dos, o si B.J. Upton y Dan Uggla regresan a la tierra de los vivos, seguro, la ayuda estará ahí. Pero por más que quiero creer en Freeman (y en Heyward), si él no es esa persona actualmente, será muy difícil para los Bravos llegar a octubre y ganar una serie de postemporada.

• Una de las cosas que siempre me ha gustado de los Bravos cuando los vemos hablar acerca de su propio talento, es cómo manejan a algunos con bajo perfil y a otros de una forma totalmente opuestay luego parecen dispuestos a canjear a alguien para obtener algo a cambio que les permita pelear. Seguro, Alex Wood por ningún motivo era un éxito inesperado fue de ser la selección de segunda ronda procedente de la Universidad de Georgia en 2012, a ubicarse en el Top 10 de prospectos de la organización el año pasado, a ser el pitcher ganador el martes  pero volviendo a esa misma temporada 2012, los pitchers prospectos de los Bravos que más ruido hicieron fueron nombres como Julio Teheran, Arodys Vizcaino y Randall Delgado. Delgado fue canjeado a los D-Backs y quizá no retenga su sitio como el último hombre en su rotación, mientras que Vizcaíno fue negociado y la última vez que lo vimos, iba hacia Clase-A alta con los Cachorros. Los zurdos con rectas de 90 millas, un cambio efectivo y una curva de nudillos no crecen en los árboles, ¿y él está listo luego de menos de dos temporadas en las Menores? Luego de la salida efectiva de Teherán en el Día de Apertura, Wood dio un sencillo recordatorio acerca de lo bueno que es mandar scouts a tu propio vecindario, algo que los Bravos hacen muy bien.

No es que un partido signifique tanto, pero con Mike Minor mejorando luego de su año revelación en 2012, si los veteranos Ervin Santana y posteriormente Gavin Floyd simplemente aportan innings, turnos regulares y aperturas de calidad en más del 50 por ciento de las oportunidades, quizá el pitcheo abridor de los Bravos no sean tan malo después de todo.

• Para darle un poco de cariño a los Cerveceros, ver cómo el jardinero central Carlos Gomez pegó su primer cuadrangular de la campaña aportó otro recordatorio acerca de lo que William Gibson escribió en Wired durante los años 90, acerca de cómo el estrellato le llega cinco años tarde a una persona. Eso ojalá sea menos cierto en la actualidad, por lo acelerado que es el ciclo de noticias, pero si no se habían dado cuenta de que Gómez fue uno de los mejores peloteros en el béisbol el año pasado, no querrán llegar tarde a esta fiesta en particular. Sé que el WAR es más una sugerencia que un hecho, pero el 8.9 de WAR que Gómez tuvo la temporada anterior fácilmente superó al 7.9 de Andrew McCutchen y al 7.3 de Paul Goldschmidt para encabezar la Liga Nacional. Aunque gran parte de eso fueron los estimados de su valor a la defensiva, no creo que será complicado sugerir que durante los próximos dos años, él y McCutchen se pelearán por los trofeos en la Liga Nacional, el equivalente a Miguel Cabrera y Mike Trout en la Liga Americana.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Ustedes pueden decir que Mike Trout simplemente domina a Felix Hernández.

Ustedes pueden decir que Trout, al igual que otro ex jardinero en el Oeste de la Liga Americana de apellido Griffey, tiene cierto talento para el drama en el Día de Apertura.

Ustedes pueden decir que Trout es, ya saben, bueno para esto del béisbol.

O pueden decir que Trout expresó durante el entrenamiento primaveral que él sería más agresivo en el plato esta temporada, y luego que fue más agresivo al batear un láser ante el Rey en la primera entrada, para un cuadrangular de dos carreras entre jardín izquierdo y central, un signo de admiración en su primer partido luego de firmar una multimillonaria extensión de contrato.

El último de los puntos es el más interesante para examinar. Vean esto, la temporada pasada, Trout le hizo el swing a apenas el 37 por ciento de los lanzamientos que vio -- el promedio más bajo entre 140 peloteros regulares elegibles. Por supuesto, eso no necesariamente es algo malo, ya que Trout encabezó la Liga Americana con 110 pasaportes. Él hizo el swing al primer lanzamiento en solamente 12 por ciento de las ocasiones, que lo ubicó en el sitio 131 de esos 140 regulares. De nuevo, eso no necesariamente es algo malo, ya que eso puede ayudar a Trout a conseguir buenos conteos. Él bateó .347/.508/.571 luego de tener cuenta de 1-0.

Pero, y aquí tenemos una línea fina entre disciplina y agresión, ¿qué pasa si Trout le hace el swing a los lanzamientos correctos al principio del conteo?

Como él le dijo a MLB.com hace un par de semanas, "Pienso que lo más importante, para mí, es ser agresivo al inicio. En muchos conteos el año pasado, tomaba lanzamientos, me les quedaba viendo. Pero seré más agresivo este año. En lugar de dejar pasar uno para el primer strike, o en cuenta de 2-0, voy a hacer swings".

Contra Hernández, en la primera entrada, Trout dejó pasar una recta para la primera bola (¡paciencia!) y luego conectó un foul tip ante otra recta (¡agresividad!). El lanzamiento en cuenta de 1-1 fue un slider que quizá no se deslizó lo suficiente, y Trout la pulverizó. Ahora, el lanzamiento en cuenta de 1-1 a menudo es el lanzamiento de vencer-o-morir en un turno al bat, porque lo que ocurre en cuenta de 1-2 o 2-1 es dramáticamente distinto -- el bateador promedio en las Mayores promedió .255 en cuenta de 2-1, pero solamente .179 en cuenta de 1-2. Trout bateó .321 luego de que la cuenta llegó a 2-1, y .245 luego de que llegó a 1-2.

Entonces, el bateador inteligente sabe cuándo atacar ese lanzamiento en cuenta de 1-1. Mientras el ligamayorista promedio bateó para .331 cuando ponía en juego el lanzamiento en cuenta de 1-1, Trout bateó para .423 con siete cuadrangulares en 71 turnos. Ayuda el ser listo y talentoso.

De todas formas, un turno al bat y una declaración en el entrenamiento primaveral no significa que Trout necesariamente comenzará a pegar cañonazos como Vladimir Guerrero, incluso si no admiran su bravuconería por declarar sus intenciones estratégicas ante los pitchers rivales. Conversamos con su compañero de equipo, David Freese, en el entrenamiento primaveral acerca de la cita de Trout y él dijo que no esperaba que Trout cambiara mucho. "No es su estilo de batear", dijo Freese. "Él esperará sus lanzamientos. Seguirá obteniendo sus pasaportes".

Ante Hernández en la tercera entrada, Trout de nuevo tomó la primera bola, dejó pasar una recta de 93 millas en la esquina de adentro para un strike, y luego pegó un elevado a jardín derecho.

En la quinta, dejó pasar una recta alta para el primer strike, luego recibió una bola, le hizo el swing a un buen sinker, y pegó de foul en tres lanzamientos consecutivos antes de poncharse con un sinker en cuenta de 3-2. Enfrentando a Charlie Furbush en la séptima, tomó el primer strike y luego conectó sencillo -- con su batazo pegándole en la pierna a Furbush. Entonces, en general, el nuevo Mike Trout que es agresivo asemejó al viejo Trout, que no era tan agresivo. Pienso que Freese probablemente tiene la razón: No es tan fácil cambiar tu estilo natural. De la misma forma como Joey Votto no expandirá su zona de strike simplemente porque es una situación para producir carrera, Trout trabajará el conteo.

En resumen: Esto es algo que seguiremos observando. Trout es tan inteligente y disciplinado que la idea que asusta es que él pueda desarrollar un balance aún más perfecto entre paciencia y agresividad. Él se ponchó 136 veces la temporada pasada. ¿Si él mantiene su promedio de bases por bolas, pero agrega 40 pelotas en juego? Podría batear para .350, con 35 cuadrangulares.

Lo que... mmmhhh... podría hacer que el mejor jugador del béisbol fuera aún mucho mejor.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO